jueves, 24 de mayo de 2018

El nuevo modelo de transporte limpio se llama ElectricCarSharing

Andalucía se convierte en la primera autonomía en implantar el modelo de ElectricCarSharing con coches eléctricos

Andalucía ha sido la primera comunidad autónoma española que ha implantado el modelo representado por ElectricCarSharing. Se trata de un modelo de transporte limpio, surgido de la combinación del car-sharing y de los coches eléctricos, que la compañía sevillana Cochele ha puesto en marcha en Sevilla con una flota inicial de 16 coches eléctricos, que prevé aumentar a medio plazo hasta los 300 vehículos.

"Este tipo de transportes generará múltiples utilidades para la comunidad sevillana, entre otros, la disminución del número de coches por la ciudad, ya que según estudios realizados en Europa, el uso de utilizar un coche compartido supone sustituir  4 a 10 coches privados", según aseguró el fundador de Cochele, Paul Lubbers, durante el IV Foro TIC y Sostenibilidad celebrado recientemente en Sevilla.

En dicho evento, Lubbers presentó este proyecto que tiene por objetivo "dar un paso más" en la línea de mejora de la eficiencia energética de este transporte con la incorporación de fuentes renovables, en particular con la energía fotovoltaica. "Con este proyecto se logra, por un lado, disminuir el uso de este transporte que es igualmente el transporte más consumidor de energía primaria, y por otro, conseguir cero emisión", añadió.

Ventajas climáticas y beneficios económicos para el usuario En referencia a las ventajas y aportaciones de este nuevo modelo de transporte, Lubbers hizo hincapié en que la reducción del número de coches en las calles sevillanas aportaría beneficios de diversa índole como el aumento de los espacios urbanos y para aparcamiento; la promoción del transporte intermodal; la reducción de la contaminación acústica; y la disminución de la conducción y del tráfico. "Con el uso del car-sharing el resultado final es el descenso de los gases de efecto invernadero, y redunda en una mejora de la salud de las personas y de los propios monumentos de la ciudad", manifestó Lubbers.

Además de estos beneficios sociales ligados al establecimiento de una red de coche compartido, el usuario en concreto se verá beneficiado por un notable ahorro económico, en comparación con la titularidad de un coche propio. Así se desprende de un análisis del coste del vehículo en propiedad frente al coste de uso de ElectricCarSharing, que resulta la opción más barata si el usuario recorre menos de 15.000 kilómetros al año. “La principal motivación para inscribirse a una entidad de car-sharing es de carácter económico: si el usuario no percibe un ahorro o beneficio económico, el resto de posibles factores suelen ser insuficientes”, matizó el fundador de Cochele.

Fabiola Lobo