martes, 16 de octubre de 2018

Naturgy encabeza el sector Utilities del Índice de Sostenibilidad FTSE4Good

La planta fotovoltaica de Sobral en América La planta fotovoltaica de Sobral en América

Naturgy ha sido reconocida por el índice FTSE4GOOD "como la empresa más sostenible del supersector Utilities", que agrupa a las empresas de gas, agua y multiutilitiesn ha resaltado la compañía en un comunicado. Este índice, que forma parte del FTSE Global Equityindex, reconocido a nivel mundial, analiza más de 2.000 empresas y evalúa más de 300 indicadores medioambientales, sociales y de gobierno corporativo.

La puntuación global de la compañía ha pasado de 4,3 en la última evaluación de 2017 a 4,8 en Junio de 2018, siendo 5 la máxima puntuación posible, expone la compañía. Las áreas valoradas con la puntuación máxima han sido: cambio climático, biodiversidad, estándares laborales, seguridad y salud, derechos humanos, gestión de riesgos, anticorrupción, gobierno corporativo y transparencia fiscal.

"Este resultado es un reconocimiento del compromiso de la compañía con la sostenibilidad y refuerza la excelencia operacional y de gestión de Naturgy. En este sentido, la compañía prevé profundizar en estas líneas de trabajo en el marco de su Plan Estratégico 2018-2022 presentado recientemente en Londres" explicó Jordi García Tabernero, director general de Comunicación y Relaciones Institucionales de Naturgy. "La compañía entera está involucrada en implantar buenas prácticas en sostenibilidad, gestión corporativa y sensibilidad social", ha añadido.

¿Qué califica el índice?

Periódicamente, la compañía analista líder a nivel mundial FTSE Russell elabora la serie FTSE4Good con más de 15 índices de inversión en valores éticos.

Los criterios de inclusión en FTSE4Good son cada año más exigentes y hacen referencia a la sostenibilidad medioambiental, las relaciones positivas con los grupos de interés, el respeto y promoción de los derechos humanos, la garantía de estándares en la cadena de valor y la lucha contra la corrupción.

Este servicio de calificaciones de FTSE Russell ayuda a promover estándares globales de responsabilidad corporativa y permite a los participantes del mercado integrar la sostenibilidad en sus inversiones y apoyar la transición hacia una economía baja en carbono.