domingo, 20 de octubre de 2019

Endesa colaborará en la restauración de los terrenos afectados por el incendio de Doñana de 2017

La Junta de Andalucía y Endesa rubrican el acuerdo La Junta de Andalucía y Endesa rubrican el acuerdo

La energética colaborará con la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible en la restauración forestal de varias zonas del Parque Natural de Doñana que resultaron afectadas por el incendio forestal de las Peñuelas de junio de 2017. La consejera, Carmen Crespo, y el director general de Endesa Andalucía y Extremadura, Francisco Arteaga, han firmado el convenio de colaboración para poner en marcha esta iniciativa, que forma parte del proyecto corporativo Bosque Endesa.

Endesa invertirá más de 132.000 euros en estas actuaciones de restauración ambiental, para la reforestación de 40 hectáreas de superficie del paraje afectado en las que se plantarán unos 18.000 árboles de especies autóctonas adecuadas a la zona.

"Estamos comprometidos con Doñana", ha recalcado la consejera, quien ha apostado por hablar siempre de este espacio natural "en positivo" y ha apuntado que "todas las entidades que vengan a colaborar con nosotros en este objetivo común de toda Andalucía y de toda España, serán bienvenidas".

El director general de Endesa Andalucía y Extremadura, ha expresado la importancia de la colaboración público privada "que va a permitir que se empiece a revitalizar este espacio con especies autóctonas y contribuir así, no solo en la recuperación del patrimonio que representa el Parque Natural de Doñana, sino también que generaciones futuras puedan disfrutar de este emblemático emplazamiento único ".

Para los trabajos de plantación, que se desarrollarán entre los meses de octubre y noviembre de 2019, en función de la pluviometría, está prevista la contratación de personas en riesgo de exclusión social así como la participación de entidades de voluntariado ambiental, según ha asegurado la compañía, "reservando un espacio determinado para las acciones de reforestación participativa y estableciendo los medios materiales y humanos para el desarrollo adecuado de estas acciones".

Estos trabajos de reforestación se llevarán a cabo tras las obras de emergencia y de preparación de los terrenos por parte de la Junta de Andalucía y supondrán la absorción de unas 3.565 toneladas de CO2 durante todo el periodo de permanencia, previsto para 40 años, inscritos en el Sistema Andaluz de Compensación de Emisiones.

Esta es la segunda actuación que Endesa lleva a cabo para la recuperación forestal y restauración ecológica de terrenos incendiados tras la reforestación en 2015 de 20 hectáreas del Monte de Santa Catalina, en los municipios madrileños de Valdemaqueda y Robledo, afectados por un incendio en 2012.

Bosque Endesa

"Se trata de un programa de restauración forestal para la lucha contra el cambio climático y la regeneración del patrimonio natural", dice la energética. La finalidad de esta iniciativa es la reforestación mediante técnicas de siembra y plantación de especies forestales autóctonas que garanticen una recuperación gradual del área afectada a lo largo del tiempo, lo que posibilita la creación de "bosques más complejos que permitirán albergar a un mayor número de especies animales".

Sostienen desde Endesa que la presencia de distintas especies crea "un bosque mejor preparado para soportar futuros incendios y, al contar con especies rebrotadoras, se garantiza la restauración natural de la masa arbórea". Además, el proyecto Bosque Endesa "contribuye a la lucha contra la desertificación de nuestro territorio y al mismo tiempo revitalizar todo el entorno rural afectado por el incendio y retirar de la atmósfera grandes cantidades de CO2".

El proyecto tiene también una dimensión social ya que, en el trabajo de campo, se emplean a personas en riesgo de exclusión social, siempre dando preferencia a las procedentes del entorno rural de cada proyecto.