martes, 19 de enero de 2021

'Andalucía, locomotora del 5G'

  • Escrito por Vodafone España
La tecnología 5G facilita la operativa con drones La tecnología 5G facilita la operativa con drones

Tras un 2020 marcado por la pandemia, donde la tecnología se ha erigido como una de las grandes protagonistas al poner de manifiesto que no sólo es esencial para la comunicación, si no una garantía para la capacidad de transformación y desarrollo económico a futuro de todo un país; 2021 será el del despliegue aún más definitivo del 5G, llamado a convertirse en el driver que impulsará la digitalización y la productividad durante los próximos años.

Andalucía no sólo no ha querido perder el tren de esta innovadora red, si no que se ha convertido en una de las locomotoras en Europa: está a la cabeza de la aplicación de estas redes en diferentes sectores de la economía de la región gracias a la apuesta de Vodafone este sentido, ya que fue la primera operadora en lanzar servicios 5G comerciales, tanto en Andalucía como en el resto de España.

Pero la relevancia de Andalucía en el despliegue paulatino de la red 5G va mucho más allá, gracias al proyecto "Piloto 5G en Andalucía", que precisamente acaba de celebrar su primer año desde su lanzamiento y que supone que Vodafone desarrolle en la comunidad uno de los proyectos tecnológicos más ambiciosos que se han puesto en marcha en los últimos años. Un paso hacia adelante que está permitiendo que Andalucía pueda liderar la implantación a nivel empresarial de las redes 5G, convirtiéndose en un "ecosistema" único en Europa.

Este "Piloto 5G", que está impulsado por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, a través de Red.es, incluye 33 casos de uso que están aplicando los beneficios de la tecnología 5G en los sectores de energía, industria, ciudades inteligentes, turismo, agricultura, sanidad y dependencia, seguridad, emergencias y defensa, sociedad y economía digital. Su despliegue ha llegado en un momento vital para apoyar la transformación digital de empresas y administraciones públicas y, por tanto, para modernizar las infraestructuras de múltiples sectores y lograr que sean más competitivos, además de atender rápidamente las necesidades que van surgiendo en la sociedad.

El Piloto 5G en Andalucía ha hecho de la región un ecosistema único en Europa en la implantación de esta tecnología a nivel empresarial

Además de todo ello, los servicios 5G van más allá de la mera transformación tecnológica: amplían la innovación en los procesos productivos para promover el cambio en las cadenas de valor y es imprescindible para la supervivencia de las empresas en un mercado global, hiperconectado y de entornos cada vez más colaborativos, donde el big data y el Internet de las cosas (IoT) han puesto de manifiesto la necesidad de disrupción en todos los sectores.

El proyecto "Piloto 5G en Andalucía" cuenta con un presupuesto de 25,4 millones de euros, de los que 6,3 millones de euros están cofinanciados por Red.es a cargo de fondos comunitarios FEDER. Adicionalmente, Vodafone ha destinado 1,8 millones como parte de este proyecto.

Casos de uso

Los 33 casos de uso que conforman por el momento el "Piloto 5G en Andalucía", se han desplegado en 5 provincias andaluzas y están permitiendo aplicaciones prácticas tales como la búsqueda y asistencia de personas con drones, robótica de emergencias controlada a distancia, el reconocimiento biométrico en la estación de tren de Málaga, conectividad en palacios de congresos, gestión de la medicación de mayores, inteligencia artificial aplicada a sensores, realidad aumentada en visitas turísticas a la Catedral de Málaga y al Alcázar de Sevilla, realidad virtual en museos, gestión de infraestructuras petroleras con realidad aumentada y sensores, embarque de vehículos mediante escaneo de matrículas, realidad aumentada en supermercados, inmersión en 'e-sports' con realidad virtual y agricultura de precisión.

Se trata de uno de los dos proyectos que el Gobierno ha promovido a través de la primera convocatoria pública de ayudas a pilotos 5G, resuelta la pasada primavera. Precisamente el sector agroalimentario es uno de los que está presentando un mayor grado de avance en este sentido. De hecho, recientemente tuvo lugar Montanera Live, en el que Vodafone ha colaborado con Covap en la emisión en streaming de la crianza en libertad del cerdo 100% ibérico durante la montanera; o el proyecto piloto junto a Trops en el que se ha dotado con tecnología 5G e Inteligencia Artificial máquinas recolectoras que analizan en tiempo real si el fruto está maduro y cumple con los estándares de calidad exigidos.

Asimismo, estos últimos meses, hay que destacar que también se ha probado la tecnología 5G para ayudar a modernizar y optimizar los sistemas de gestión, protección y seguridad del Puerto de Algeciras gracias a la utilización de Realidad Aumentada, transmisión de video streaming en tiempo real y asistencia avanzada, lo que ayuda a una mayor rapidez en la respuesta por parte de los operarios del puerto.

Pero no sólo eso, sino que el 5G forma parte activa de algo tan cotidiano como ir a hacer la compra. Esta año, Vodafone ha dotado con cobertura 5G a Supermercados MAS de Sevilla para ofrecer a sus clientes una experiencia de compra mejorada a través de una innovadora aplicación móvil con realidad aumentada (AR) y vídeo en 4K. La propia aplicación ofrece emisión en directo del estado del establecimiento mediante varias cámaras de vídeo 4K, con lo que se facilita la planificación de la compra.

En resumen, ¿qué va a permitir, por tanto, este proyecto piloto 5G en Andalucía? La posibilidad de desarrollar una gran cantidad de casos de uso, de experiencias, de aplicación del 5G que acrediten las ventajas disruptivas de esta tecnología y la capacidad del 5G para provocar la aparición de nuevos modelos de negocio y nuevas oportunidades.

Es el elemento esencial para superar los desafíos de los próximos meses y años. De hecho, es el 5G y la inversión que se necesita para poder acelerar su despliegue uno de los mayores retos al que se enfrenta España. Para que el 5G tenga una cobertura similar a la que tiene actualmente el 4G en 3 años, haría falta una inversión de 5.000 millones de euros, y 1.500 millones adicionales para que las redes ultrarrápidas de 5G y fibra lleguen a todos los rincones del país, sobre todo con el foco puesto en las zonas rurales. En los últimos años la transformación digital ha pasado de ser una mejora, a una necesidad.