viernes, 25 de mayo de 2018

Investigadores de la UCO diseñan un reactor que convierte los plásticos en hidrógeno y nanobutos


J. G. T.   I   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   I   25.04.2012


Investigadores de la UCO que participan en el proyecto. FOTO: Fundación Descubre

Investigadores de la Universidad de Córdoba han diseñado un reactor que permite la conversión de plásticos industriales en hidrógeno y nanotubos de carbono.

Según informa la Fundación Descubre en nota de prensa, la transformación es de carácter mixta, ya que combina el plasma (estado de la materia que se consigue cuando las moléculas pasan por un campo electromagnético intenso) y el CO2 como reactivo. Gracias a ello, es posible la obtención de nuevos productos, además de los beneficios medioambientales por la reutilización de este gas con efectos nocibos.

La novedad de esta investigación reside en la técnica empleada, que combina plasma y catálisis. El primero es un estado de la materia que se consigue cuando las moléculas pasan por un campo electromagnético intenso. Los investigadores cordobeses manejan esta propiedad para obtener sustancias químicas y, posteriormente, introducir CO2 para convertirlo en moléculas reactivas, activándolo de este modo. Por último, se produce la denominada catálisis, donde la materia plástica y el gas activo permiten obtener tres resultados: sustancias químicas, nanotubos y combustibles.

"Tras su paso por el reactor en el plasma se producen tres tipos de carbón. El primer tipo, de coque, es un polvo marrón; el segundo es de color verdoso y se encuentra depositado sobre el anterior; y el tercero es filamentoso, a modo de nanofibras de carbón irregulares estructuralmente y en tamaños. Al aumentar la temperatura del plasma se produce más cantidad del filamentoso", ha apuntado César Jiménez, responsable del proyecto.

Por último, a la obtención de resultados científicos novedosos como el reactor y la incorporación del proceso de plasmacatálisis, se suman ventajas medioambientales como la eliminación de residuos plásticos y CO2. En el ámbito químico, los experimentos suponen fuentes de materias primas, es decir, dan lugar a elementos para utilizar en otras reacciones. En cuanto a los beneficios energéticos, se trata de un proceso generador de hidrógeno a partir de residuos en el que se obtienen nuevos materiales en forma de nanotubos.