sábado, 30 de mayo de 2020

¿Cómo encara el sector aeronáutico andaluz la crisis y cuáles son sus estrategias de futuro?

El presidente de Andalucía Aerospace, Antonio Gómez-Guillamón El presidente de Andalucía Aerospace, Antonio Gómez-Guillamón

El sector aeronáutico es estratégico para la economía andaluza, como uno de los grandes polos de esta actividad en el continente europeo. ¿Qué impacto está teniendo el coronavirus en las empresas? ¿Qué perspectivas de futuro maneja el sector? ¿Cómo será la desescalada de los vuelos comerciales y las aerolíneas? El presidente del clúster Andalucía Aerospace, Antonio Gomez-Guillamón, disecciona el escenario actual y aporta las claves fundamentales con gran lucidez, capacidad de análisis y con un discurso muy didáctico.

El presidente de Andalucía Aerospace participó en un nuevo encuentro digital organizado por la Cámara de Comercio de Sevilla para exponer su visión del sector aeronáutico tras la crisis. Un sector que se encuentra, como casi el resto, ante un incertidumbre extraordinaria, aunque dentro de las dificultades, el aeronáutico andaluz dispone de valores diferenciales muy a tener en cuenta.

En su análisis, Gómez-Guillamón destacó que todo el sector se ha "dado la vuelta por completo", y se encuentra en un shock financiero que ha hecho tambalear todo el sistema, en especial por la situación de las aerolíneas comerciales. Por eso, argumentó que "desde el minuto uno lo más importante para el sector andaluz es la liquidez de las empresas. Esta crisis se trata de ganar tiempo, puesto que en abril las aerolíneas no hicieron ni un solo pedido nuevo".

¿Y cómo se están manteniendo las empresas? Reorganizando todos los proyectos y las cadenas de trabajo, bajando la cadencia de producción, pero intentado salvaguardar la capacidad de la industria para cuando llegue el momento de reactivarse y retomar la actividad. Es decir, sin comprometer o mermar la velocidad de su respuesta para cuando la economía mejore.

¿Sobre qué pilares se asienta la actividad del sector en la comunidad andaluza?. El presidente de Aerospace se centra en tres fundamentales:

1.- Defensa y espacio. En la coyuntura actual los programas de defensa de la Unión Europea y de espacio serán los que sostengan al sector. Especialmente defensa ya que, hasta ahora, han mantenido un buen ritmo. Si antes de la pandemia, el mayor crecimiento provenía de la avión comercial y civil, el cambio ha sido copernicano. En este segmento las empresas andaluzas se encuentran bien posicionadas con la experiencia de los proyectos y ensamblajes, tanto en Sevilla como en la Bahía de Cádiz, gracias a la fuerza tractora de Airbus. A juicio de Goméz-Guillamón, la crisis ha pillado en mejor situación al gigante europeo que a su gran competidor Boeing. Una de las grandes incógnitas es qué harán los países con sus planes de Defensa. En el caso de España, cada vez que se ha producido una crisis, el presupuesto de defensa o se ha congelado o ha disminuido.

2.- Aviones comerciales. Guillamón explicó que con las fronteras cerradas, el 60% de la flota de la aviación comercial se ha paralizado. Los planes de futuro y los pedidos lanzados de aeronaves se han paralizado todos, arrastrando con ello a toda la cadena de suministro. La clave fundamental va a estar en la movilidad que se pueda ir produciendo a partir de ahora. Aunque el Gobierno de Sánchez ya ha ampliado el número de aeropuertos con llegadas internacionales a 13. El presidente de Aerospace remarcó que "sin COVID para el 2030 tendríamos unos 35.000 aviones volando. Si la movilidad se recupera en dos meses para la campaña de invierno, tendríamos una crisis en V con cierta pérdida de volumen de mercado menos abrupta. Pero si las restricciones van más allá y se ve afectada la campaña de invierno, y no se retoma el pulso hasta la primavera y verano de 2021, perderíamos para el 2030 un 30% del volumen de pedidos. Si la pandemia continúa más y perdemos las campañas de verano de 2021 y la siguiente temporada de invierno hasta el verano de 2022 habremos perdido casi un 50 % del volumen de pedidos de aquí a 2030."

3.- Aeronaves no tripuladas y mantenimiento. Dentro del plan estratégico del sector en Andalucía se contemplan distintas líneas de desarrollo, crecimiento e innovación, como puso de relieve su presidente. Unas líneas que se han reforzado y resposicionado con un nuevo documento de Medidas de reimpulso Sector Aeroespacial ante la crisis del COVID19. Entre ellas avanzar en la fabricación de aeronaves no tripuladas, en especial con el crecimiento de drones, apostar por el centro de desarrollo CEUS en Huelva y potenciación del centro ATLAS en Jaen. De modo que Andalucía sea lugar de referencia para el desarrollo y demostración de este tipo de iniciativas. Igualmente, considera que es necesario avanzar en la línea RMO, es decir, en el mantenimiento de aparatos, así como estudiar las posibles sinergias que el sector pueda tener con otras industrias similares, como pueden ser la naval o la de construcción de carros de combate en el caso de defensa. En relación con los drones y las aparatos no tripulados, el principal hándicap para su desarrolla se encuentra en la lesgilación europea, en opinón de Guillamón, "quizá demasiado estricta en comparación con las de otros países".

De cara la recupación económica, Guillamón alertó de que no nos podemos dormir para que otros países no "nos adelanten en innovación y esfuerzo tecnológico". "Tenemos que luchar también contra esta amenaza y trabajar sobre ella. Nuestra industria tiene mucho trabajo por delante para seguir invirtiendo e innovando y minimizando el impacto ambiental, que puede ser otra amenaza para nuestro sector. Tenemos que seguir siendo una potencia única."

En relación con los posibles cambios de comportamiento de las personas y los mercados, considera, que una vez que pase lo peor de la crisis, "la gente seguirá queriendo viajar y volar". Por lo que el proceso globalizador y de intercambios mundiales continuará. Ahora bien, desde el punto de vista de la producción industrial, posiblemente se primen "cadenas de suministros más cercanas, ya que las grandes oportunidades para las empresas del sector no van a provenir de fabricar más barato, sino de fabricar de forma más inteligente. La ventaja competitiva será para quien tenga el liderazgo tecnológico".

Andalucia Aerospace la componen 65 empresas entre socios y colaboradores del sector. El sector aeroespacial andaluz, según el último informe oficial publicado el año pasado, genera cerca de 16.000 puestos de trabajo directos y factura 2.530 millones de euros.