domingo, 19 de agosto de 2018

Joaquín Ramírez: "No se puede dejar de invertir en transferencia del conocimiento"

Joaquín Ramírez posa junto a las oficinas de Aletic en León.

Entrevista realizada para el número de enero de MERCADOS21 a Joaquín Ramírez, presidente de ALETIC.

¿Qué líneas de trabajo ‘mueven’ a la directiva de Aletic en estos momentos? Queremos ampliar la representatividad del sector acogiendo a la mayor parte de empresas posibles de la provincia. Ahora forman parte de la asociación 48, con un total de 2.300 trabajadores. El colectivo se creó en 2004 y hemos sido motor del cambio aunando fuerzas para que la sociedad leonesa percibiera esa transformación. Estamos marcando unas vías de desarrollo que hace cinco años no existían y tienen mucho sentido porque apostamos por un modelo productivo muy ligado a generar conocimiento, innovación, productos y servicios novedosos y a mejorar a otras agrupaciones y agentes económicos leoneses gracias a una solución tecnológica desde la cercanía, que sí es algo diferenciador.

¿Cuáles han sido los principales proyectos de la asociación en 2011? No sólo hemos mirado hacia nosotros como sector, sino a la sociedad, con iniciativas como la de seguridad en Internet, que ha formado a 1.500 padres en un buen uso de la tecnología. O Tecnomedia, donde se ha atendido a más de 500 chavales de Formación Profesional que están ahora mismo preparándose para intentar abrirse camino en un mercado laboral orientado hacia el mundo de la tecnología. Además, dentro del mismo programa hemos apoyado el evento Iniciador, del que somos patrocinador principal en León, para animar a las personas que quieren emprender. Y arropamos de forma gratuita a los emprendedores del ámbito de las tecnologías que piensen montar su empresa. El mes que viene vamos a organizar el Tedxleon.com (www.tedxleon.com) para compartir ideas y llevar a la ciudad a gente de primer nivel, como el director de MARCA, Óscar Campillo. Será el próximo 3 de febrero y consistirá en presentaciones de entre 10 y 15 minutos. Todavía estamos trabajando en el programa.

¿Y qué es León 3.0? La labor realizada nos ha llevado a ver que se avanza pero que no es suficiente porque la sociedad civil tiene que dar un paso al frente. Por eso, también hemos puesto en marcha León 3.0, que es nuestra visión de cambio de paradigma en nuestro entorno. Tenemos el centro de supercomputación, multinacionales como Hewlett Packard e Indra… Es obligatorio entonces poner todas esas ‘fuerzas’ a trabajar ligadas a un objetivo común y claro. Los territorios ahora mismo han de tener una idea nítida sobre dónde ir para crear una sociedad sostenible económicamente. Desde Aletic buscamos unir a agentes políticos y del mundo económico y empresarial para acometer proyectos e ideas que aprovechen lo que tenemos.

¿Qué sinergias fomentan? Estamos proponiendo iniciativas que realmente conecten con la sociedad civil. Un ejemplo: hemos pedido que, a través de la participación y con el Instituto Nacional de Tecnología de la Comunicación (Inteco) como organismo de referencia de la seguridad informática en España, pero en colaboración con la Agrupación Empresarial Innovadora en Seguridad, que está también en León, y el centro de supercomputación, empresas de la provincia desarrollen los proyectos de ese organismo de servicios en la nube para administraciones públicas. Otro ejemplo es el Palacio de Congresos que se va a levantar en León, un centro que queremos que albergue de manera constante un espacio que sea una referencia nacional para que la gente pueda disfrutar de las nuevas tecnologías y descubrirlas, un bussiness innovation open space. Nos gustaría contar con los líderes tecnológicos mundiales para que lleven allí sus avances y sus desarrollos, desde el mundo del videojuego al de la seguridad informática con el fin de que el territorio observe que el cambio que se ha producido.

¿Qué demandan a las administraciones públicas? Estamos muy preocupados por defender a nuestros asociados y que las administraciones cumplan con los pagos. Abogamos porque no se sale de las crisis, y esto es muy importante, con restricciones tan absolutas como las que se plantean. Hay que rebajar el gasto, pero no las inversiones, que han sido bastante mayores en obras, por ejemplo, que en conocimiento y tecnología, mucho más productivas. Estamos muy a favor de que las administraciones rebajen gastos poco justificables que se han sobredimensionado, pero el recorte en la inversión en transferencia de conocimiento en los últimos tiempos es preocupante. Los españoles somos un pueblo valioso y productivo, está demostrado. Tenemos investigadores y muchos jóvenes salen fuera a completar su formación. Contamos con mano de obra muy cualificada, de vacaciones y comer bien y no para desarrollar una carrera avanzada en el campo de la tecnología y de la ciencia. Seríamos una potencia porque el capital humano, que es lo más importante, está, y de ello se aprovechan empresas norteamericanas, alemanas, holandesas… Hay mucho margen de mejora, pues. Hemos permitido que exista una generación con grandes estudiantes, tecnólogos y trabajadores y nos vamos a acercar a un 30% de paro, algo terrible para el país.

¿Cómo ha afectado la crisis al sector y qué soluciones vislumbran? Cobros y pagos están descompensados y eso exige contar con un aliado, las entidades financieras, que por desgracia transitan por una situación pésima. El crédito es caro y complicado y nuestros asociados están como el resto de sectores, sufriendo la falta de liquidez. Negocios que son o pueden ser rentables no deberían verse ahogados por estos problemas y todo lo que hagan las administraciones para ayudar estará bien. Preocupa mucho la tributación duplicada y por adelantado con el tema del IVA, que esperamos se pueda solucionar. Y debe apostarse por un entorno laboral donde haya flexibilidad para que las relaciones con los trabajadores permitan solventar situaciones complicadas. Pedimos a los políticos que tengan visión y nos escuchen. Apostamos por la compra pública innovadora como primer impulso para lanzar al mercado un proyecto.

¿Qué más habría que mejorar? En el ámbito tecnológico nuestras administraciones han caído ‘desmayadas’ con las grandes empresas y a menudo no se han valorado propuestas desde las firmas más pequeñas. De la innovación en los productos cercanos al mercado y al cliente que pueden solucionar el día a día se ocupan las pequeñas empresas, pero parece que encantan los grandes nombres cuando son las pymes las que mejor pueden ofrecer soluciones y servicios ajustados al precio.

María Martínez García.