viernes, 25 de mayo de 2018

Efimarket, innovación para reducir el consumo energético en el sector de la alimentación

Protipo del innovador sistema creado por el proyecto Efimarket Protipo del innovador sistema creado por el proyecto Efimarket

Este proyecto desarrollado por el Instituto Andaluz de Tecnología (IAT) y varias empresas del sector de la refrigeración de la región cambiará el mapa del consumo energético para las firmas y cadenas de alimentación.

La generación de empleo y la innovación, o viceversa, son los factores fundamentales capaces de reanimar la economía. Los indicadores que hacen que el resto de parámetros crezcan de forma notable y que la actividad empresarial entre en una senda ascendente. La mayoría de especialistas abogan por una reindustrialización de los tejidos productivos español y andaluz. En esta misma dirección incide el proyecto Efimarket, desarrollado por el Instituto Andaluz de Tecnología (IAT) y el sector del frío y la refrigeración en Andalucía, con la Asociación de Fabricantes Andaluces de Refrigeración (AFAR) y el Cluster que aglutina a las empresas de esta actividad, a la cabeza.

Una iniciativa con un marcado carácter de cooperación empresarial, un valor y una estrategia que el IAT promueve en un destacado número de los proyectos que realiza, en el que han participado cinco firmas del sector, y el propio instituto como organismo de investigación, aportando conocimientos, experiencia y soluciones a las empresas en el ámbito de la ingeniería de producto y la eficiencia energética.

Innovación en estado puro

Efimarket abre un nuevo modelo de consumo energético para los establecimientos y marcas del sector de la alimentación. Este proyecto ha tenido la virtud de unir las capacidades y avances técnicos de distintos fabricantes del ámbito del frío para desarrollar y proponer al mercado un innovador sistema de instalación de refrigeración comercial.

Se trata, como explica Pablo de la Rosa, miembro del equipo de trabajo del proyecto y coordinador técnico del Área de Energía del IAT, de un proyecto de innovación útil, con una orientación total al mercado y a su comercialización posterior. Sin necesidad de desarrollar un avance radical o disruptivo, se ha creado una innovación tecnológica que ha sido capaz de concentrar las necesidades de generación y suministro de temperaturas diferentes a equipos distintos de establecimientos de alimentación, y todo al mismo tiempo. Un sistema que aporta importantes valores diferenciales a establecimientos como supermercados o superficies comerciales similares.

Todo ello desde una misma central frigorífica, instalada en un recinto cerrado, lo que supone la reducción del uso de gas refrigerante prácticamente a la mínima expresión, al tiempo que se anulan en su totalidad la fuga de emisiones contaminantes, según detalla de la Rosa.

Pablo de la Rosa

De este modo, se mejora de forma notable la eficiencia energética al combinar "todo en uno" la refrigeración alimentaria y la climatización de los establecimientos, haciendo converger ambas funciones. Además del ahorro que supone la recuperación del calor residual de la producción frigorífica mediante un circuito de agua que utiliza un refrigerante de bajo potencial de calentamiento global (GWP en sus siglas en inglés) y con un componente glicolado que evita la formación de hielo en el sistema, lo que repercutiría en un peor rendimiento de los equipos. Un componente que se usa como portador de calor por zonas cruciales del circuito del sistema, con la finalidad de mantenerlos en condiciones óptimas.

En la actualidad, se ha desarrollado una planta piloto en la localidad cordobesa de Lucena que recrea la sección de frío de un supermercado, lo que permite tanto optimizar las variables de funcionamiento de los equipos, realizar las mejoras y cambios necesarios, los ensayos de prueba, como validar los parámetros y su rendimiento.

Efimarket, subrayan sus impulsores, es un proyecto vivo y abierto, que continuará con desarrollos nuevos y futuros. El objetivo es ir mejorando de forma continua los índices de eficiencia energética, la reducción de gases contaminantes, y el control y mantenimiento idóneo de las instalaciones. De ahí que todos los equipos estén dotados con un sistema integrado de control que hace posible la monitorización y rastreo del comportamiento de las distintas partes de las instalaciones.

Una iniciativa en la que han participado 30 personas de las empresas Intercon, Coreco, Docriluc, Infrico, Impafri, Garnacho, Carel y del propio IAT, un equipo integrado por ingenieros de I+D+i y diseño, técnicos y encargados de la producción de los prototipos.

Según sus responsables, el proyecto es un escaparate de primer orden, lo que contribuirá a mejorar la posición competitiva del Cluster Andaluz de la Refrigeración y la Climatización y sus empresas asociadas en el contexto nacional e internacional.

Desde el IAT ponen de relieve que ya "hay interés por parte de empresas y cadenas de alimentación por adquirir los nuevos equipos, lo que supondrá un impulso a su proceso de comercialización y puesta en el mercado". Sobre todo, inciden, porque procura un más que notable ahorro de costes y de consumo energético para las empresas de este sector.