domingo, 22 de octubre de 2017

Orgullo por Cartuja (y sin complejos)

  • Escrito por Director de Mercados21
Vista del PCT Cartuja. Fuente: PCT, fotografía de Guillermo Aguilar Vista del PCT Cartuja. Fuente: PCT, fotografía de Guillermo Aguilar

Uno de los grandes sueños del cofundador y expresidente de Apple, Steve Jobs, se ha hecho realidad. La nueva sede del gigante estadounidense, el Apple Park, conocido como el platillo volante por su icónico diseño circular, inicia su actividad.

La atención internacional de este nuevo hito de la compañía de la manzana ha sido extraordinaria, como casi todo lo que hace, destacando sus principales datos, cifras y magnitudes. Aprovecho el guante para rescatar el paralelismo, la comparación ilustrativa que hizo el presidente del Círculo de Empresarios de Cartuja, Beltrán Calvo, con ocasión de la última asamblea general de esta asociación.

Y no voy a ocultar aquí, ni mucho menos, la colaboración que mantenemos con el Círculo de Empresarios. Precisamente, una relación que nos permite conocer muy de cerca la realidad del Parque Científico y Tecnológico de Sevilla, razón por la cual cuenta con todo el apoyo de Mercados21 como motor económico.

Salvando las distancias con lo que representa para el mundo empresarial, de la tecnología y la innovación el gigante estadounidense, merece la pena subrayar el peso que el PCT Cartuja tiene en la economía andaluza y sevillana. Aunque sea realizando una comparación que a primeras pueda parecer osada y desproporcionada, y que cómo podrán comprobar no es tan así.

Cuando se acerca el fin de la conmemoración del 25 Aniversario de la Exposición Universal del 92, con una sensación agridulce y descafeinada, según pasan los meses, es oportuno y pertinente remarcar el gran empeño de los empresarios y entidades de Cartuja: hacer del parque un auténtico referente internacional en innovación, tecnología, actividad económica y generación de empleo de calidad.

De Cupertino (California) a Sevilla, del nuevo Apple Park a Cartuja

La nueva administración local sevillana, justo es reconocerlo, se ha tomado las cosas de Cartuja con otro talante, otra actitud y otra ejecutoria. Porque al final, tanto administraciones como empresarios, acaban coincidiendo que el recinto tiene que convertirse en el barrio tecnológico de Sevilla. Un barrio que sin viviendas ni ciudadanos residentes aporta empleo de calidad y que cuenta con una facturación anual agregada de más de 2.000 millones de euros.

Así que vayamos a la comparación de algunos de los parámetros más representativos del PCT con la impresionante nueva sede de Apple en tierras californianas.

Actividad profesional y empleo

La nueva sede de Apple será el centro de trabajo de los profesionales de la compañía, que poco a poco, y en distintas fases, se integrarán en las nuevas instalaciones. A máximo rendimiento, en el Apple Park trabajarán 12.000 personas. Por el PCT Cartuja pasan diariamente 25.000, lo que da una idea cierta del nivel de actividad que se desarrolla en el recinto sevillano. No en vano, alberga al 27% del total de entidades instaladas en los parques tecnológicos andaluces, según el "Inventario y evaluación tecnológica de las empresas y organizaciones instaladas en el PCT Cartuja (2015)", elaborado por Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA).

Inversión

La inversión del Apple Park ronda, según distintas estimaciones y sin que la compañía haya precisado el montante total, los 1.500 millones de dólares. Es decir, más de 1.250 millones de euros, mientras en Cartuja, con motivo de la celebración de la Exposición Universal del 92, se invirtieron más de 670 millones de euros de hace nada menos que 25 años. Lo que sitúa en sus justos términos el volumen invertido en este espacio que transformó por completo la ciudad.

Espacio y entorno privilegiado

Las nuevas instalaciones del gigante tecnológico ocupan 70 hectáreas, frente a las 215 de Cartuja. El Apple Park se encuentra ubicado en el corazón de la actividad tradicional de la compañía en California. El Parque Científico y Tecnológico Cartuja es el único integrado a nivel europeo y mundial en un espacio urbano del tamaño y dimensión de una ciudad como Sevilla. Se trata, por lo tanto, de un entorno privilegiado.

Laboratorio Urbano

Por eso, la situación de Cartuja convierte al Parque en un espacio único y singular, en un auténtico Laboratorio Urbano, ya que al no haber viviendas y al disponer sus usuarios de horarios compartidos, permite el desarrollo de proyectos de innovación. Además, su propio ecosistema, importantes grupos empresariales compartiendo espacio con startups, propicia la innovación abierta. Lo que contrasta con el espacio único y cerrado del nuevo Apple Park.

Sostenibilidad y conciliación

Las instalaciones de la tecnológica estadounidense cuentan con zonas verdes, un estanque y 9.000 árboles; por su parte, en el PCT hay 350.000 árboles, está rodeado por un río como el Guadalquivir, y se están recuperando zonas como el Paseo de Magallanes que conecta con el de la O, ciudad adentro, y las zonas arboladas de la banda Oeste de la zona de Cartuja. Dos de las primeras reclamaciones de los empleados de Apple en relación con el nuevo edificio son la falta de guardería y la lejanía de las zonas de aparcamiento, lo que afecta a juicio de los trabajadores a la conciliación laboral. Cartuja, por su parte, cuenta con distintos servicios de guardería y de formación, y se están dando avances con respecto a la movilidad y acceso al recinto.

Icono reconocible

El Apple Park ha sido diseñado por uno de los más prestigiosos arquitectos mundiales, Norman Foster. Su diseño busca ser icónico, distinguirse de otras sedes de multinacionales emblemáticas. Por Cartuja han pasado, no uno, sino muchos arquitectos de primer nivel, y cuenta con espacios ya tan icónicos como Torre Sevilla y su entorno, el Monasterio de la Cartuja, y numerosos pabellones que supusieron todo un hito durante o tras la celebración de la Expo 92.

Oferta y servicios

El buque insignia de Apple cuenta con auditorio para 1.000 plazas y todo está pensado para convertirse en un espacio idílico para el diseño y la I+D+i. Cartuja cuenta con más de 30 auditorios que suman más de 50.000 plazas, posee una oferta cultural, formativa, deportiva, de investigación y de servicios sin parangón para un espacio de actividad empresarial, científica y tecnológica. Un recinto en el que operan y tienen su actividad 400 entidades, organismos y empresas.

La actitud y confianza son valores y cualidades que todo lo pueden. En demasiadas ocasiones, es cuestión de creérselo. Y en Cartuja hay motivos y razones más que suficientes para creérselo. Sevilla no es solo esa sociedad adormecida y ensimismada que con excesiva frecuencia se traslada. Sevilla es una ciudad de innovación y de proyectos. En el fondo, también es cuestión de perderle el miedo a la transparencia y la comunicación. Por eso quiero mostrar mi orgullo por lo que hoy se hace en Cartuja, de todas, todas, y sin complejos.