viernes, 21 de septiembre de 2018

José María Vela: “La difusión tecnológica es una oportunidad de transferir resultados y experiencias al tejido empresarial”

Entrevista a José María Vela, director de la Fundación Centro Tecnológico ITCL

Ingeniero Superior Industrial y Master MBA, José María Vela ha sido profesor de las universidades de País Vasco y Valladolid y lo es en la actualidad de la de Burgos. Antes de incorporarse a la dirección de la Fundación Centro Tecnológico ITCL trabajó en departamentos de Ingeniería de diferentes empresas de ámbito nacional.


M.M.G. I Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. I 26.04.2012


La Fundación Centro Tecnológico ITCL nace en 1989. ¿Cómo resumiría su evolución en sus 22 años de existencia? ¿Han variado mucho sus objetivos en este tiempo? Inicialmente, se creó para promover y difundir la tecnología entre las compañías, con una importante presencia en el campo de la formación. En este momento, las dos grandes líneas de actuación son el desarrollo de proyectos de I+D para empresas y el de servicios tecnológicos avanzados. La formación y la difusión tecnológica continúan siendo una gran oportunidad de transferir resultados y experiencias en proyectos al tejido empresarial. Los patronos fundacionales fueron los Colegios Oficiales de Ingenieros Industriales con sede en Castilla y León y posteriormente se han incorporado importantes empresas industriales como Grupo Antolín, Grupo Nicolás Correa, Grupo Cropu, Hidrotecar, Audiotec y Teicón, entre otras, que en este momento ostentan la mayoría de los derechos de voto en el patronato.

¿Qué servicios ofrecen a las empresas? ¿Y qué tipo de formación proporcionan? Nuestra oferta es muy amplia, siempre dentro de las líneas de conocimiento de nuestros cinco grupos de investigación y de los servicios tecnológicos avanzados a empresas, dirigidos a la mejora de la productividad mediante metodologías lean propias, aplicación de TICs y automatizaciones complejas a través del diseño de prototipos y máquinas especiales. La formación técnica se organiza mediante seminarios abiertos a empresas y profesionales y, en mayor medida, existe formación cerrada para las compañías, sobre sus propias instalaciones tecnológicas. Mantenemos desde hace ocho años, de manera ininterrumpida, ediciones de prestigiosos máster presenciales.

Entre sus fines está la transferencia de conocimiento a las pymes. ¿Qué experiencias han abordado sobre el particular? Realizamos cada año aproximadamente 100 proyectos con empresas, además de los contactos propios de formación. Organizamos jornadas y seminarios de transferencia de tecnología. Somos, también, punto PIDI (Punto de Información sobre I+D de CDTI) y desarrollamos presentaciones de programas de ayudas a I+D para empresas, además de producir una media de tres patentes nuevas cada año.

¿Qué tipo de compañía es la más innovadora? ¿Se potencia lo suficiente la innovación desde la Administración pública? Precisamente nosotros nos centramos los sectores más innovadores: la agroindustria, los bienes de equipo, la industria auxiliar de la automoción y la energía. En este momento no debería frenarse bruscamente el apoyo que se ha dado desde la Administración al impulso de la I+D. En Castilla y León hemos conseguido una posición entre el grupo de cabeza de las regiones en esfuerzo en I+D y eso puede perderse de forma muy rápida si no se mantiene un mínimo de apoyos.

Uno de los valores fundamentales de la Fundación es su orientación al cliente. ¿Han cambiado mucho sus demandas, sobre todo con la actual crisis económica? Nos caracterizamos por una gran proximidad al mercado, tenemos un buen conocimiento del tejido industrial y una amplia base de empresas con las que trabajamos y que en la actualidad tiene una necesidad mayor de abordar proyectos para el avance de su competitividad: desarrollo nuevos productos, mejora de aquellos de los que dispone, perfeccionamiento de la productividad y reducción de coste. En cualquiera de los análisis que realizamos aparecen estas oportunidades que, en muchos casos, se paralizan por una falta real de financiación.

¿Es difícil mantener hoy en día una entidad de índole privado como la suya? ¿Cuáles son sus principales fuentes para obtener recursos? Éste es un momento complejo y la situación afecta al centro. Por una parte, dado que nuestros ingresos provienen en los últimos años en un 83% de contratos con empresas, que atraviesan dificultades y no abordan proyectos de I+D incluso ya aprobados. Por otra parte, la reducción de las ayudas públicas nacionales y regionales a la I+D es un problema para mantener estructuras y financiar la I+D necesaria que debemos realizar para transferir posteriormente a las compañías.

Han puesto en marcha hace poco tiempo un sistema automático para alquilar bicicletas eléctricas desde los hoteles. ¿En qué consiste? Es una nueva e innovadora herramienta denominada MovE-Hotel que permite la utilización de la bicicleta eléctrica con total autonomía con la simple identificación automática de la tarjeta de un hotel. Está dirigida a los usuarios de los hoteles, no precisa asistencia de personal y un único puesto de control permite la gestión de la totalidad de los puntos de préstamo. Desde el año 2005 venimos realizando en el ámbito específico de la movilidad sostenible una serie de estudios y proyectos destinados a fomentar un uso más eficiente de los diferentes tipos de transporte, así como otras actuaciones para mejorar la movilidad tanto en municipios como en centros de trabajo. El sector hotelero ha visto cómo en los últimos años sus clientes solicitan modos de transporte más sostenibles y limpios para sus tiempos de ocio y disfrute de las ciudades y de su entorno natural. Disponer de bicicletas convencionales en un hotel implica destinar recursos humanos para su entrega y devolución, así como la gestión de los cobros y pagos por su uso. Con nuestro sistema, en cambio, los hoteles pueden proporcionar un nuevo servicio a sus clientes: el alquiler automático de bicicletas eléctricas, con gestión completa desde la recepción del hotel y por el propio usuario con su tarjeta. Así, se facilita la movilidad de los clientes gracias a un medio alternativo y respetuoso con el medio ambiente, maximizando la ocupación de espacios en los aparcamientos. El instrumento es escalable y personalizable de acuerdo con la imagen corporativa de cada establecimiento.

¿Cómo se ha desarrollado MovE-Hotel? Trabajamos de forma paralela en una solución técnica, específica para el sector, con bancadas automáticas adaptadas a su entorno, y, por otra parte, en una solución tecnológica para el anclaje, la utilización y la recarga automática de bicicletas eléctricas. El proyecto ha involucrado a ocho técnicos especialistas en los campos de la electrónica, la mecánica y la informática, además de a otros técnicos expertos en comercialización, desarrollo industrial y gestión. Ha sido cerca de medio año de trabajo y creemos que puede tener muy buena acogida en especial en hoteles costeros, alejados de la zona urbana y conectados con la red de carriles bici, paseos o itinerarios cicloturistas. También, entre hoteles de ciudades con una importante herencia cultural que permita a sus clientes desplazarse con independencia y agilidad a visitar zonas atractivas y monumentales. E incluso entre aquéllos más vanguardistas que deseen ofrecer una imagen de modernidad sostenible para desplazarse a las reuniones de trabajo de forma rápida y cómoda. Por el momento, la acogida ha sido bastante buena, muchos establecimientos se han interesado por la iniciativa y, a partir de las primeras implantaciones en hoteles de Burgos y Santander, próximamente se instalará MovE-Hotel en varios de Alemania.