miércoles, 22 de enero de 2020

Proyectos empresariales de Andalucía como ejemplos de lucha contra el cambio climático en la COP25

Visita del presidente andaluz al stand de Endesa en la COP25 Visita del presidente andaluz al stand de Endesa en la COP25

Empresas del tamaño y el peso específico en la economía andaluza como Endesa y Atlantic Copper han participado en distintas sesiones de la Cumbre del Clima que se está celebrando en Madrid para explicar algunos de sus proyectos innovadores y sostenible, como ejemplos concretos de compromiso y de lucha contra la crisis climática.

En el caso de Endesa, el director general de Endesa Andalucía y Extremadura, Francisco Arteaga, ha participado en la mesa redonda "Andalucía, comprometida con el planeta". Arteaga ha presentado el proyecto Bosque Endesa que recientemente ha llevado a 30 voluntarios de la compañía ha contribuir a la reforestación de la zona devastada por el incendio de 2017 de Doñana. Esta iniciativa es fruto del compromiso adquirido entre Endesa y la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, por el que la empresa va a reforestar 40 hectáreas del Parque Natural de Doñana con especies autóctonas, lo que supone la absorción de 3.606 toneladas de C02 a la atmósfera.

Un mundo renovable

En relación con la apuesta por las energías renovables, el director general ha destacado que Endesa gestiona actualmente más de 7.077,8 MW de capacidad renovable en España. De esta cifra, 4.710 MW son de generación hidráulica convencional. El resto, más de 2.367,8 MW, se gestionan a través de EGPE y proceden de energía eólica (1.937,8 MW), solar (337 MW), minihidráulica (79 MW) y otras fuentes de energía renovable (14 MW). Para el año 2022, Endesa se ha marcado el hito de alcanzar 10,2 GW de capacidad instalada renovable, con una inversión total de unos 3.800 millones de euros, según el último Plan Estratégico presentado recientemente por la energética.

Para ello Endesa está desarrollando proyectos de gran envergadura como un parque fotovoltaico en la localidad sevillana de Carmona, "Los Naranjos", de 50 megavatios de potencia, que será la mayor planta fotovoltaica de la empresa hasta la fecha en Andalucía, con un equivalente al consumo anual de casi 15.000 hogares, o el parque eólico "Los Arcos" que se está construyendo en los municipios malagueños de Almargen, Teba y Campillos, de 34,6 megavatios (MW) de potencia, que evitará la emisión a la atmósfera de aproximadamente 69.000 toneladas de CO2 anuales.

El director general de Endesa Andalucía y Extremadura también ha desarrollado en la mesa redonda el proyecto "que sirve como ejemplo de cómo queremos que sean las ciudades del futuro, se trata de #eCitySevilla". Este proyecto que aúna a empresas privadas y entidades públicas tiene como objetivo desarrollar un modelo de ciudad en ecosistema abierto, digital, descarbonizado y sostenible en el enclave de la Isla de la Cartuja para 2025.

"La Isla de la Cartuja de Sevilla será un referente de sostenibilidad a nivel internacional gracias a en un modelo de transición energética urbano, de tal forma que los objetivos de energía y clima establecidos para 2050 se alcanzarán 25 años antes", ha explicado Arteaga. Para desarrollar el proyecto existen ya cuatro grupos de trabajo que ejecutarán las estrategias a seguir en cada uno de los pilares del proyecto: energía, edificación, movilidad sostenible y digitalización.

Menor huella hídrica

Por su parte, el director de Innovación y Tecnología de Atlantic Copper, Guillermo Ríos, ha presentado en el marco de la COP25 el proyecto europeo RedScope, financiado por el EIT Raw Materials, que tiene por objetivo conseguir la máxima recuperación de las aguas empleadas en los procesos de la empresa metalúrgica, de modo que gane en eficiencia y sostenibilidad.

Ríos ha avanzado algunos de los aspectos más importantes del proyecto, que cuenta con la coordinación técnica de Suez, encargada de la definición y diseño de la línea de proceso, a su vez apoyada por Cetaqua, Centro Tecnológico del Agua, y el Instituto Sueco de Investigación Ambiental (IVL), encargado de la caracterización y estudio de la posible valorización del residuo que se genere en el nuevo proceso.

Como parte del proyecto, se ha diseñado un prototipo de filtración avanzada complementado con diversas tecnologías de membranas que permitan recuperar la mayor parte del agua (alrededor de un 90%). Esta agua, de calidad adecuada para ser usada como agua de proceso, será enviada de vuelta a la fábrica, reduciendo el consumo de agua fresca y, por tanto, la huella hídrica.

Para Ríos, "el cobre procesado es un elemento circular per se. Es reutilizable en un 99%. Por este motivo, uno de los objetivos estratégicos de nuestra compañía es circularizar el proceso productivo: haciendo un uso eficiente de recursos naturales como son la energía o el agua".

Por otro lado, el responsable de Innovación de Atlantic Copper considera que uno de los puntos clave para el futuro es la colaboración con otros agentes (públicos/privados). "No puede ser de otra forma. Es el caso de acuerdos con universidades europeas y españolas; o liderando proyectos europeos relacionados directamente con la Economía Circular", aclaró.