jueves, 22 de febrero de 2018

Previsión de ralentización de la economía española para 2016

Momento de la presentación del informe en la sede de la CEA Momento de la presentación del informe en la sede de la CEA

El quinto informe Loyola Economic Outlook con las proyecciones macroeconómicas para 2015 y 2016 prevé una ralentización de las economías española y andaluza, como se ha destacado en su presentación en la sede de la CEA.

El director del Departamento de Economía de la Universidad Loyola Andalucía y director de Loyola Leadership School, Manuel Alejandro Cardenete, y el presidente del Consejo Empresarial de Economía, Financiación y Fiscalidad de Pymes de la CEA, Manuel Ángel Martín López, han sido los encargados de presentar las principales conclusiones de este quinto informe de proyecciones macroeconómicas Loyola Economic Outlook (LEO).

Cardenete ha expuesto que según se refleja en este número de otoño del informe, la economía nacional prevé cerrar 2015 con un 3,1 de PIB y una tasa de paro del 22%, y que para 2016 el PIB no será superior al 2,5% y la tasa de paro difícilmente bajará del 20%. En el caso de Andalucía, la economía tendrá un comportamiento algo similar, aunque algo más negativo, ya que el cierre del año 2015 no llegará por encima del 2,7% en términos de PIB –cuatro décimas menos que el dato nacional-. En 2016, Andalucía experimentará un crecimiento parejo al del conjunto nacional con un 2,5% y una tasa de paro que difícil y tímidamente bajará del 30%.

A pesar de que el crecimiento económico andaluz continúa, la brecha en cuanto a tasa de paro con la media española y europea se mantendrá según ha explicado Cardenete, puesto que la comunidad necesita "cambiar el modelo productivo y diversificar los sectores que tiran de la economía, ya que hasta ahora, los que lo vienen haciendo son los tradicionales, intensivos en mano de obra y que no pueden absorber toda la población activa". En este sentido, ha abogado por seguir potenciando la industria aeronáutica y sumar otros sectores con recorrido como la industria extractiva, el agroalimentario con nuevos productos potencialmente exportables o el turismo de calidad, "ya que un solo sector no puede tirar de toda la economía regional".

En este quinto número se ofrece, además, en su Sección Monográfica, un análisis de cuál ha sido el impacto de la crisis en Andalucía y España, en el que se refleja que la economía andaluza ha sufrido una recesión aún más profunda que las vividas por el resto de España y, sobre todo, por la Unión Europea.

Las razones del mayor impacto que la crisis ha tenido en nuestras economías son múltiples. A este respecto, se señala en este apartado que las condiciones de las que partían las economías andaluza y española han supuesto un importante lastre, puesto que son unas estructuras productivas estancadas en actividades de medio-bajo valor añadido e importantes desequilibrios macroeconómicos, internos y externos.