martes, 22 de mayo de 2018

Monago avanza que el recorte del presupuesto de Extremadura estará, en principio, "en torno al 10%"

Dado que incluye todas las empresas y entes públicos, cuya existencia dependerá de auditorías

El presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, ha avanzado este martes que el recorte de los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para 2012 estará "en torno al 10%", aunque ha matizado que podría sufrir variaciones en función de las auditorías que se están realizando a empresas y entes públicos.

Monago ha precisado que en dicho presupuesto se incluye de partida "todo el sector público" extremeño, lo cual incluye no sólo a la propia Junta sino también organismos adscritos, consorcios, empresas públicas, patronatos y entes diversos. Ha recordado que la permanencia de dichos organismos y entes depende de una serie de "auditorías" que él ha encargado precisamente para saber qué hacer "con todo ese universo". Ha explicado que "antes de tomar determinaciones" acerca de la supresión de alguno de estos entes quiere saber de cada "unidad funcional" su "valor de retorno" y "utilidad", tanto "social" como "económica", para la sociedad extremeña.

El presidente extremeño ha explicado que su decisión de incluir todo el sector público en el presupuesto para a lo largo de 2012 ir decidiendo sobre cada uno de los entes se debe a "la situación que ha vivido Extremadura" tras las elecciones, en las que ninguna fuerza obtuvo mayoría absoluta. Así, su toma de posesión como presidente no se produjo el 8 de julio, lo que implica que la administración regional va con "un poco más de retraso" que el resto.

José Antonio Monago ha efectuado esta reflexión tras ser preguntado sobre si el recorte del presupuesto de Extremadura para 2012 alcanzará el 20% que para el de Castilla-La Mancha ha anunciado su presidenta, María Dolores de Cospedal. En contestación a dicha pregunta, Monago ha respondido que el recorte extremeño será "inferior" y que "está establecido en torno al 10%".

"Ingresos ficticios"

José Antonio Monago ha recordado que, según los cálculos de su gobierno, el déficit de las cuentas públicas extremeñas llegará al 6,8% del PIB si no se ponen medidas. Esta situación se debe, ha señalado, a que en las partidas que había presupuestado para este ejercicio 2011 el anterior gobierno del socialista Fernández Vara se incluyeron "ingresos ficticios", tales como 177 millones de euros por cobro de la deuda história "que es difícil que se vayan ingresar"; 122 millones del Fondo de Cooperación "que no se han ingresado por parte del Gobierno"; y 89 millones por venta de viviendas en un escenario en el que no hay "crédito para las familias".

Monago ha puesto también como ejemplo de la situación de las finanzas extremeñas que este año 2011 la Junta abona 67 millones a los bancos en concepto de pago de intereses, cifra que en 2012 subirá hasta los 111 millones de euros. Preguntado sobre si recuperará el impuesto de patrimonio, ha recordado que es una "competencia estatal" y ha indicado que "habrá que ver" cómo se "concretan las propuestas" de los candidatos a la Presidencia del Gobierno.

No obstante, ha puntualizado que si se va a recuperar dicho impuesto, "como dicen los nacionalistas, para que lo gestionen las comunidades autónomas", en Extremadura "lamentablemente" va a tener "poco efecto" porque se trata de una región en la que "hay pocos ricos".

Ronda de contactos para atraer inversiones

Por otra parte, José Antonio Monago inició ayer una ronda de contactos con los presidentes y consejeros delegados de las empresas que cotizan en el Ibex 35 con el fin de atraer inversiones a la región. En concreto, ayer mantuvo un encuentro con el presidente de Ferrovial, Rafael del Pino, para tratar las inversiones actuales de la empresa en Extremadura, la agilización de trámites burocráticos y las de futuras inversiones en la región para Ferrovial. Del mismo modo, el presidente Monago también recibió al presidente de Telefónica España, Guillermo Ansaldo, para trasladar las posibilidades de futuro de la región.

Ambos encuentros se enmarcan dentro de la estrategia de atraer inversiones que el presidente Monago inició ayer basada en su apuesta por la creación de empleo, la generación de riqueza en Extremadura y el desarrollo de proyectos futuros. El objetivo del jefe del Ejecutivo extremeño es conocer de primera mano la situación de las principales compañías que cotizan en Bolsa y abordar el problema de la situación del desempleo que afecta a casi 120.000 extremeños. Por último, el gobierno de Extremadura hará extensible esta ronda de reuniones a las diferentes consejerías para acercar posturas desde la región con las grandes empresas españolas y extranjeras en sus diferentes sectores.

Redacción