sábado, 22 de septiembre de 2018

10 sencillos consejos para ahorrar energía en el hogar

Redacción   I   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   I   15/11/2012

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), entidad dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, ha publicado recientemente que el potencial de ahorro en España, por el cambio de hora, podría llegar a representar un 5% del consumo eléctrico en iluminación, equivalente a unos 300 millones de euros, de los cuales 90 millones correspondería al potencial de los hogares españoles (ahorro de 6 euros por hogar) y los 210 millones de euros restantes se ahorrarían en los edificios de uso terciario e industria.

Además de la iluminación, también se consume energía en la climatización, representando ésta el 60% en un edificio. A la vista de estos datos, y dado que esta cifra varía según su uso, localización y eficiencia energética, la compañía Bleninser Geotermia ha publicado una serie de sencillos consejos que ayudan y contribuyen al ahorro de energía en los hogares españoles:

Imagen de recurso. Mercados21.

1. Abrir las ventanas el tiempo necesario para ventilar las habitaciones. Con diez minutos es suficiente para renovar el aire.

2. Apagar la calefacción por la noche y no encenderla por la mañana hasta que el hogar esté ventilado y las ventanas cerradas.

3. Cerrar los radiadores que no se necesiten para mantener el confort de la casa y apagar la calefacción si se va a estar fuera más de un día.

4. Colocar burletes y adhesivos en puertas y ventanas para mejorar el aislamiento, ahorrará entre un 5 y un 10% de energía.

5. Poner, si es posible, dobles ventanas o doble acristalamiento. Se ahorrará un 20% de energía. El 40% de las fugas se produce por ventanas y cristales.

6. Instalar un termostato para regular la climatización del hogar. Es muy eficiente y se amortiza rápidamente.

7. Mantener la temperatura en 21º C. Es la temperatura más eficiente.

8. No abusar de la calefacción, porque además de ser perjudicial para la salud, cada grado que aumenta la temperatura consume entre un 5 y un 7% más.

9. Para dormir es suficiente una temperatura entre 15º y 17º C, aunque niños y personas mayores pueden necesitar un poco más de calor.

10. Si se hace alguna reforma en el hogar, pensar la posibilidad de instalar algún aislante en techos y paredes.