martes, 22 de mayo de 2018

El patrimonio cultural en la era digital: nuevas líneas de investigación y yacimientos de empleo

El patrimonio, su conservación y utilización, debe convertirse en referente de un nuevo tipo de economía basada más en el conocimiento y la iniciativa.

Francisco M. Morillo   I    Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   I    14/01/2013

El patrimonio cultural, su conservación, restauración y uso se está convirtiendo en una de las más importantes áreas de futuro en estos momentos. Cada vez es más frecuente leer noticias sobre la puesta en valor de tal o cual bien, sobre la petición de diversas asociaciones para la recuperación de determinado recurso, sobre el éxito de visitas de determinada iniciativa y así un largo etcétera que hace que el patrimonio cultural y todas las actividades relacionadas con él estén presentes en los medios de comunicación y en las redes sociales de forma constante. El patrimonio cultural ha pasado de ser considerado un simple “tesoro” coleccionable a ser utilizado como recurso de crecimiento y motor de iniciativas económicas de todo tipo.

DOCUMENTACIÓN DE RESTOS ARQUEOLÓGICOS EN CLUNIA. Desde el año 1998, el LFA colabora con el equipo de arquitectos que se ocupa de los restos arqueológicos de la colonia romana de Clunia Sulpicia en la documentación con escáner láser y gracias a una unidad de vuelo no tripulada que ha intervenido en las sucesivas campañas de excavaciones que se desarrollan cada verano.

Pero, como el oro prometido en la época de la conquista del oeste americano, esta panacea, aunque está aquí, presente, a la vista, casi al alcance de la mano, necesita ser trabajada para poder sacar de ella todo su potencial. No basta con decir que somos los que más y mejor patrimonio tenemos. Hay que ponerlo en valor. El trabajo multidisciplinar que engloba a arqueólogos, arquitectos, historiadores, pero también a economistas, informáticos y gestores es la piedra angular en la que hay que cimentar los posibles caminos de futuro. Y para ayudar en esa tarea las nuevas tecnologías de la era digital están abriendo sendas que antes eran impensables.

ENSAYO DE DIGITALIZACIÓN DE PASOS DE SEMANA SANTA. Con motivo del estudio de conservación preventiva de los pasos de Semana Santa que procesionan en la jornada de Viernes Santo en Valladolid, el Laboratorio de Fotogrametría Arquitectónica de la UVa realizó pruebas de digitalización de una de las imágenes mediante técnicas basadas en láser 3D y en fotografía digital destinadas a poder obtener una réplica digital fidedigna en 3D de las tallas.

Desde el LFA-DAVAP (Laboratorio de Fotogrametría Arquitectónica - Documentación, Análisis y Visualización del Patrimonio) de la Universidad de Valladolid (UVa) siempre ha estado claro que la documentación y el estudio del patrimonio es la primera fase de un proceso más complejo que permitirá, gracias al análisis y el conocimiento de la materia prima, poder sacar mayor aprovechamiento del bien. Con este principio se ha promovido la participación de la UVa en diferentes campus, grupos de investigación y congresos nacionales e internacionales. Entre otros, el Curso General de Arqueología y Patrimonio Virtual online, que presenta un perfil tecnológico orientado hacia el aprendizaje remoto de técnicas de documentación, información y visualización.

Algunas de las áreas de este programa de formación de expertos pueden resultar potencialmente muy interesantes para la Comunidad de Castilla y León, las administraciones públicas y la sociedad civil, ya que afectarán al desarrollo de distintos campos como el turismo cultural, la reutilización y puesta en valor de recursos públicos, la dinamización de la industria de contenidos multimedia y la internacionalización de actividades vinculadas al patrimonio, convirtiéndolo en una mina de la que extraer nuevos recursos económico-sociales en una época en la que el horizonte parece más bien oscuro.

Campus internacional

SEAV promueve un Campus Internacional en Arqueología y Patrimonio Virtual en el que participan 15 universidades españolas a la que recientemente se ha incorporado la de Valladolid, habiéndose invitado a otras 15 foráneas pertenecientes al área iberoamericana, Estados Unidos y algunos países de la Unión Europea. La Universidad como eje de un primer motor de arranque del cambio, no como el motor en sí mismo, ya que no es ése su papel, si no el de ejercer de impulsora de nuevas ideas y horizontes en los que la iniciativa privada tiene que implicarse para poder conseguir la traslación del conocimiento a la realidad económica y productiva que necesita la sociedad actual.

ESTUDIO DEL SEPULCRO DE PERE EL GRAN. El estudio de los restos de Pere el Gran llevó al LFA a participar, junto al Museo de Historia de Cataluña, en la documentación del sepulcro, la momia del rey y el conjunto de panteones reales situados en el monasterio de Santes Creus de Tarragona. El trabajo permitió la fabricación de piezas especiales adaptadas a la momia que permitieron el traslado de los restos para su estudio.

Entre las áreas de estudio que se promueven desde SEAV resalta la reconstrucción virtual y visualización del patrimonio como una manera no sólo de divulgar contenidos para públicos profanos, sino también como una forma de usar la tecnología virtual como herramienta de estudio e investigación tanto en el campo de la arqueología como en el de la arquitectura patrimonial como divisiones principales, aunque no únicas.

Así, la documentación geométrica del patrimonio como herramienta fiable de estudio de patologías que permite diagnósticos fidedignos del estado de los bienes objeto de estudio de cara a su conservación y/o restauración adecuada. Y la visualización avanzada como un elemento que complemente la información de los bienes patrimoniales mediante técnicas de realidad aumentada que permitan la presentación e interpretación del patrimonio a todo tipo de públicos, ya sean profanos o profesionales, ahondando no sólo en la comprensión del objeto en sí, sino también en su inclusión en el entorno socio-cultural determinado para el que fue creado y consiguiendo un doble objetivo: contextualizar el objeto a la vez que el propio objeto nos permite dar a conocer parte de nuestro pasado e historia.

INVENTARIOS DE PATRIMONIO INDUSTRIAL.Durante los últimos años, desde el Laboratorio de Fotogrametría se ha participado en la elaboración de alguno de los diferentes inventarios de patrimonio industrial que ha realizado la Junta de Castilla y León.

Los patrimonios emergentes son otro campo de estudio interesante del que posiblemente no somos conscientes. Nuestra sociedad no sólo es garante de la custodia de patrimonio que ha llegado a nuestras manos, sino que a su vez es creadora de un nuevo patrimonio que legaremos a las generaciones futuras. Y una de las características principales de nuestra sociedad es la cultura digital. Un patrimonio tan o más sensible como el que nos ha llegado sobre soportes artísticos de lino o madera. Un patrimonio que hay que ser conscientes de conservar y legar como testigo de una carrera a los que están por venir para que entiendan cómo somos y qué queremos.

Quizás el único riesgo que se corre con la explotación de este tipo de iniciativas es el de crear una falsa sensación de fácil monetización de un bien público como es el patrimonio. Hay que desterrar la idea de que solo es necesario recuperar un bien o propiciar su puesta en valor para que por sí solo aparezca el maná esperado y la riqueza inmediata y fácil. El patrimonio, su conservación y utilización, debe convertirse en referente de un nuevo tipo de economía basada más en el conocimiento y la iniciativa. Un sistema del que se espere una respuesta menos inmediata y cuantitativa pero más duradera y a la postre más beneficiosa. Ya conocemos las desastrosas consecuencias de crecimientos basados en el rápido enriquecimiento. Como las tormentas de la gota fría, traen mucho agua... pero agua que arrastra todo a su paso y no deja poso en la tierra.

Si abandonamos la cultura del edificio emblemático o el bien museografiable podemos empezar a entrever el nuevo panorama que se abre ante nosotros que, lejos de ser oscuro y sombrío, está lleno de posibilidades, de nuevos horizontes más luminosos. Horizontes y sendas que nos permiten salvaguardar nuestro patrimonio a la vez que generamos nuevos puestos de trabajo de forma directa e indirecta. Acciones que repercutirán, sin duda, en la formación de una sociedad más equilibrada y con mejores expectativas de crecimiento. Un crecimiento sostenible y endógeno.