miércoles, 17 de julio de 2019

Andalucía crecerá este año un 2,4%, según el Loyola Economic Outlook de verano

Presentación de la edición de verano del LEO en la CEA Presentación de la edición de verano del LEO en la CEA

Las proyecciones del último Informe Loyola Economic Outlook presentado hoy en la sede de la Confederación de Empresarios de Andalucía pronostican un crecimiento del 2,4% en Andalucía en 2019 y un 2% en 2020, en línea con el dato de la economía española. Según estas previsiones, a corto plazo el comportamiento de la economía andaluza mantendrá un buen tono.

El análisis muestra que el segundo trimestre de 2019 podría cerrarse con un crecimiento del 0,6%, repitiéndose este dato en el tercer trimestre de 2019, en línea también con el PIB nacional. Esto supone un cambio en la tendencia de los últimos trimestres, cuando el crecimiento del PIB andaluz era algo superior al del PIB nacional.

En cuanto a mercado laboral en la región, la economía andaluza generará empleo con mayor dinamismo que en el primer trimestre. A lo largo del 2019, el aumento del número de ocupados podría alcanzar el 2,1% en el año 2019, y el 1,8% en el año 2020, por encima del ritmo de creación de empleo en el contexto nacional.

Estos incrementos positivos del empleo seguirán contribuyendo a la disminución de la tasa de desempleo, que se situará en torno al 21% en el año 2019. En el año 2020, se prevé que la tasa de desempleo se sitúe en torno al 19,6%, siendo el primer año, desde el 2008, en el que se baje del umbral del 20%. Sin embargo, Andalucía sigue manteniendo un diferencial de desempleo elevado (de 6,2 puntos porcentuales) con relación a la tasa de desempleo nacional.

Por último, el nivel de precios en la comunidad autónoma presentará un comportamiento muy en la línea de lo que va a suceder en el conjunto de la nación. En el año 2019, el IPC en Andalucía podría experimentar un aumento del 1,2%, mientras que sería del 1,3% en 2020, una décima por debajo del nacional.

Comportamiento nacional

Según el LEO de verano, el PIB nacional va a crecer un 0,6% en el segundo trimestre de 2019, y mantendrá ese mismo valor para el tercer trimestre. Esto implica una previsión de tasa de crecimiento anual del 2,4% para 2019, lo cual supone una revisión de 2 décimas al alza con relación a la previsión realizada en el informe anterior.

Este mejor dato se debe a un comportamiento de la economía algo mejor de lo esperado en el primer trimestre de 2019. En definitiva, la economía española sigue manteniendo un buen tono desde el inicio del año, siendo los principales motores la inversión y el consumo público.

Esta tasa de crecimiento anual del PIB de 2,4% para 2019 queda dos décimas por debajo de la tasa de crecimiento del PIB registrada en 2018, confirmando la desaceleración del ritmo de crecimiento de la actividad económica de los últimos años. Esta desaceleración de la economía española, en sintonía con la tendencia de la economía mundial, podría mantenerse en los próximos dos años, aunque según los responsables del informe "no es perceptible un riesgo significativo de evolución hacia una recesión".

En línea con el comportamiento del PIB, el mercado laboral también verá atenuado su dinamismo en el futuro más inmediato. Así, se estima un crecimiento del empleo de un 1,9% en el año 2019, y de un 1,7% en 2020, lo cual va a determinar que la tasa de desempleo se sitúe en torno al 13,8% (año 2019) y alrededor del 12,7% (año 2020).

Finalmente, el ritmo de crecimiento interanual del IPC se situará en el 0,8% en el segundo trimestre de 2019, pudiendo incrementarse hasta el 1,2% a finales del tercer trimestre. La tasa de variación anual podría ser del 1,2% en 2019 y del 1,4% en el año 2020.