jueves, 02 de julio de 2020

Torre Sevilla amplía su infraestructura de recarga para vehículos eléctricos con siete cargadores universales

El rascacielos de la capital andaluza ha instalado siete puntos de recarga para coches eléctricos en el parking del conjunto que serán de carga semirápida (11 kW), lo que permitirá tener el vehículo cargado de manera gratuita en unas tres horas.

Se trata de cargadores universales tipo II, ha informado el complejo, que complementan a los seis Supercargadores de Tesla, operativos desde finales del pasado año, "en una clara apuesta de Torre Sevilla por la movilidad sostenible que contribuye a reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera".

Los puntos de recarga universales, al igual que los Supercargadores Tesla, están ya disponibles las 24 horas en la planta -1 del aparcamiento del conjunto, un parking subterráneo de tres plantas, con capacidad para 3.000 plazas, con entradas y salidas en las calles Inca Garcilaso y Camino de los Descubrimientos.

Ubicados en el conjunto arquitectónico de Torre Sevilla, los usuarios de vehículo eléctrico pueden recargar su coche mientras realizan sus compras o comen en el centro comercial, apuntan desde la administración de las instalaciones, visitan las exposiciones de CaixaForum Sevilla, se alojan en el Hotel Eurostars Torre Sevilla 5*, disfrutan de las vistas de 360 grados desde el mirador Atalaya Torre Sevilla, o de un tiempo de ocio junto al río Guadalquivir en el Parque Magallanes.

El conjunto del rascacielos es "uno de los mayores referentes en Andalucía de arquitectura sostenible y apuesta por el cuidado del medio ambiente". Diseñado por César Pelli, cuenta con el certificado Leed Gold que reconoce a las edificaciones que han incorporado criterios de alta eficiencia en su funcionamiento y mantenimiento, "reflejo de su firme compromiso con la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático", remarcan sus gestores.

El componente sostenible se extiende más allá de la torre, ya que el centro comercial cuenta con cubiertas vegetales de 11.000 metros cuadrados que, al actuar como aislante térmico, contribuyen al ahorro energético del edificio. Estos techos verdes están dotados a su vez de un sistema de captación de agua de lluvia que permite regar todas las cubiertas ajardinadas con el 100% de agua reciclada, lo que garantiza la sostenibilidad del sistema.

Por su parte, el Parque Magallanes junto al río Guadalquivir, con más de 40.000 metros cuadrados de superficie verde, incorpora un sistema de drenaje sostenible que también permite el aprovechamiento del agua pluvial para el riego.