martes, 25 de septiembre de 2018

"En cincos años se han generado 130.000 empleos más ligados al sector exterior"

Vanessa Bernard, consejera delegada de Extenda Vanessa Bernard, consejera delegada de Extenda

La apertura de la economía andaluza ha sido sobresaliente en los últimos años, con un crecimiento superior al 80% entre 2010-2014. Aunque las cifras bajaron en 2015, en gran medida por el efecto de la bajada del crudo, en lo que va de este ejercicio la tendencia es de nuevo al alza. Por eso la consejera delegada de Extenda, Vanessa Bernard, insiste en ampliar la panorámica y no quedarse con la foto fija de un solo año para analizar el salto que ha dado la región en internacionalización y exportación. Todo ello, al menos, en esta entrevista "pre Brexit".

El ejercicio 2015 ha significado un freno en la línea ascendente de las exportaciones andaluzas tanto en volumen total como por el número de empresas exportadoras. Bien es verdad que 2014 supuso un record en este sentido para Andalucía. A su juicio, ¿cuáles fueron las razones principales del ligero retroceso experimentado el año pasado?

En efecto, Andalucía ha estado incrementando año tras año su factura exportadora desde 2010. Más de un 83% en esos cinco años hasta 2014. Parece una cifra más, pero es un salto tan grande de nuestro sector exterior que supone 33 puntos más que la media nacional, 23 más que Estados Unidos, 43 más que la Unión Europea, 41 más que Alemania y 55 más que Japón, por citar sólo algunas de las economías más exportadoras de los últimos años, lo que ha permitido incrementar en más de 130.000 los empleos ligados a la internacionalización. En 2015, esa dinámica no cambió en lo que se refiere al dinamismo exterior de nuestra economía productiva, aunque sí en el cómputo global de la factura exportadora, que bajó un 5,8%. Pero esa bajada tuvo un motivo muy concreto y externo a nuestra economía, la caída a la mitad del precio del petróleo en los mercados internacionales, como prueba el hecho de que si se excluye ese capítulo energético, las exportaciones andaluzas, no sólo no bajaron en 2015, sino que crecieron un 2,5%. Igualmente, aunque bajaron levemente las empresas exportadoras, las exportadoras regulares, responsables del 86% de las exportaciones, sí crecieron.

¿Ha penalizado en exceso la caída del crudo a la balanza comercial andaluza?

Hay que tener en cuenta que gran parte del petróleo y otras materias energéticas que España compra para abastecerse entran por los puertos de Andalucía y computan en nuestra balanza comercial. No obstante, buena parte de esas materias van destinadas a abastecer al resto del territorio nacional. Por tanto, para poder analizar la competitividad de la economía y las empresas andaluzas en un año de desplome del precio del petróleo es necesario el análisis de su comercio exterior no energético.

Gran parte del petróleo y otras materias energéticas que España compra entran por Andalucía y computan en nuestra balanza comercial aunque se destinen a otras zonas

Sin embargo, como cambio positivo, los datos de los primeros meses de este año arrojan, por lo pronto, un saldo positivo en la balanza exportadora. ¿Qué previsiones maneja Extenda para 2016?

Andalucía ha alcanzado en el primer trimestre de 2016 un superávit en su balanza comercial con el exterior de 709 millones de euros, registrando una tasa de cobertura del 112,7%, hasta 20,2 puntos por encima de la media de España, que sí arroja un déficit comercial de 4.943 millones, con una tasa de cobertura del 92,5%. Hacer previsiones en comercio exterior es aventurarse en un territorio incierto, ya que variables sobre las que nuestra economía no puede actuar, como son el tipo de cambio euro-dólar o el precio del petróleo, pueden hacer variar el comportamiento de las cifras globales. Aún así, creemos que las empresas andaluzas demostrarán un año más el dinamismo de nuestro sector exterior.

¿En qué medida puede acabar afectando la situación de incertidumbre económica internacional, en especial de las economías emergentes, a las exportaciones globales para este ejercicio? ¿Y la volatilidad en los mercados de divisas?

Son dos factores externos que pueden afectar al sector exterior sobre los que, como señalé antes, no tenemos control alguno y que pueden hacer cambiar un balance global. Para que una y otra cosa nos perjudique en la menor medida posible, lo que debemos hacer es aquello en lo que venimos insistiendo desde hace años: trabajar para incrementar la diversificación del destino y de los productos de nuestras exportaciones. Un país, una región o una empresa que tenga más diversificado su negocio exterior se verá menos afectado en su factura por las crisis geopolíticas, el precio de las materias primas energéticas o los tipos de cambio. La diversificación es al comercio exterior lo que las vacunas a la medicina: no te garantiza la salud, pero sí te disminuye notablemente el riesgo.

Andalucía se sitúa en la actualidad como la cuarta comunidad española por volumen de exportación y la quinta por el número de empresas exportadoras. Uno de los objetivos prioritarios para la economía andaluza es incrementar la base del número de empresas que exportan de forma regular. ¿En qué horquilla podríamos movernos en el corto o medio plazo?

Cuando trabajamos en la elaboración del actual Plan de Internacionalización de la Economía Andaluza Horizonte 2020, el objetivo para ese año era llegar a las 20.000 empresas exportadoras y las 5.000 exportadoras regulares, considerando como tales aquellas que llevan cuatro años seguidos exportando. La realidad y la propia evolución positiva de nuestro sector exterior nos ha demostrado que podemos llegar más lejos, ya que las actuales 18.905 empresas exportadoras y las 4.532 exportadoras regulares significan un crecimiento en los últimos cinco años del 27,4% y del 24%, respectivamente, que de continuar la tendencia nos situaría muy por encima de nuestras previsiones iniciales. Y nada indica que no pueda ser así. Primero porque si estos crecimientos se han producido en época de notable crisis, es de suponer que en época de crecimiento continúe o se incremente la tendencia. Y segundo, porque la empresa andaluza tiene ya grabado en su ADN que en la economía global e interconectada en la que vivimos, para crecer y garantizar su viabilidad debe enfocar parte de su actividad hacia el exterior.

Podemos llegar a más, ya que en los últimos cinco años el número de empresas exportadoras ha crecido un 27,4%

Los datos del último año reflejan que hay una consolidación en aquellas empresas con mayores volúmenes de exportación, pero se produce un retroceso de aquellas que se sitúan en la franja media/baja. ¿Esta dualidad se explica por la situación económica interna e internacional, o se debe a que las empresas de menor tamaño han dado un paso atrás? ¿Sigue afectando el tamaño a las posibilidades de una empresa en el exterior?

Quedarnos en la foto fija de un año puede ser engañoso, ya que en el lustro anterior crecieron también de forma considerable las empresas exportadoras de menor facturación. Andalucía es una región en la que más del 95% son pymes o micropymes, por lo que nuestro sector exterior también está compuesto de forma muy mayoritaria por este tipo de empresas. Eso no es precisamente una ventaja competitiva, la internacionalización no es realizar una operación de venta con éxito de vez en cuando, va mucho más allá, requiere inversión, financiación, conocimiento, personal experto y, sobre todo, decisiones basadas en una 'hoja de ruta' planificada. Eso es más factible de realizar en una empresas de tamaño mediano grande que en una pequeña o micro.

Sector Exterior Empleos

Las nuevas tecnologías y la digitalización de la economía están transformando de forma muy importante los procesos ya no sólo de exportación, sino también de internacionalización. De modo que se facilitan procesos que antes eran más costosos, y que afectaban a la búsqueda de socios, la prestación de servicios o la generación de joint venture. ¿Cómo están reaccionando o evolucionando las empresas andaluzas antes este nuevo escenario?

La empresa andaluza está asumiendo los cambios en el panorama comercial y adaptándose a ellos para ser competitivas. Efectivamente el ecommerce ofrece posibilidades en el mercado internacional a muchas empresas que anteriormente no habrían tenido capacidad de desarrollar una estrategia de internacionalización. Incluso hay sectores en los que por su propia naturaleza, las empresas nacen ya enfocadas desde el inicio hacia la internacionalización, bien por ser del ámbito tecnológico o bien porque la tecnología permite que el desarrollo de su negocio se realice a escala global, son las llamadas born global. Desde Extenda entendemos todo ello como una oportunidad, y por ello en los últimos años y en el nuevo Plan de Internacionalización hemos apostado por ámbitos de apoyo en estos aspectos, el comercio online; la formación en internacionalización desde el inicio a los emprendedores, para que cuando su proyecto esté maduro, el mercado internacional sea algo natural, y la potenciación de acciones dirigidas hacia los subsectores born global.

Uno de los grandes retos del Plan Estratégico de la Internacionalización de la Economía Andaluza para el Horizonte 2020 es la ampliación de los mercados potenciales. El mayor flujo exportador se produce con Europa. Y, de hecho, se ha descendido un poco en Asia, África y América Latina. ¿Cuáles considera que deben ser los mercados prioritarios para las empresas andaluzas en los próximos años?

Como señalé antes, la diversificación de destinos es una de las estrategias fundamentales del plan y algo en los que se ha avanzado considerablemente. Debemos evitar la foto fija de un año en el que el descenso del valor de las exportaciones de combustibles –al que antes me referí—, puede dar lugar a una foto engañosa. En los cinco años anteriores, Andalucía ha incrementado notablemente las exportaciones a América, Asia y África, en los dos últimos duplicando las ventas y con crecimientos muy por encima de la media nacional. A pesar de ese avance, aún tenemos más de la mitad de la factura exportadora centrada en países de la Unión Europea y es algo en lo que debemos de trabajar para reducirlo. En los últimos años las economías emergentes en desarrollo han aportado más al crecimiento mundial que el resto, y para el próximo quinquenio, está previsto que protagonicen el 80% del crecimiento mundial. A las de Asia les corresponderá el 60% del crecimiento, con China e India como principales protagonistas, y a África y Oriente Medio más del 11%, por encima de Norteamérica y de la Europa avanzada. Estas previsiones indican dónde debemos fijar el foco, aprovechando además las ventajas competitivas que ya tenemos en Europa, Latinoamérica y norte de África. Por ello, desde Extenda estamos trabajando en el desarrollo de nuestra red exterior para ofrecer apoyo sobre el terreno en estos mercados. Todo de forma coordinada con ICEX, para rentabilizar al máximo la inversión pública. El sSudeste Asiático, Centroamérica-Caribe, África Subsahariana, Oriente Medio y algunos países de la UE son las principales zonas en las que estamos incrementando los apoyos, porque entendemos que son los mercados de mayor interés para nuestras empresas.

El sector servicios, que supone el 65% de la economía andaluza, debe ganar protagonismo, pues su factura exterior está aún muy por debajo de sus posibilidades

En este sentido, ¿en qué países concretos tiene puesto el foco Extenda de un modo especial? ¿Tiene prevista la ampliación de su red de antenas u oficinas?

En la actualidad, la red exterior de Extenda presta servicios en 39 países de 4 continentes, a través de 27 sedes: 16 Oficinas de Promoción de Negocios en 15 países, que abarcan 19 mercados, y 11 Antenas de Negocios en 11 países, que dan servicio en 20 mercados. En 2015 abrimos las Antenas de Ecuador y Kazajistán (esta última opera también en Uzbekistán), y en 2016, hemos abierto ya Antena en Sudáfrica, a través de un acuerdo con la Oficina Económico Comercial  de la Embajada. Además, hemos incorporado nuevos mercados en los que prestar servicios en 2016, a través de las sedes que ya teníamos en diferentes países: Eslovenia, Hungría y Rumanía, a través de la Antena de República Checa, y Singapur, Tailandia y Malasia, a través de la Antena que tenemos en India. La próxima apertura que tendremos en los próximos meses será la Oficina de Italia. De esta forma, maximizando el servicio de las sedes ya operativas, y con la única apertura de una Antena (Sudáfrica), hemos pasado en los últimos meses de dar servicio en 32 países a hacerlo en 39. Con la próxima incorporación de Italia, en menos de un año desde la aprobación del Plan de Internacionalización, estará cumplido el principal objetivo ligado a la actividad de Extenda, dando servicios en 40 países. Aun así, esta red no es un diseño fijo, y ya tenemos en estudio nuevos mercados en los que también estaremos también presentes.

El sector agroindustrial y el de bienes de industria y derivados siguen concentrando la mayor parte de la tarta exportadora. ¿Qué sectores deben ir tomando un mayor protagonismo en el cómputo global de la balanza exportadora de la comunidad autónoma?

La diversificación de mercados debe ir acompañada de una diversificación de productos. Andalucía es hoy día líder nacional en exportaciones de alimentos y bebidas –el ámbito más tradicional—, del que vendemos más de 1 de cada 5 euros del total de España. Pero también es la segunda exportadora de la rama más compleja y tecnológica de toda la industria, el sector aeroespacial, del que acapara 1 de cada 3 euros que exporta nuestro país. Esa dualidad sigue un mismo patrón, la apuesta por la innovación. Nuestro complejo agroalimentario no podría liderar los mercados más exigentes creciendo en ventas a razón de 600 millones de euros más cada año sin una apuesta decidida por la innovación, en los métodos de producción, comercialización y promoción. Y, por su parte, Andalucía no sería el tercer polo aeroespacial de Europa, facturando más de 2.000 millones anuales y exportando más de 1.500 millones, sin una apuesta decidida por este sector, que ha multiplicado por cuatro sus exportaciones en la última década, de la mano de una gran industria tractora y de un importante sector auxiliar que ya factura más de 800 millones anuales. En los próximos años tenemos que seguir explotando este binomio de virtud, haciendo crecer sectores que ya apuntan hacia el exterior con cifras muy positivas, como el biotecnológico, medio ambiental, energías renovables, TICs, etc. Y, sobre todo, el sector servicios, protagonistas del 65% de la economía andaluza y cuya factura exterior aún está muy por debajo de sus posibilidades.

Extenda está trabajando ya con un nuevo programa de Asesoramiento y de Acceso a Financiación Internacional. Concrétenos, por favor, sus principales novedades.

La financiación es una de las principales necesidades que tienen las empresas a la hora de abordar la internacionalización de su actividad y, por otra parte, las empresas internacionalizadas son clientes de mayor garantía para las entidades financieras. Nuestro servicio de asesoramiento y acceso a la financiación pretende ayudar en la búsqueda y consecución de esa financiación para sus proyectos de internacionalización, ofreciendo asesoramiento integral y especializado en el proceso. A través de este servicio, la empresa obtiene información de productos financieros de entidades privadas y un asesoramiento experto en la situación financiera de su empresa, a través de consultoría, por el que se elabora un plan adaptado a sus necesidades e inversión, poniendo a su alcance los productos financieros más adecuados y en condiciones preferentes.