lunes, 01 de marzo de 2021

Naturgy, Vodafone y la startup FuVeX se alían para revisar instalaciones eléctricas con drones de largo alcance controlados por móvil

Modelo de dron de largo alcance operado por red móvil Modelo de dron de largo alcance operado por red móvil

Vodafone, Naturgy y FuVeX han anunciado que se han aliado para dar un salto cualitativo en la revisión del tendido eléctrico utilizando drones controlados por la red móvil más allá de la línea de vista para realizar el primer vuelo piloto de este tipo.

Un nuevo hito que ha sido posible  gracias a que la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) ha concedido la primera autorización de vuelos de drones más allá de línea de vista sobre líneas eléctricas a nivel nacional, y a la colaboración de ENAIRE, entidad pública empresarial adscrita al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

En cualquier caso, las compañías señalan que, sin embargo, esta autorización tiene aún limitaciones operativas y por esta razón las tres empresas están trabajando dentro del marco del proyecto europeo RIMA (Robotics for Infrastructure Inspection and Maintenance) para impulsar la industria europea de los drones de largo alcance.

Apuntan las empresas que de esta manera la revisión de "los miles de kilómetros de líneas eléctricas de Naturgy podrán ser sustituidos en un futuro próximo por drones controlados de forma remota desde las oficinas de Naturgy".

Vodafone, Naturgy y FuVeX se han comprometido a operar los primeros vuelos de drones de largo alcance el próximo año, para comenzar la inspección de todo el tendido eléctrico de la compañía energética.

En un comunicado subrayan que este proyecto "coloca a la industria española a la vanguardia de Europa en el control de los drones mediante red móvil para monitorizar el estado de las líneas eléctricas de manera remota y segura mucho más allá de la limitación actual de 500 metros".

Para volar de forma segura y controlada, es necesario contar con sistemas de comunicación robustos como el 4G y el 5G, y con tecnologías como RPS (Radio Positioning System) que permiten posicionar al dron y controlarlo en todo momento. La tecnología RPS posibilita una estimación muy precisa de la posición del dron a través de su tarjeta SIM, proporcionando una fuente alternativa a la tradicional basada en las coordenadas GPS.

Esta iniciativa pionera pretende mejorar significativamente la operativa para la revisión de instalaciones eléctricas y avanzar en la simplificación y sostenibilidad de este tipo de actuaciones, ya que hasta ahora siempre se habían empleado medios y vehículos tradicionales. De esta manera, se estima que esta solución podría llegar a evitar la emisión de más de 6 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera, minimizando el impacto con un uso eficiente de la tecnología, uno de los propósitos de Naturgy y Vodafone.

Para los participantes, este proyecto representa la demostración de la colaboración efectiva entre corporaciones y startups para revolucionar el sector, y cuenta con el apoyo de la Unión Europea a través del Programa de Innovación H2020.