jueves, 24 de mayo de 2018

Smartphone, phablet ¿o mejor ambos?

En la pasada edición del Mobile World Congress pudimos confirmar que los smartphone de grandes dimensiones están de moda, principalmente entre los fabricantes asiáticos. Para muchos usuarios no basta con que el móvil sea súper inteligente, tenga el sistema operativo más intuitivo o los mejores procesadores. Un alto colectivo de consumidores necesitan que su smartphone sea más grande, o lo que es lo mismo, necesitan una 'phablet'.

Sin embargo hasta el momento, entre el sector existe todavía la siguiente duda. ¿Podrán convivir smartphones, phablets y tabletas? ¿Quedarán las phablets en una moda pasajera?

Según el informe anual 'Predicciones 2014' en el sector de las Telecomunicaciones desarrollado por Deloitte, no se trata de una simple moda. Las ventas de phablets -smartphones con pantallas de 5 a 6,9 pulgadas- representarán este año un 25% del total de smartphones vendidos, lo que se traduce en aproximadamente 300 millones de unidades, el doble que en 2013 y diez veces en 2012. No obstante, en 2014 la venta de estos dispositivos podría también alcanzar su máximo, ya que sólo hasta un 40% de usuarios de smartphones se muestran dispuestos a utilizar una phablet.

TELCO

Fuente. Informe Deloitte "Predictions 2014"

Los ingresos por la venta de phablets podrían alcanzar los 125.000 millones de dólares, con un precio medio de venta de 415 dólares. En relación con el tamaño, dos tercios de las phablets en 2014 tendrán menos de 5,1 pulgadas, mientras que en torno a un 10% de dispositivos serán de seis o más pulgadas.

Se trata de un dispositivo con una pantalla más grande, una mejor iluminación, un altavoz más audible y un teclado más cómodo que un smartphone. Estos factores son determinantes a la hora de establecer el perfil de consumidor que más demanda una phablet, que suele ser el del comprador aficionado a juegos, usuarios de transporte o usuarios de edades avanzadas.

En relación a su expansión geográfica, cabe destacar que las phablets están teniendo una mejor acogida en Asia que en Europa o Estados Unidos, principalmente debido al uso de la misma como dispositivo móvil para juegos - en Corea del Sur el 68% de los ingresos de la tienda virtual de aplicaciones más popular proviene de las descargas de juegos-.

Los mayores de 55 años se atreven con el smartphone

Por otro lado y en relación a la penetración del smartphone durante 2014, el informe prevé que los mayores de 55 años sean el grupo con mayor penetración de este tipo de dispositivos en mercados desarrollados. La tasa de penetración podría aumentar hasta el 50%. Aunque este dato sigue siendo inferior al 70% del grupo de edad de 18 a 54 años, no deja de suponer un incremento del 25% respecto a 2013. A lo largo de los próximos años esta brecha debería ir cerrándose hasta llegar a ser inapreciable en 2020.

Con respecto a su uso, uno de los factores que dificultan la adopción del smartphone por parte de las personas mayores, además de la confusión que pueden generar las tarifas de datos en función del consumo, es la interfaz de usuario, con aplicaciones diseñadas en su mayoría para colectivos más jóvenes. En relación a este dato, Deloitte indica que en 2014, por ejemplo, se espera que un 25% de los usuarios de smartphones de más de 55 años, no descargue ninguna aplicación. Además, más de dos tercios no utilizarán mensajería instantánea móvil ni accederán a redes sociales desde el dispositivo.

La mayor parte de las personas pertenecientes a este colectivo de usuarios demandan menos fondos de pantalla, aplicaciones personalizadas de uso sencillo y temática variada. Actualmente casi todas las aplicaciones para mayores de 55 años se centran en la salud y poseen una pantalla de inicio diseñada sobre todo para llamar por teléfono. Estas son algunas de las claves a tener en cuenta a la hora de fomentar el uso del smartphone en estos usuarios.