viernes, 18 de octubre de 2019

Iberdrola convertirá a Heineken en el primer grupo cervecero que elaborará sus productos solo con renovables

El parque eólico en la comarca onubense del Andévalo El parque eólico en la comarca onubense del Andévalo

Iberdrola y Heineken España suman en su apuesta por la sostenibilidad como eje estratégico de sus negocios con la firma del primer acuerdo de compraventa de energía a largo plazo (PPA, PowerPurchaseAgreement) entre una eléctrica y un grupo cervecero en España. El acuerdo alcanzado entre ambas compañías contribuirá a hacer realidad la construcción de una nueva planta fotovoltaica en el Andévalo onubense.

Una nueva planta que garantizará el suministro de electricidad verde a las cuatro fábricas de Heineken España y sus oficinas. La planta estará operativa en 2020, bajo la modalidad PPA (PowerPurchaseAgreement), evitando la emisión a la atmósfera de más de 100.000 toneladas de CO2 al año, según ha comunicado la energética.

La comarca onubense del Andévalo forma parte de la estrategia de inversión en proyectos de generación de energía limpia de Iberdrola en España -donde prevé la instalación de 3.000 MW hasta 2022-, así como de su apuesta por los contratos bilaterales, como vía para promover el suministro de energía a precios asequibles y estables entre grandes clientes, comprometidos con un consumo sostenible.

Para Heineken, señala Iberdrola en el comunicado, esta alianza "le permite convertirse en la primera cervecera del país que asume el compromiso de producir sus cervezas exclusivamente con energías renovables en 2023". Para lograrlo, Heineken ha puesto en marcha un ambicioso programa que contempla un suministro de electricidad 100% renovable.

Ubicado en el término municipal de Puebla de Guzmán (Huelva) y con una extensión de 150 hectáreas, el proyecto contará con una capacidad instalada de 50 MW y estará integrado por 147.000 módulos fotovoltaicos de silicio policristalino de 340 Wp que generarán 82 GWh/año. La planta se construirá dentro del mayor complejo eólico de Europa continental, El Andévalo (292 MW), promovido y gestionado por Iberdrola desde 2010.

"A través de los PPAs se abren nuevas oportunidades para el desarrollo de las energías que marcarán el futuro energético en el mundo. Las renovables han demostrado su competitividad y su capacidad para suministrar energía a precios asequibles y estables y los contratos PPAs a largo plazo, además de aportar estabilidad a las inversiones de la compañía en proyectos renovables, se han convertido en una herramienta útil para la gestión del suministro eléctrico de grandes consumidores, comprometidos con un consumo verde y sostenible", explica Ángeles Santamaría, CEO de Iberdrola España.

"Esta iniciativa reafirma el compromiso de Heineken España con la sostenibilidad, demuestra nuestra ambición de convertirnos en la cervecera más verde y consolidará nuestro liderazgo como el referente del sector cervecero. La planta de Andévalo forma parte de un plan que nos permitirá elaborar todos nuestros productos exclusivamente con energías renovables en 2023, consolidando a Heineken como referente en el sector", afirma el presidente de la compañía en España, Guillaume Duverdier.

Plan de energías limpias

El proyecto fotovoltaico Andévalo se enmarca en la apuesta de la compañía por reforzar la inversión en generación de energía limpia en España, con la instalación de 3.000 nuevos MW hasta 2022. Hasta 2030, las previsiones de la compañía apuntan a la instalación de 10.000 nuevos MW. El plan permitirá la creación de empleo para 20.000 personas. La energética prevé destinar 8.000 millones de euros en el período 2018-2022.

Iberdrola es el primer productor de energía eólica en España, con una potencia instalada de 5.770 MW, mientras que su capacidad renovable total instalada alcanza los 15.828 MW. La compañía opera en Andalucía 883 MW, principalmente eólicos. En el mundo, la capacidad renovable instalada de Iberdrola se eleva a más de 30.300 MW, un volumen que convierte a su parque de generación en uno de los más limpios del sector energético.

Una cerverza 'muy verde'

Una vez cubierta toda la demanda de energía eléctrica de sus fábricas en España con el desarrollo de esta nueva instalación solar fotovoltaica, el plan de Heineken se centra en sustituir las actuales calderas de gas por otras de energía renovable para hacer realidad el compromiso de elaborar sus cervezas exclusivamente con energía renovable en el año 2023.

Estas medidas se enmarcan en la estrategia de sostenibilidad Brindando un Mundo Mejor, que integra la responsabilidad ambiental, social y económica de la cervecera "más verde del planeta por contribuir al objetivo común y global de erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad", asegura la compañía.

El plan se centra en seis áreas prioritarias en las que la compañía considera que su actividad puede causar un impacto más positivo. Entre ellas se encuentra la lucha contra el cambio climático mediante la reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera, un compromiso en el que Heineken España ha avanzado notablemente en los últimos años logrando reducir su huella de carbono en un 64% desde 2008.

En 2018 la compañía ha logrado superar los objetivos 2020 dos años antes de lo previsto, estableciendo nuevos retos para 2030 en las áreas de producción, enfriamiento y envases con el fin de dar cumplimiento a los compromisos asumidos en el Acuerdo de París (COP 21) y a los objetivos de desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU. Entre ellos se encuentra el compromiso de hacer que toda la producción de sus cervezas provenga exclusivamente de energía renovable en 2023.