lunes, 27 de septiembre de 2021

"Las empresas deben perder el miedo a competir con otras en proyectos europeos"

Beltrán Calvo, consejero delegado de Isotrol en la sede de la compañía Beltrán Calvo, consejero delegado de Isotrol en la sede de la compañía

Beltrán Calvo aporta en esta entrevista su visión de la gestión empresarial, la importancia de la innovación y cómo afrontar los nuevos desafíos de un mercado que ya es global. No comulga con la demagogia y la palabrería, si por detrás no hay un enfoque de verdad que sea positivo para las empresas. Explica que en Isotrol ya hace años que trabajan adaptándose a las nuevas exigencias y necesidades de los mercados.

En los últimos meses los datos macroeconómicos empiezan a dar un respiro en la compleja coyuntura que estamos atravesando, aunque quizá no tanto en los microeconómicos. En su opinión, en qué situación nos encontramos, ¿en una mejoría relativa o en una salida real de la crisis?

La economía es una larga cadena compuesta de muchos eslabones. Empieza en la macroeconomía con los grandes movimientos de capitales, con un perfil muy especulativo, pasando por la banca, el endeudamiento público y privado, la inversión de las grandes empresa y esto va encadenando eslabones hasta que llegamos a lo que ve el ciudadano que es el empleo y el consumo. Es indudable que muchos de los primeros eslabones han mejorado sustancialmente (prima de riesgo, déficit, financiación, inversión en bolsa,... ) pero aún no se nota claramente su efecto sobre el final de la cadena, el empleo y el consumo. Se podría pensar que es una mejoría relativa porque aún no se ha generalizado su efecto, pero sin duda estamos arrancando en los últimos trimestres una senda de crecimiento donde día a día se van conociendo nuevos datos alentadores, lo que me hace pensar que estamos en la fase inicial de una salida real de esta profunda y larga crisis. Ya lo decían en el antiguo Egipto: 7 años de vacas flacas y siete años de vacas gordas.

En este escenario, ¿cuáles son los principales objetivos de Isotrol para este ejercicio?

Isotrol opera en el sector tecnológico. En los 31 años que llevamos en este sector hemos vivido su evolución donde en estos últimos años se han unido tres circunstancias que lo están condicionando fuertemente: los siete años de crisis internacional y con mayor incidencia en el ámbito nacional; la necesidad de cambiar los modelos de negocio motivado por el efecto de Internet, la telefonía móvil y las redes sociales; y la maduración del sector. Todo esto está provocando un aumento de la competencia con una clara y continuada disminución de los márgenes operativos que está haciendo que las empresas que no se adapten a esta circunstancia estén pasando por graves problemas que están abocando incluso a la desaparición de muchas de ellas. En Isotrol vimos esta necesidad de cambio hace ya algunos años y estamos realizando un gran esfuerzo para cambiar nuestra organización interna, nuestro catálogo de productos y servicios y nuestro modelo de negocio para ser una empresa más especializada en determinados mercados verticales donde podemos aportar una oferta competitiva y con actividad internacional para así poder los próximos años seguir creciendo de manera sostenible y rentable.

La compañía está llevando a cabo una importante apuesta por la internacionalización como, por ejemplo, es el caso de Brasil. ¿Cuál está siendo la evolución de la empresa en el exterior? ¿Qué nuevos mercados son prioritarios a corto o medio plazo?

Empezamos hace ya varios años a desarrollar nuestra actividad internacional de la mano de grandes clientes nacionales y basado en nuestra oferta de sistemas de ayuda a la explotación de centrales de generación de energías renovables. Los contratos que fuimos consiguiendo en Gran Bretaña nos permitieron abrir en Londres nuestra primera oficina Internacional. El año pasado abrimos una segunda oficina en Sao Paulo y este año hemos abierto una tercera oficina en Boston. A corto y medio plazo estos tres mercados internacionales son los que consideramos prioritarios.

En la nueva economía global hay sectores que tienen un protagonismo muy relevante, basados en la gestión racional y sostenible de los recursos. En este sentido, las industrias tecnológicas y las energías renovables son dos actores de primer orden. ¿Ha vuelto a perder España el tren de una gran oportunidad? ¿De creación intensiva de empleo, si se tiene en cuenta, por ejemplo, que para 2050 está previsto que el 60% de la producción energética proceda de fuentes renovables?

España está perdiendo una gran oportunidad. La potencia de la tecnología española en todos los campos dentro del sector de las energías renovables estaba a la cabeza a nivel mundial. Las medidas tomadas y, sobre todo, la incertidumbre jurídica creada, ha limitado fuertemente la capacidad de crecimiento en el ámbito nacional así como la expansión internacional de las empresas españolas. Es una situación reconducible, pero con gran esfuerzo y será muy difícil recuperar la posición de liderazgo tan sobresaliente que habíamos llegado a alcanzar hace algunos años.

En el panorama actual la innovación se ha convertido en el pilar estratégico tanto para sobrevivir como para crecer. ¿Cómo se concibe y concreta la innovación en el día a día de Isotrol?

Isotrol surge en 1984 como una spin off de la Escuela de Ingenieros Industriales de Sevilla. Nuestro nombre Isotrol resume la actividad principal a la que nos dedicamos: Ingeniería, SOftware y conTROL. Desde nuestros comienzos mantuvimos una estrecha relación con los grupos universitarios, lo que nos ha permitido siempre desarrollar proyectos con una gran componente de innovación. En base a esta característica perseguimos estar a la cabeza en los sectores en los que operamos, por lo que la innovación juega un papel clave en nuestro modelo de empresa. Esta innovación se concreta principalmente en estar en la vanguardia de productos y soluciones que ofrecer al mercado, de manera que nos podamos adelantar a las necesidades de nuestros clientes.

El emprendimiento parece ser la gran obsesión en el ámbito económico de casi todas las administraciones públicas de este país. ¿Se ha entendido bien qué significa ser emprendedor? ¿Se ha hecho de este concepto algo demagógico?

Quizá se haya magnificado un poco este concepto en España y más en Andalucía, precisamente por la falta de una cultura empresarial. Además, se ha hecho bandera desde las administraciones públicas de este término, pero lo que hay que valorar, formar y potenciar es la actitud de querer generar actividad y empleo. Ya que si esto se consigue mantener en el tiempo termina en la creación de empresas. La actitud emprendedora sin continuidad en el tiempo termina no trasladándose ni a la creación de empleo ni a resultados empresariales.

¿Es necesario apostar más por la creación de empresas medias más fuerte, de más multinacionales españolas y andaluzas?

Las empresas por sí tienen en su razón de ser el crecer. El problema es de tamaño del mercado que se traduce en que tenemos empresas pequeñas, lo que implica pocos recursos para invertir y mejorar. Sin duda cuando las empresa están bien gestionadas y crecen de manera sostenible obtienen más recursos para invertir, pero este crecimiento debe venir provocado por la propia capacidad competitiva de las empresas y no fomentado artificialmente desde las Administraciones Públicas.

A su juicio, ¿cuáles son las claves principales para que empresas como Isotrol u otras similares puedan competir en el mercado mundial?

La característica fundamental es la de ser capaces de conseguir una especialización en algún nicho de mercado que te haga tener una oferta de productos y servicios competitiva en mercados diferentes al tuyo más cercano. Después hay que ser capaces de desarrollar una estrategia y un modelo de negocio que te permita ir creciendo de manera rentable y sostenible en aquellos Mercados a los que te dirija. Por último yo destacaría la necesidad de limitar los errores ya que si estos pueden dañar a la evolución de la empresa en sus Mercados naturales, estos riesgos se multiplican cuando operas en Mercados Internacionales. En el mundo empresarial, tan importante es saber lo que tienes que hacer como lo que no tienes que hacer. Muchas empresas han desaparecido precisamente por los errores cometidos.

El megaprograma europeo Horizonte 2020 prima el desarrollo de proyectos de innovación como vía para construir una Europa con solvencia para afrontar los retos de todo tipo que se avecinan. ¿Qué papel han de jugar las empresas españolas ante este programa marco? ¿Están capacitadas las empresas andaluzas para competir en el H2020?

Realmente es un reto muy importante en el que las empresas andaluzas no pueden quedarse fuera; hay muchos fondos pero también una competencia terrible en el que se suele aprobar uno de cada diez proyectos presentados. Supone una oportunidad muy grande no solo por la financiación de proyectos a la vanguardia de la tecnología, sino por la oportunidad de colaborar con los principales actores de sectores estratégicos como la energía, las infraestructuras, los retos sociales, etc. En general las empresas andaluzas están siendo muy activas en este programa aunque es cierto que todavía queda mucho camino por recorrer, sobre todo deben perder el miedo a competir con otros proyectos en Europa, ya que cuando lo hemos hecho se ha demostrado que hay un nivel muy alto, tanto tecnológico como de gestión de proyectos.

La situación económica en España ha provocado un éxodo de profesionales de alta cualificación, lo que algunos expertos llaman la "diáspora del talento". ¿En una economía interconectada esta emigración supone un hándicap o todo lo contrario?

Para mi es una oportunidad que hay que aprovechar. Si aquí las personas jóvenes con formación y potencial no se pueden desarrollar y tienen la oportunidad de encontrar un buen trabajo en el extranjero deben optar por salir fuera y coger experiencia. El reto es que pasados unos años puedan volver a su tierra y aportar esa experiencia. La otra alternativa que es quedarse aquí sin poder desarrollar un trabajo de futuro me parece malgastar los mejores años de su vida. Creo que esta emigración puede ser positiva y soy un claro defensor de que los jóvenes se vayan a trabajar al extranjero.

En cualquier caso, ¿cuál es la estrategia de Isotrol para retener el talento, el saber?

Nuestra estrecha relación con grupos universitarios nos permite recibir alumnos brillantes que están terminando sus estudios y que se incorporan a tiempo parcial a Isotrol como su primera actividad profesional, ya que somos una empresa atractiva al ofrecer la oportunidad de participar en proyectos internacionales y desarrollar una carrera profesional en un ámbito tan atractivo como es el de las energías renovables. Después el talento hay que motivarlo, formarlo y promocionarlo. Hay que tratar de que las personas con más talento se identifiquen con el proyecto de empresa y lo hagan suyo, pero yo no soy de los que piensa que el talento hay que retenerlo. La empresa no debe perseguir retener a nadie que por sí mismo no se encuentre satisfecho con su trabajo y su entorno laboral.

La conexión entre conocimiento, innovación y mundo empresarial es cada vez más estrecha e indisoluble. Para que ésta sea eficaz, en muchas ocasiones se requiere de la cooperación entre empresas, y de éstas con el ámbito académico o con la administración. ¿Qué lugar ocupa la intercooperación, la colaboración en la filosofía empresarial de la compañía?

Hoy en día, en un mundo globalizado y que cambia a gran velocidad, las empresas para mejorar su oferta competitiva tienen continuamente que buscar aliados que refuercen su oferta. Esta complementariedad puede ser tecnológica, comercial, de determinadas capacidades. En Isotrol esta es sin duda una de nuestras prioridades pero las alianzas exigen una rigurosidad en la elección y negociación de las mismas si quieres que den los frutos esperados.