martes, 22 de mayo de 2018

Andalucía absorbe casi 4 millones de toneladas de CO2 al año

Esta capacidad como sumidero de carbono satisface las exigencias establecidas por los principales acuerdos internacionales.

Andalucía absorbe al año casi 4 millones de toneladas de CO2La capacidad de absorción bruta es de 11,96 millones de toneladas de CO2 al año.

El valor neto de las absorciones de gases de efecto invernadero en Andalucía es de 3,916 millones de toneladas de CO2 al año. Dentro de los esfuerzos realizados para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero del denominado sector difuso (emisiones de CO2 no afectadas por la Ley 1/2005 que regula el régimen de comercio de derechos de emisión y todas las emisiones de metano, óxido nitroso y gases fluorados), la Junta de Andalucía ha desarrollado una metodología para calcular la contribución del sector uso de la tierra, cambio de uso de la tierra y selvicultura al cumplimiento de los objetivos de Kioto.

Acuerdos de Marrakech En este aspecto, también se han tenido en cuenta los límites de absorción establecidos por los Acuerdos de Marrakech para ciertos sectores. El resultado obtenido es una capacidad de absorción bruta de 11,96 millones de toneladas de CO2 al año en Andalucía, cifra cuyo valor neto queda en 3,916 millones de toneladas anuales.

Este resultado final corresponde a la suma de absorciones por forestación de tierras agrarias (1,01 millones de toneladas de CO2 al año y el 25,8 por ciento del neto total), la absorción por conversión de cultivos anuales a leñosos (0,45 millones de toneladas y 11,5 por ciento del total) y el tope de absorción por gestión de bosques (2,456 millones de toneladas y el 62,7 por ciento del neto total).

En este último apartado, la Administración ambiental destaca que los 2,456 millones de toneladas anuales corresponden al límite establecido para España por los Acuerdos de Marrakech en materia de absorción vinculada a la gestión de bosques. A este respecto, las actuaciones de manejo realizadas en los más de 1,5 millones de hectáreas de bosques arbolados y adehesados espesos de Andalucía arrojan un potencial de secuestro de carbono muy superior al límite establecido para el país. Por ello, dada la importancia del cambio climático y desde la aprobación en 2002 de la Estrategia Andaluza de Cambio Climático, la Junta de Andalucía viene desarrollando diversas medidas de reducción y adaptación para combatir los efectos de este fenómeno global.

Redacción.