sábado, 26 de mayo de 2018

Facebook se pone las gafas de realidad virtual con la compra de Oculus

Fuente. www.3dnews.ru Fuente. www.3dnews.ru

Tras la compra hace poco más de un mes de 'WhatsApp' –servicio de mensajería instantánea- por 19.000 millones de dólares, Mark Zuckerberg continúa con la intención de no frenar su número de adquisiciones. Por la última de ellas ha pagado 2.000 millones de dólares. Se trata de Oculus VR, una compañía líder en el desarrollo de gafas de realidad virtual inmersiva para videojuegos.

El precio de la compra incluye 400 millones en efectivo y 23,1 millones de acciones de acciones de Facebook, que está cambiándose en el Nasdaq a casi 70 dólares.

Según Zuckerberg, Oculus tiene el potencial para convertirse en una herramienta que permita a la gente comunicarse. Y es que para Facebook, la compra de Oculus va más allá de la interacción con la pantalla táctil o una herramienta para jugar a videojuegos. La compañía pretende expandir el éxito de Oculus en el sector videojuegos, a otros campos como la comunicación, entretenimiento y educación y otras áreas. "El móvil es la plataforma de hoy, pero además nos estamos preparando para las plataformas del futuro», ha declarado el CEO de Facebook en un comunicado. "Oculus tiene la oportunidad de crear una plataforma cada vez más social, y cambiar nuestra forma de trabajar, jugar y comunicarnos".

Oculus Rift, la nueva joya de Facebook

El modelo de gafas Oculus Rift desarrollado por la compañía Oculus RV, cuenta en su exterior con unos pequeños puntos blancos, o lo que es lo mismo, diodos LED infrarrojos, cuya función es la de enviar señales a una cámara externa especialmente diseñada por la marca para complementar el sistema. De este modo, los datos que envía el giróscopo integrado en las gafas son complementados por los que recoge la cámara de los LED. De este modo, no sólo se mejora la precisión en los giros sino que las gafas pueden hacer cosas como ampliar la imagen hacerla avanzar cuando acercas la cabeza hacia adelante. Según Oculus, el contar con algún tipo de seguimiento de la posición ha estado siempre en sus planes, y se ha usado el sistema de la cámara porque las otras alternativas no ofrecían la precisión necesaria. Por otro lado, en principio, el nuevo sistema está pensado para usar las gafas estando sentado.

El segundo cambio importante en las gafas son un nuevo panel OLED HD que permite un importante incremento de la velocidad de las imágenes con menos desenfoque al moverte rápidamente por el espacio virtual, evitando así la sensación de mareo. El nuevo panel, junto con el sensor de posición, hacen que la nueva adquisición de Facebook sea suponga un salto en calidad y experiencia visual con respecto a la versión anterior.

Actualmente las gafas Oculus Rift se encuentran en fase de desarrollo. No obstante, ha conseguido por el momento 75.000 pedidos de desarrolladores. Pronto veremos la evolución de esta nueva compra en relación a sus rivales más cercanos, entre los que se encuentran las gafas de realidad virtual Morpheus de Sony o las Google Glass, que tienen mucho en común, aunque este último caso está más orientado a la realidad aumentada y las Oculus a la realidad virtual.