viernes, 17 de agosto de 2018

El Informe EOI 2010 refleja un comportamiento positivo

El Informe también pone en evidencia los problemas y tendencias del Sistema Andaluz de Innovación.

Presentación del Informe del Sistema Andaluz de Innovación de EOIDistintos representantes en la presentación del Informe del Sistema Andaluz de Innovación de EOI.

La Escuela de Organización Industrial EOI ha presentado recientemente el Informe EOI 2010, el cual muestra de modo sencillo el comportamiento de los principales actores del Sistema Andaluz de Innovación, y la evolución que ha ido teniendo este comportamiento a lo largo de los años.

Los indicadores de evolución del Sistema Andaluz de Innovación reflejan un comportamiento moderadamente positivo, en un contexto nacional que estuvo marcado por una contención de los indicadores de avance de la I+D+i, que no ha sido suficiente para que la Comunidad Autónoma, a pesar de sus esfuerzos, mejore sus posiciones relativas. En términos cuantitativos, el gasto en I+D ha pasado del 0,65% en el año 2000, al 1,03% del PIB en el 2008 (con una tasa de variación interanual media para el período 2000-2008 del 5,92%), sin que con ello se llegue a producir una efectiva convergencia con el Estado, que ha visto aumentar su esfuerzo desde el 0,91 del 2000, al 1,35% del PIB en el 2008 (con una tasa de variación interanual media para el mismo período del 7,05%).

Entre los signos más destacados de ese comportamiento destaca, del lado positivo, la continuidad de un elevado nivel de gasto público en I+D (su aportación al conjunto del gasto público nacional es ya superior, 15,5 %, al peso del PIB andaluz con respecto al total nacional, 13,7 %) y, del lado negativo, la restricción del gasto en I+D en las empresas, especialmente significativo al ser ésta una debilidad tradicional del sistema andaluz de innovación. Así, cabe destacar la diferente composición del gasto total en I+D entre sector público y privado en Andalucía (66% / 34% respectivamente), con respecto a España (45% / 55%), Unión Europea (36% / 64%) u OCDE (28% / 72%).

Procesos inquietantes y positivos Entre los procesos más inquietantes que se producen en el sistema cabe destacar la gran diferencia de comportamiento que muestran los indicadores de escolarización universitaria entre Andalucía y España, que siguen ampliando la brecha que ya los distanciaba en años pasados. Como procesos positivos, el que la población ocupada en actividades de I+D sigue elevándose en Andalucía, y que el gasto por investigador se ha alineado con el español.