viernes, 18 de octubre de 2019

'Intraemprendimiento y emprendimiento corporativo: ¿deseo o necesidad?'

  • Escrito por Jose Manuel Pérez Rubio, socio-director de Nextu
Conocer las competencias del intraemprendimiento, fundamental para las empresas Conocer las competencias del intraemprendimiento, fundamental para las empresas

Cuando ya estamos inmersos en el curso laboral y escolar, me surge la duda acerca de si lo que entendemos por intraemprendimiento y emprendimiento corporativo es un deseo o una necesidad para nuestro tejido empresarial y productivo.

A principios de septiembre asistí a las conclusiones finales del proyecto SCOPE (Skills por Corporate Entrepreneurship), organizado por EUSA en Sevilla, cuyo objetivo es "potenciar la innovación y el crecimiento de las empresas europeas, estableciendo para ello estructuras intraemprendedoras en empresas que desean ser innovadoras, a la vez que se potencia la empleabilidad y las competencias intraemprendoras de empleados y estudiantes".

En dicho objetivo se menciona textualmente "empresas que desean ser innovadoras", lo que me hace pensar acerca de si en el mercado global y economía actual, ser innovador es un deseo o una necesidad. Más bien me decanto por una necesidad, e inmediatamente viene a mi mente aquella frase de la Reina Roja en Alicia y el País de las Maravillas cuando dice: "Aquí (refiriéndose a su país), tienes que correr a toda velocidad para poder permanecer en el mismo lugar, y si quieres desplazarte a otro...¡Entonces debes correr el doble deprisa!".

Por otro lado, se hace referencia en el objetivo del proyecto SCOPE a "potenciar la empleabilidad y competencias intraemprendedoras de empleados y estudiantes", y me pregunto cuántos estudiantes y empleados tienen claro el concepto de empleabilidad, entendido como la capacidad de ir adquiriendo conocimientos, habilidades y destrezas (competencias), cambiar paradigmas que les permitan cambiar conductas y hábitos a lo largo de la vida. Conceptos como "knowmad" (nómadas del conocimiento) también refuerzan esta tesis de aprendizaje continuo o proceso de "afilar la sierra" (en terminología de S. Covey en los 7 hábitos de las personas altamente efectivas).

Tenemos un reto interesante por delante en el ámbito educativo para generar la actitud emprendedora bien sea dentro o fuera de la empresa. Es difícil en un país donde el 27% de los jóvenes de bachillerato quiere estudiar una oposición para ser funcionarios, según un estudio realizado al término del Salón de Orientación Universitaria UNITOUR 2018-2019.

La mayor parte de los jóvenes de bachillerato se ven desarrollando su carrera profesional en una empresa privada (38%), pero en los últimos años, poco a poco cada vez toma más fuerza la opción de opositar para hacer carrera en la administración pública. Así, según el estudio, en esta edición el 27% de los encuestados tiene pensado prepararse una oposición para ser funcionario, mientras que el año pasado era el 26%, y el anterior, un 24%. Por otra parte, un 25% de los estudiantes que acudieron a UNITOUR tienen pensado montar su propio negocio cuando finalicen sus estudios. Difícil pero no imposible.

En el proyecto SCOPE, se hace una interesante distinción entre emprendimiento corporativo y el intraemprendimiento. El emprendimiento corporativo se define como el compromiso de una organización de fomentar la innovación a través de la inversión de recursos en el desarrollo de nuevos productos, servicios o procesos, y de la renovación de estrategias y posturas competitivas. El intraemprendimientose refiere a iniciativas relacionadas con la innovación, puestas en marcha por empleados y fomentadas desde su organización. Parece entonces que la diferencia está en el rol impulsor del emprendimiento, la organización en el primer caso y las personas trabajadoras en el segundo caso, si bien ambos factores del binomio son necesarios.

Siguiendo con el proyecto SCOPE me parece necesario destacar la identificación de las competencias y necesidades de los empleados intraemprendedores para ayudar a promover un comportamiento intraemprendedor entre las personas trabajadoras, así como las iniciativas de emprendimiento corporativo en las organizaciones. Como conclusiones del estudio destaco las siguientes:

-La mayoría de las personas participantes de todos los países socios de este proyecto (Austria, España, Grecia y Bulgaria) no habían oído hablar de formación específica en intraemprendimiento.

-En relación a las competencias y habilidades personales, las personas participantes destacaron: proactividad, creatividad y resolución de problemas como las principales habilidades para fomentar la cultura intraemprendedora.

-Con respecto a las competencias de gestión (management) destacaron: capacidad para tomar buenas decisiones, tener y generar confianza y la perseverancia como más relevantes.

-Entre las competencias y habilidades sociales, destacaron: habilidades comunicativas y capacidad para trabajar en equipo, sobre todo, y también las habilidades interculturales y capacidad de afrontar las críticas aunque en menor medida.

-En lo que se refiere al conocimiento experto como herramienta para promover el intraemprendimiento, las personas participantes mostraron preferencia por: capacidad para relacionar y conectar conocimientos de diversos ámbitos, así como la gestión de proyectos y evaluación de riesgos.

-Finalmente, las personas participantes en el estudio determinaron que las habilidades personales nombradas en primer lugar son las más relevantes para potenciar y fomentar iniciativas de emprendimiento.

Por tanto, creo que dedicar recursos y esfuerzos en el ámbito educativo desde bien temprano y hasta la universidad, con apuestas concretas como el proyecto de Covey Education "The leader in me" desarrollado en España por Forjando Líderes puede ayudar a preparar a nuestras hijas e hijos a fomentar la cultura del autoliderazgo y del emprendimiento e intraemprendimiento que creo más una necesidad que deseo.

Además del ámbito educativo, conseguir en el ámbito empresarial identificar en los profesionales y en los equipos las competencias favorables al intraemprendimiento y acompañar a la Dirección General y al equipo directivo en los procesos de facilitación del Emprendimiento Corporativo constituye una misión fundamental.