lunes, 23 de noviembre de 2020

La CEA pide estímulos para las empresas ante la gravedad de la crisis y la destrucción de empleo

El presidente de la CEA, Javier González de Lara El presidente de la CEA, Javier González de Lara

La Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) observa en la EPA del tercer trimestre de 2020 los efectos devastadores de la pandemia y alerta de la grave situación a la que se está llegando. Un contexto excepcional en el que Andalucía se convierte en la comunidad en la que más se incrementó el paro en los últimos tres meses. Un escenario preocupante por lo recurrente cada vez que se produce una caída acusada de la actividad económica.

Para la confederación "la fotografía del sector servicios es demoledora", con 75.000 personas más sin empleo en el último año, atendiendo a la comparativa del mismo trimestre de 2019. Para este sector, y de forma particular, CEA reclama a las administraciones un paquete de ayudas, de incentivos encaminados a garantizar los empleos cuando finalicen los ERTE que en la actualidad están en vigor.

CEA reitera su preocupación por que en los Presupuestos Generales del Estado se puedan detraer recursos de los sectores privados generando una mayor presión fiscal sobre la actividad empresarial y el empleo. "Más obligaciones tributarias podrían obligar a una reducción de las plantillas en las pymes andaluzas", advierten desde la patronal andaluza.

La EPA señala que son 932.300 los parados en Andalucía, 143.800 más que el trimestre pasado (+18,24%). Esto equivale a 66.600 parados más que el año pasado (+7,69%). Datos que vuelven a colocar la comunidad autónoma a la cabeza del incremento del desempleo en España en los tres últimos meses.

Por contra, si se mira la EPA por el lado de la ocupación, son 2.985.300 los ocupados en la región; 76.200 más que el trimestre pasado (+2,62%). Una cifra que se traduce en 115.600 ocupados menos que el año pasado (-3,73%). La ocupación es menor que el pasado año en todas las provincias andaluzas, excepto en Cádiz.

Los parados disminuyeron en el último año en las provincias de Cádiz, Córdoba y Huelva. Sólo el sector agrícola registra un descenso del paro en el último año. También es subrayable el aumento del paro en el sector de la construcción, con 5.100 personas más sin empleo en el último año.