sábado, 24 de octubre de 2020

"En EOI, las personas ocupan el lugar central en nuestra apuesta por la innovación, la digitalización, el emprendimiento y la sostenibilidad"

El director de EOI Andalucía, Francisco Velasco El director de EOI Andalucía, Francisco Velasco

La situación provocada por la pandemia abre nuevos caminos a la formación directiva y profesional. Hablamos de lo que está sucediendo en el presente y, sobre todo, del futuro del sector, con el director de la escuela de negocios EOI en Andalucía, Francisco Velasco. Con su habitual afabilidad, levantando la mirada para intentar ver más allá, remarca que "como escuela de negocios estamos en absoluta consonancia y en línea con las demandas de las empresas y la sociedad donde la digitalización, la sostenibilidad y la globalización, no solo son factores de desarrollo y crecimiento, sino valores que lo van vertebrando todo".

La pandemia ha incidido de pleno en el desarrollo de las actividades formativas. ¿Cómo encara la Escuela de Organización Industrial este nuevo curso con la experiencia de los últimos meses?

Tras la declaración del Estado de Alarma, la escuela se adaptó con total agilidad y rapidez a la nueva situación generada. Nuestra capacidad tecnológica (EOI cuenta con una de las plataformas digitales líderes del mercado), la implicación y compromiso de los alumnos, profesores y de todo el personal que la integra hizo posible cerrar el curso con absoluta normalidad, cumpliendo calendario y objetivos en modo online. Toda la comunidad ha realizado un esfuerzo encomiable. Y los profesores, como expertos en sus respectivas áreas, han compartido en todo momento sus conocimientos y experiencias cumpliendo nuestra máxima de "profesionales que forman a profesionales; profesionales formados por profesionales". Podemos concluir que durante este periodo hemos dado, en cada momento, la mejor solución a los alumnos. Para el nuevo curso apostamos por la formación híbrida, esto es, donde conviven en el aula, de acuerdo a las necesidades de los alumnos, alumnos presenciales, aplicando las máximas medidas de seguridad, con alumnos en remoto, de tal forma que para uno y otro la experiencia sea "indistinguible". Además de la flexibilidad que proporciona al alumno, nos permite continuar la formación en caso de que hubiese algún rebrote de la pandemia, atender a las diferentes situaciones que pueda haber en diferentes zonas geográficas del mundo, a la distinta evolución de éstas en el tiempo, etc. A diferencia de la formación puramente online, se preservan todas las bondades de la formación presencial, de interacción con el profesor, con el resto de compañeros y el entorno.

Entonces, ¿en las circunstancias actuales o futuras que se puedan dar por el virus cómo afectan al modelo formativo?

Como le digo, extremamos en todo momento y en todos los espacios de la escuela las medidas de seguridad, con un protocolo muy riguroso que tiene como objetivo la adaptación constante a las circunstancias. Hacemos especial hincapié en las medidas de higiene, de distanciamiento social y del uso obligatorio de mascarilla en las distintas zonas de nuestras instalaciones. Hemos ampliado el tamaño de las aulas haciendo más segura la presencia de las personas y evitando al máximo el contacto entre ellas. En el ámbito digital, nos hemos ocupado en trabajar la experiencia de usuario, con el fin de que sea muy similar a la física, como ya he comentado; es decir, que la interacción sea lo más real posible, tanto para los alumnos como para los profesores. La escuela ha perfeccionado en este tiempo el modelo híbrido de formación presencial y digital, de manera que estamos preparados para cualquier eventualidad o circunstancia que se pueda dar a lo largo de este curso.

Y en este contexto, ¿cuáles son las propuestas o novedades que plantea EOI para este 20/21 tan singular?

EOI, como escuela de referencia en España, está muy atenta a la coyuntura actual, pero sin perder de vista la visión a medio y largo plazo. La situación actual es difícil y compleja; seguramente aún nos falta perspectiva y visión global para conocer su alcance e impacto, pero que, como estamos comprobando en los últimos meses, refuerzan las grandes apuestas que nos caracterizan como escuela. ¿Y cuáles son esas apuestas, esas palancas que contribuyen a la salida de la crisis, que impulsan hacia el éxito y con las que estamos comprometidos? La innovación, la digitalización, el emprendimiento, la sostenibilidad y la globalización. Consideramos que son activos fundamentales para el desarrollo económico y empresarial y, por lo tanto, los trasladamos y trasmitimos a nuestros alumnos. Siempre poniendo el foco en el papel central de las personas, pues al final son las que prestan los servicios e idean los productos que mejoran la vida de otras personas y que nos hacen avanzar como sociedad. Alrededor de estos conceptos desarrollamos nuestra propuesta formativa y académica, y creamos nuevos cursos que aportan valor a nuestros alumnos y, por consiguiente, a las empresas en las que desempeñan su labor. En ese sentido, en nuestra oferta académica, además de los MBA (en su versión postgrado y Executive), tenemos programas relacionados con Big Data & Business Analytics, Transformación Digital, Machine Learning, Blockchain, o programas relacionados con las Energías Renovables (también en versión postgrado y Executive), la Transición Energética o los ODS.

Para este curso apostamos por la formación híbrida, donde conviven alumnos presenciales y en remoto, de tal forma que la experiencia de unos y otros sea indistinguible

La irrupción del virus ha supuesto una aceleración del proceso de transformación digital muy relevante, como estamos pudiendo comprobar. De igual manera, muchos expertos señalan la sostenibilidad como la gran boya a la que asirse para salir reforzados de la crisis. ¿Cuáles son las aportaciones de la escuela en estos campos?

La innovación, en su sentido más amplio, y la sostenibilidad, como concepción integral del desarrollo empresarial, son consustanciales a EOI. Hace ya muchos años que vertebran nuestros valores y programas, siendo escuela de referencia en ambos campos. EOI ha estado siempre a la vanguardia, hemos sabido leer y anticiparnos al futuro, a lo que estaba por venir. Realizamos programas en los que la digitalización y sus herramientas son protagonistas, como los de Big Data, Machine Learning o Inteligencia Artificial. Por supuesto, el curso específico de Transformación Digital orientado a ayudar a los profesionales y empresas a adaptarse a esta nueva realidad. En relación con la sostenibilidad, lo constatan programas tan avanzados como nuestros Programas (postgrado y Ejecutivo) en Energías Renovables, y los programas y cursos centrados en Transición Energética y Economía Circular. Como escuela de negocios estamos en absoluta consonancia y en línea con las demandas de las empresas y la sociedad donde la digitalización, la sostenibilidad y la globalización, no solo son factores de desarrollo y crecimiento, sino valores que lo van vertebrando todo.

Por las demandas profesionales de actualización de conocimientos permanentes y de especialización en los desempeños laborales, ¿vamos a un escenario de mayor crecimiento de cursos cortos y especializados que a los grandes programas?

Hay un hecho incontestable: las carreras profesionales son más largas, en entornos muy cambiantes, con una necesidad permanente de adquisición de nuevas habilidades y conocimientos. Desde la escuela, en esa misión de saber leer el futuro y las necesidades de profesionales y empresa, desarrollamos esos cursos especializados para dar respuesta a necesidades específicas y concretas para un desarrollo profesional óptimo. Por lo tanto, es una vertiente que sin duda crecerá. Pero estamos convencidos de que sigue siendo fundamental e importante la capacitación holítisca y global que aportan los grandes programas como los Executive y MBA para empresarios y directivos. Porque, precisamente, la mayor duración de las carreras profesionales requieren una formación más completa y global, algo que se consigue con programas más amplios y orientados a la gestión estratégica y al management (finanzas, marketing, recursos humanos, habilidades directivas y profesionales...) abordados, eso sí, desde esa perspectiva digital, sostenible y global de la que hablamos.

Francisco Velasco interior

¿Y cuál puede ser la evolución de la formación In Company en tiempos de Covid?

En la escuela siempre hemos apoyado a la empresa, y lo estamos haciendo, con más empeño si cabe, en momentos como estos. Estamos analizando continuamente cómo va evolucionando la demanda de las empresas y sus necesidades. Por ejemplo, estamos realizando programas de Dirección de Proyectos para clientes importantes (entre ellos, la formación a los recientemente nombrados Project Managers de la Junta de Andalucía, una figura de gran relevancia, pues tiene como misión activar los proyectos de inversión en la comunidad autónoma). También desarrollamos acciones relacionadas con las competencias digitales, las softskills (habilidades profesionales y directivas), entre otros.

¿La crisis que estamos viviendo va a servir para alcanzar nuevas cotas de profesionalización de las empresas, o una vez que pase, esperemos que sea cuanto antes, se olvidará parte de lo aprendido?

No tengo dudas de que vamos a salir de ésta, de que estamos ante un "cisne negro", un suceso imprevisible, y de que toda experiencia supone un aprendizaje. Confiado en nuestras capacidades, se trata de que cuando recuperemos la normalidad (que lo haremos, sea vía vacuna, vía tratamiento, etc.), hayamos mantenido intacto la mayor parte de nuestro tejido productivo, de nuestras empresas, de nuestro talento. Mientras tanto, profesionales y empresas deben irse preparando para esas grandes tendencias/dinámicas que ya estaban transformando el mundo (digitalización, sostenibilidad, globalización), y aprovecharlas también para la salida de esta situación provocada por la pandemia.

Profesionales y empresas deben prepararse para las grandes tendencias que están transformando el mundo y aprovecharlas para salir de esta situación

Hay expertos que vuelven a incidir en la necesidad de diversificar nuestro modelo productivo, de incrementar el peso industrial en el PIB. Desde una parte del estamento político se ha entendido esto como una especie de demonización del sector turístico.

Es cierto que los sectores industriales soportan las crisis mejor que otros. Suponen una gran red de trabajo cualificado y de calidad, y son una garantía del mantenimiento de un nivel significativo de actividad económica, con un gran nivel de innovación y tracción. Todos tenemos como objetivo incrementar su peso en el PIB. Ahora bien, ¿se debe apostar por la industria en detrimento de otros sectores? A mi juicio, ese no es un enfoque adecuado. El sector turístico y de servicios son una gran fortaleza de España, somos líderes a nivel mundial y, lo más importante, cuando la pandemia pase, volverá a ser una actividad de extraordinario potencial. Para nuestra economía, el turismo es un gran activo. También hay que tener en cuenta sectores que han demostrado su fortaleza y potencial desde que se declarara la pandemia, como son las telecomunicaciones y sus infraestructuras y el sector agroalimentario. Han sido capitales para mantener el pulso y la actividad de la economía española. Todos los sectores son, pues, importantes y necesarios.

Ha citado en varias ocasiones el emprendimiento y a los emprendedores. Pese a los esfuerzo realizados en las últimas tres décadas, continuamos demandando la creación de más empresas. ¿Hay que reenfocar la estrategia sobre este asunto?

Toda acción o iniciativa que esté encaminada al apoyo del emprendimiento tiene que ser bienvenida. Es cierto que aún necesitamos un mayor número de empresas, pero sobre todo necesitamos empresas de mayor tamaño. A este respecto, habremos conseguido dar un paso muy importante, cuando todo el mundo entienda el emprendimiento como una opción natural de desarrollo profesional y personal. Será, entonces, cuando habremos logrado el cambio cultural del que tanto hablamos. Para ello es necesario empezar desde edades tempranas, desde la etapa escolar, y contar con referentes sociales que provengan de la empresa. Pienso que cualquier medida que busque impulsar el emprendimiento es buena. Por nuestra parte, vamos a seguir desarrollando todo el capítulo que cuenta con la financiación de los Fondos Europeos, con especial atención al empleo juvenil y mantenemos nuestra apuesta por el coworking, actualmente en formato virtual, para emprendedores y empresas jóvenes.

¿La Covid va a provocar un replanteamiento de la globalización?

Si la pregunta es: ¿se va a parar el proceso globalizador? La respuesta es no. Al igual que la digitalización y la sostenibilidad son procesos imparables, la globalización también lo es. ¿Puede la pandemia ralentizarla, o poner el énfasis en algún aspecto más concreto y menos tenido en cuenta hasta ahora? Puede ser; por ejemplo, el teletrabajo abre un nuevo horizonte, en el que se puede producir un reparto más equilibrado de la población entre los grandes núcleos y los espacios rurales. Pero esto no debe entenderse como un cese de la globalización, sino como una nueva forma de enfocarla. Y, desde luego, una oportunidad para Andalucía y España.

¿Qué supone para la escuela estar en un enclave como el Parque Científico y Tecnológico Cartuja?

Llevamos a gala estar en un entorno como el PCT Cartuja. Nos encontramos en un espacio ideal para la actividad de las empresas. Por eso mismo es coherente con nuestra misión y con nuestra labor. Es un recinto donde la innovación, el emprendimiento y la sostenibilidad son activos de primer orden. Un espacio en el que todos nos enriquecemos, empresas, profesionales, instituciones, con proyectos como eCitySevilla... Es una fuente de oportunidades. Somos grandes defensores y abanderados del modelo de los Parques Científicos y Tecnológicos, y de la actividad que se desarrolla en ellos. Tenemos relación con todos los implantados en Andalucía, y muy especialmente, por su peso y relevancia, con el PTA de Málaga.