martes, 19 de noviembre de 2019

"Esperamos cerrar el año superando el objetivo de 135 millones de financiación a pymes y autónomos”

El director de Garántia resalta que es la segunda SGR de España por número de socios El director de Garántia resalta que es la segunda SGR de España por número de socios

La financiación es un factor clave para la consolidación, el desarrollo y el crecimiento empresarial. Un actor del sistema financiero que quiere ganar protagonismo son las Sociedades de Garantía Recíproca. Aprovechamos la ocasión para hablar con José María Vera, director general de Garántia.

En apenas dos años desde su creación, la SGR andaluza crece por encima de sus objetivos y previsiones. La clave, remarca Vera, haber logrado la confianza de las pymes y autónomos andaluces, y la fluida colaboración establecida con las entidades financieras. Conocemos más sobre su actividad.

En su primer año de vida Garántia realizó operaciones por más de 115 millones de euros y un riesgo vivo de alrededor de 400 millones. ¿Cuál está siendo la evolución en este ejercicio? ¿Qué previsiones manejáis de cara a final de año?

Estar cerca y ser útiles a todos los agentes económicos y empresariales de Andalucía ha sido el objetivo con el que desde hace casi dos años operamos en la región como Sociedad de Garantía Recíproca, SGR. Ha sido una etapa muy intensa para todo el equipo de Garántia, con la satisfacción de haber obtenido en este tiempo una respuesta muy positiva en las ocho provincias andaluzas en las que estamos presentes. Con esta evolución, esperamos cerrar este año 2019 con el objetivo alcanzado de 135 millones de euros en formalización de operaciones con un riesgo vivo cercano a los 450 millones. Para ello, hay que insistir en que ha sido fundamental la confianza lograda entre pymes y autónomos andaluces, y la colaboración de las entidades financieras.

Las empresas españolas acuden sobre todo a la financiación bancaria para cubrir sus necesidades. ¿Qué valores diferenciales aporta una Sociedad de Garantía Recíproca con respeto a los servicios financieros bancarios?

Uno de los valores principales de una SGR es que financiamos los eslabones más débiles de la cadena económica y del tejido empresarial, las pymes y los autónomos, así como proyectos a los que les cuesta encontrar respaldo en el mercado como son los emprendedores, la I+D+I, y las operaciones de exportación. Además con Garántia la empresa que obtiene la financiación puede estar más centrada en su futuro y trayectoria, para que puedan acceder a resultados y operaciones en el largo plazo. La banca financia más en el corto plazo, mientras que nuestra actividad mira hacia el horizonte del proyecto posibilitando su estabilidad financiera. Para eso un instrumento fundamental son los avales que facilitamos desde Garántia.

Garántia y la SGR de Murcia, Aválam, habéis rubricado un acuerdo de colaboración para facilitar el acceso a financiación de las pymes y autónomos de ambas comunidades. ¿Qué supone para ambas SGRs dar un paso de este tipo?

Es un acuerdo importante y relevante para el sector de las SGR. A Garántia y Aválam nos une un mismo objetivo: dar mayor facilidad de acceso al crédito y para eso estrechamos nuestras relaciones de colaboración en apoyo y respaldo de las pymes y autónomos de ambas comunidades autónomas. Este acuerdo nos aporta más músculo financiero para abordar operaciones de mayor volumen y llegar a cualquier rincón de un territorio de casi 10 millones de habitantes en 100.000 kilómetros cuadrados, siendo el primer convenio de colaboración en 42 años entre dos sociedades desde la constitución del sistema de garantías en España a través del Real Decreto-Ley 15/1977, de 25 de febrero.

Estar cerca y ser útiles a todos los agentes económicos de Andalucía es el objetivo de Garántia como SGR

¿Prevé Garántia alcanzar acuerdos similares en otras zonas territoriales?

Este acuerdo es un primer paso para avanzar en una estrecha colaboración con el horizonte de poder ampliar e incorporar al mismo en un futuro próximo a SGR de otras regiones que quieran participar de este proyecto de colaboración para mejorar la calidad de la financiación del tejido empresarial del país. Por el momento, Garántia y Aválam, potenciaremos una nueva línea de financiación compartida mediante la puesta en el mercado de un coaval, respaldado por las dos entidades, que favorezca el desarrollo de inversiones productivas y capital circulante, a empresas y autónomos que sean socios o se asocien a ambas SGRs en los próximos años. Con otras SGR limítrofes estamos teniendo contactos abiertos para llegar cada día a más empresas y más financiación. Entendemos que desarrollar estas políticas de colaboración sin duda redundan en beneficio de nuestros clientes.

A la vista de las operaciones que ha llevado a cabo Garántia hasta ahora, ¿cuál es el retrato robot o perfil de empresa que accede a vuestros servicios?

Es muy amplio y variado teniendo en cuenta que ya contamos con más de 16.000 socios y somos la segunda SGR del país en este apartado, y la tercera SGR en el ranking nacional en riesgo vivo. No obstante, el perfil medio es de pequeñas empresas y autónomos, con una operación media en torno a los 100.000 euros, tanto para la compra de inmovilizado como para la mejora de sus instalaciones, con ambición de crecer y desarrollar proyectos que les permitan acceder a nuevos mercados, especialmente exteriores para potenciar su internacionalización.

La SGR ha comenzado este año a conceder avales digitales, dentro de su apuesta por la innovación y el desarrollo tecnológico. ¿Qué evolución esperáis de este servicio? ¿Cuál está siendo la respuesta de las empresas y autónomos?

Garántia ha potenciado, adaptándose a los nuevos tiempos, su presencia digital. Para potenciar además la agilidad en la gestión de nuevas operaciones, Garántia hace posible tramitar la financiación directamente a través de su plataforma web, www.sgrgarantia.es, con el compromiso de dar una respuesta lo más rápida posible. A este objetivo hemos unido un nuevo y reciente proyecto pero que ya nos da resultados como es la concesión de avales digitales. Combinamos la presencia física de nuestras oficinas en cada provincia, con la cercanía digital, de forma que ya podemos emitir un aval técnico digitalmente de forma inmediata así como controlar su saldo disponible en la línea, necesidades de ampliaciones, y otros beneficios en la operativa. Esto el cliente lo hace directamente en nuestra aplicación y de forma inmediata agilizando la forma de obtener el aval, simplificando la burocracia que es lo que pretendemos potenciar. Además a través de la iniciativa común a todas las SGR, Con Aval Sí, también se puede acceder a nuestros servicios.

Con Garántia, la empresa que obtiene financiación, puede estar más centrada en su futuro y trayectoria

El sector financiero no es ajeno a la preocupación por las consecuencias del cambio climático, a la concienciación creciente por el cuidado y respeto medioambiental y a su contribución al cumplimiento de los ODS de Naciones Unidas. De hecho la Sociedad de Garántia Recíproca ha lanzado recientemente una nueva línea de financiación llamada "EcoGarántia". ¿En qué se concreta la visión de la SGR por un crecimiento y desarrollo sostenible de la actividad económica y empresarial?

"EcoGarántia", como iniciativa de Responsabilidad Social Corporativa, ofrece a las empresas una novedosa línea de financiación que permitirá a sus clientes poder avanzar en sostenibilidad medioambiental, comprometiéndose, de este modo, con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Esta línea especial de financiación ofrece a las empresas y a los autónomos incorporar la sostenibilidad en sus procesos y además que ello suponga una reducción de sus costes financieros. Por eso, Garántia aplicará una reducción del 10% al coste de la financiación a todas las operaciones incluidas "EcoGarántia", que entre otros objetos aplicarán sobre financiación de procesos de mejora energética, adquisición de coche eléctrico o híbrido, instalación de paneles solares y en general para financiar proyectos sostenibles. Dado que el cambio climático supone para el sistema financiero un riesgo a incluir dentro de nuestro mapa de riesgo, hemos dado este paso, que contribuirá, en función de nuestro tamaño, a abordar la resolución de este problema.

Los datos constatan que las empresas, especialmente las pequeñas y medianas, buscan financiación a corto, para su actividad habitual. Lo que, en gran medida, limita su capacidad de invertir en innovación o internacionalización. ¿Cuáles serían los principales aspectos que las pymes tendrían que considerar para establecer una buena planificación financiera a más largo plazo, como palanca clave para la inversión futura?

Hay que tener en cuenta el momento que vivimos. Ahora mismo hay mucha financiación en el mercado, pero establecida principalmente para el corto plazo de la empresa. Garántia permite alargar estos plazos y ello supone consolidar ahorro en el coste financiero para la pyme. Somos especialmente sensibles con todo lo relacionado con la innovación, la I+D y la ayuda a la exportación, y para ello nuestro aval supone una ventaja competitiva al conseguir mejores condiciones financieras tanto en plazo como en tipo.