viernes, 25 de septiembre de 2020

'Nuevo reto para la banca tradicional: la financiación del lanzamiento de nuevas actividades'

  • Escrito por Ricardo Guimarães da Costa, director para Iberia de Deposit Solutions

Para muchos actores la transformación actual del mundo bancario implica a menudo la financiación de nuevas actividades. Para los neobancos y fintechs la financiación del crecimiento forma parte de la vida cotidiana, sin embargo, para las instituciones tradicionales la financiación de nuevas actividades supone un reto.

Ante el aumento de la competencia, los bancos deben innovar y ofrecer nuevos productos para penetrar en nuevos segmentos del mercado o ampliar su cartera de productos. Existen ejemplos como el caso reciente de un banco privado que lanza una nueva propuesta de financiación inmobiliaria, dirigida prioritariamente a sus clientes tradicionales aunque también con el objetivo de atraer nueva base de clientes.Claramente, se trata de una compleja ampliación que debe financiarse.

Gestionar el inicio de una nueva actividad para la banca tradicional a lo largo de varios meses o incluso años, para apoyar el crecimiento gradual de la exposición, puede ser un verdadero reto para todos los actores implicados.

El lanzamiento de nuevas actividades bancarias como el crédito al consumo o el crédito de vivienda requieren de una financiación flexible, capaz de apoyar el desarrollo de la actividad en todas sus fases. Si bien las cantidades a financiar siguen siendo pequeñas, los bancos deben garantizar una financiación diversificada, garantizando una gestión eficaz de los activos y pasivos y el cumplimiento de los coeficientes prudenciales.

Con el fin de satisfacer las diferentes limitaciones de esta puesta en marcha, las herramientas de financiación tradicionales pueden llegar a sus límites. Por ejemplo, la financiación en el mercado interbancario crea una fuerte dependencia de otros bancos y, por tanto, un riesgo sistémico, mientras que la financiación a corto plazo en los mercados monetarios no siempre permite la financiación de activos a largo plazo y puede crear un desequilibrio significativo en el balance (el llamado "gap ALM").

El uso de los mercados de bonos públicos requiere una inversión significativa para un emisor novato (rating, roadshow, implementación de un programa de emisión, etc.) y puede que sólo sea apropiado para varios cientos de millones de euros. Por lo tanto, es poco probable que apoye una actividad incipiente que tardará tiempo en generar volúmenes significativos.

En el caso de las filiales bancarias, sigue existiendo la posibilidad de obtener préstamos de la empresa matriz, pero las limitaciones reglamentarias pueden limitar este recurso, en particular con la concentración de alto riesgo que limita la exposición a una sola contraparte, incluso dentro del mismo grupo.

La prioridad de captar depósitos de ahorro

La captación de depósitos de particulares responde a los retos de la puesta en marcha de nuevas actividades. Se adapta especialmente bien a las limitaciones de la operación. Además, su flexibilidad permite ajustar con precisión los parámetros de volúmenes, vencimientos, tipos de interés y se ajusta perfectamente a las necesidades. Por otro lado, se trata de una financiación de alta calidad porque es una financiación "retail" con un impacto muy positivo en los ratios regulatorios, entre los que destacan el coeficiente de cobertura de liquidez a corto plazo (LCR por sus siglas en inglés) y el coeficiente de financiación estable neta (NSFR por sus siglas en inglés).

La captación de depósitos de particulares se convierte en financiación de alta calidad porque es retail

Un banco con una red y una gran base de clientes puede utilizar este recurso directamente, mientras que algunos bancos con modelos de negocio especializados -como el crédito al consumo o la financiación comercial- carecen de acceso natural a esta fuente de financiación, ya que generalmente no disponen de la infraestructura necesaria para captar depósitos.

Depósitos accesibles a través de la Banca Abierta

La banca abierta permite a las instituciones bancarias captar depósitos y beneficiarse de esta fuente de financiación. Por ejemplo, una plataforma como la de Deposit Solutions -la primera plataforma Open Banking para depósitos de ahorro- puede reunir a casi 100 bancos de 18 países europeos. Transforma la cadena de valor en el mercado de depósitos de ahorro ya que permite que los bancos accedan a la financiación de depósitos de clientes de otros puntos de venta en diferentes mercados, sin necesidad de establecer y operar su propia infraestructura de depósitos para estos clientes.

Por un lado, hay puntos de venta -como los bancos de clientes- que buscan ampliar la gama de depósitos disponibles para sus clientes minoristas, y por otro, hay instituciones financieras que buscan financiación. Estos últimos pueden captar depósitos de inversores particulares de distintos países sin necesidad de instalar la infraestructura correspondiente; las comisiones siguen siendo variables al 100%.

Para acceder a la financiación de depósitos, nuestro banco privado se conecta a la plataforma y tiene acceso a los clientes de un importante banco alemán para realizar sus ofertas de depósitos a plazo fijo. Esto permite abrir un nuevo canal de financiación adicional y muy flexible. Una vez conectado a la plataforma, el banco sólo tiene que gestionar esta financiación para adaptarla a sus necesidades fijando los tipos y vencimientos de sus ofertas.

Por otro lado, enfrentados a una regulación más estricta y a los retos de un entorno cada vez más competitivo con la erosión de sus márgenes en un contexto de tipos de interés negativos, los bancos europeos, donde España juega un importante papel, están sometidos a una fuerte presión.

La aparición de soluciones innovadoras, y las grandes ventajas para todos los participantes del mercado que ofrece esta plataforma, representa un activo importante para la banca tradicional. Permitiéndoles no sólo resistir estas presiones, sino también encontrar nuevas oportunidades de desarrollo a través de la financiación de nuevos productos, la diversificación geográfica, la adquisición y retención de nuevos clientes o la implementación de ofertas digitales específicas y relevantes.