viernes, 20 de septiembre de 2019

El negocio de las empresas Fintech creció más de un 60% en 2018

Una de las sedes de la compañía fintech española Ebury Una de las sedes de la compañía fintech española Ebury

Se estima que en 2018 las plataformas de crowdlending (préstamos de particulares a particulares o a proyectos empresariales), crowdfunding (financiación colectiva) y crowdfactoring (anticipo de facturas y descuentos de pagarés) canalizaron a través de sus plataformas operaciones por un valor global de 430,5 millones de euros. Esta cifra supuso un incremento del 63,1% respecto al año anterior, habiéndose doblado de media cada año al compararla con la obtenida en 2014.

Así lo pone de relieve el informe del sector elaborado por la empresa Informa D&B. Por segmentos, el valor global del mercado se distribuyó en 2018 en un 59,2% para operaciones crowdfactoring (255 millones de euros), un 22,4% para proyectos crowdfunding (96,5 millones) y un 18,4% para préstamos crowdlending (79 millones).

La penetración de los servicios ofrecidos por las empresas fintech presenta un notable potencial de desarrollo en España. Es previsible que éstas accedan a un creciente número de proyectos de una envergadura cada vez mayor, ampliando el número de inversores/clientes activos registrados.

Actualmente operan en este mercado unas 70 empresas, a las que se añaden otras 55 entidades dedicadas a la concesión de préstamos rápidos online. En 2018 las cinco primeras empresas reunieron de forma conjunta el 41% del valor global de las operaciones gestionadas en crowdlending, crowdfunding y crowdfactoring.

El modelo Ebury

Una de las empresas del sector con mayor crecimiento es Ebury, la fintech especializada en pagos internacionales e intercambio de divisas, que continúa con su proceso de expansión en mercados internacionales. De hecho, recientemente se ha establecido con una sede propia en Hong Kong, el principal centro financiero para todo el área Asia-Pacífico, con el fin de ofrecer soluciones relacionadas con los pagos internacionales y la gestión del riesgo de tipo de cambio a pymes con actividad exterior.

Con la apertura de Ebury en Hong Kong, afianza su posición en el mercado en esta área geográfica, tras haberse instalado hace menos de un año en la ciudad de Sidney (Australia). Con esta nueva apertura son ya 19 los países en los que Ebury está presente en cuatro continentes. El crecimiento del negocio desarrollado por las empresas fintech se ha visto impulsado en los últimos años por el rápido desarrollo de las nuevas tecnologías online, la creciente autonomía de los inversores en la gestión de sus recursos y el aumento de la demanda de financiación alternativa a la ofrecida por la banca tradicional.

 Ebury ha colocado al frente de su delegación en Hong Kong, para responsabilizarse de la operativa de la compañía en el día y a día y la expansión del negocio en el área Asia-Pacífico, a Edmond Tam, profesional con más de 18 años de experiencia en el mercado de divisas.

"Vemos un enorme potencial para satisfacer las crecientes necesidades de soluciones de pago, divisas, préstamos y tesorería de las pymes locales. Creemos que para que un negocio prospere, debe haber la menor cantidad de obstáculos posible. Nuestra misión ha sido siempre ofrecer soluciones sencillas y muy eficientes a las pequeñas y medianas empresas que desean comerciar y realizar transacciones internacionales, aliviando las barreras a menudo impuestas por las instituciones bancarias tradicionales", explica Tam.