miércoles, 02 de diciembre de 2020

El presidente de CEA pide reactivar la economía "sin intervencionismo y facilitando la libertad de empresa"

Imagen de archivo del presidente de CEA Imagen de archivo del presidente de CEA

El presidente de CEA, Javier González de Lara, ha propuesto, en su intervención en la Cumbre Empresarial de CEOE, que hay que "reactivar la economía de manera inmediata, facilitando la libertad de empresa, sin más intervencionismo, ni nuevas normas, ni otras cuestiones de tipo ideológico". Se trata de seguir adelante "haciendo empresa, con un marco jurídico y administrativo adecuado".

González de Lara ha señalado que para reactivar la economía "no hay que cambiar el modelo productivo, sino hacerlo más competitivo con nuevos modelos de negocio". Porque la crisis no es "estructural ni de sistema, sino que es sanitaria y ajena al mundo empresarial".

El máximo responsable de la representación empresarial andaluza ha explicado que "coyunturalmente necesitamos medidas de reactivación económica, en unos casos de carácter paliativo, como las financieras y fiscales para mantener la liquidez de las empresas que han dejado de facturar; y en otros casos de estímulo, sobre todo, de la demanda, en sectores como el comercio o el turismo, así como en sectores tan estratégicos como el aeronáutico".

Unas medidas que han de adoptarse en un escenario de seguridad y de generación de confianza, en las que debe estar presente "el Diálogo Social y desde el que se puede enfocar las medidas que necesita especialmente Andalucía, tales como impulsar la digitalización, la innovación, la atracción de las inversiones, apostar por la internacionalización, así como incrementar y mantener la inversión pública, entre otras medidas".

Por otra parte, González de Lara describió algunas enseñanzas positivas que se pueden obtener de esta crisis. En primer lugar, ha dicho que "se ha roto la idea tan reiterada de que sólo la provisión pública garantiza los derechos", puesto que los sectores empresariales como "las telecomunicaciones, la energía, el comercio de alimentación o el sanitario, junto a la logística, han seguido funcionando perfectamente y respondiendo a todas las necesidades".

En segundo lugar, "esta crisis ha puesto sobre la mesa una vez más la función social de la empresa, pues los ejemplos de solidaridad ejecutados en estos meses por las empresas, las pymes y los autónomos se pueden encontrar en cualquier lugar de España".

En tercer lugar, esta crisis ha demostrado que las empresas, en situaciones extremas, "son capaces de reaccionar e innovar, dando soluciones para atender circunstancias excepcionales, facilitando el mantenimiento de la actividad productiva, en conjunción con la promoción de la salud pública".

Finalmente, el presidente de CEA ha destacado el papel ejercido por las organizaciones empresariales, que, por una parte, han informado a sus asociados de las novedades que se iban produciendo en el día a día; y, al mismo tiempo, trasladaban a las autoridades las legítimas y necesarias reivindicaciones de los distintos sectores. Sin olvidar la destacada labor, que en su opinión han realizado, para "promover la paz social, la convivencia y el diálogo, en un escenario de absoluta inestabilidad".