martes, 19 de enero de 2021

Endesa conecta a la red sus dos plantas solares más grandes de Andalucía de 100 MW de capacidad instalada

Trabajo de remate de planta fotovoltaica de Endesa Trabajo de remate de planta fotovoltaica de Endesa

La compañía energética, a través de su división de renovables Enel Green Power España (EGPE), ha finalizado la construcción de las plantas fotovoltaicas de Las Corchas y Los Naranjos, ubicadas entre las localidades sevillanas de Carmona y La Rinconada. Con una inversión de 70 millones de euros y construidas en un tiempo récord, las dos plantas fotovoltaicas sumarán una capacidad conjunta de 100 MW y generarán 202 GWh al año, lo que equivale al consumo energético anual de una localidad como Carmona.

Las Corchas y Los Naranjos disponen de 258.120 paneles fotovoltaicos bifaciales, lo que permite captar la radiación solar por ambos lados, optimizando su utilización. Además, para su funcionamiento se han construido 14 centros de transformación, 2 subestaciones eléctricas y 45 kilómetros de redes subterráneas. Este conjunto ha permitido ya generar su primer megavatio de energía renovable, que ya ha llegado a la red de distribución eléctrica andaluza. La energía renovable producida por las dos plantas evitará la emisión anual de más de 94.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.

La construcción de estas plantas ha coincidido con la pandemia del Covid-19 por lo que se han ejecutado atendiendo a los protocolos de seguridad sanitaria. Luca Capuozzo, responsable de construcción de Endesa para Las Corchas y Los Naranjos, ha expresado su agradecimiento por "el esfuerzo de todos los trabajadores y la coordinación con las autoridades locales de Carmona y La Rinconada, que han hecho posible que la provincia de Sevilla produzca hoy una energía más limpia".

Como ya ha informado Mercados21, En la provincia de Sevilla, la compañía ha destinado 124 millones de euros a proyectos renovables, Las Corchas y Los Naranjos ya operativos, mientras se está tramitando otro en Sevilla denominado Torrepalma y que ha recibido la autorización administrativa de construcción, y otro más en Sanlúcar la Mayor, Sol de Casaquemada que iniciará su construcción de forma inminente. Una vez estén operativas todas estas instalaciones, la provincia contará con 172 MW de energía limpia, equivalente al consumo energético anual de Écija y Utrera juntas.

Esquema apicultura Carmona

Un proyecto pionero de Economía Circular

El inicio de producción de estas plantas fotovoltaicas marca el final de una fase, pero el inicio de otra, ya que Endesa ha seleccionado estas instalaciones para desarrollar un proyecto pionero e innovador: agrivoltaica y apicultura en instalaciones fotovoltaicas.

Este proyecto se basa en el cultivo de tres hectáreas de especies aromáticas entre los paneles fotovoltaicos de las plantas de Endesa en Carmona. Este cultivo permitirá después a las abejas que se ubicaran entre los paneles, desarrollar su función polinizadora, creando una miel sostenible y con marca solar.

Endesa y el Ayuntamiento de Carmona están precisamente seleccionando apicultores solares en la localidad, ya que la actividad de apicultura unida al proyecto agrivoltaico, suponen no solo un impulso al desarrollo socioeconómico de la comunidad local, sino también un claro ejemplo de cómo devolver el uso agrícola al suelo, aplicando de este modo el concepto de valor compartido y economía circular "por el que Endesa está apostando en todas sus instalaciones renovables", remarca la energética.

Para la construcción de las dos plantas fotovoltaicas, la compañía ha implementado la última tecnología en este campo, como el uso de un exoesqueleto para facilitar la instalación de los módulos solares, cámaras de seguridad para detectar cualquier brecha de seguridad durante la construcción, y sistemas integrated juntion que permiten unir los módulos fotovoltaicos sin remaches.

Además, Endesa está utilizando la realidad virtual para supervisar estas plantas a través de unas smart glasses, lo que permite la asistencia remota de los supervisores sin necesidad de trasladarse físicamente a la zona de construcción. Esta tecnología también incorpora una cámara de infrarrojos que capta en tiempo real las imágenes de las actividades de construcción y ejecución.