sábado, 18 de agosto de 2018

Desarrollan un proyecto piloto que permite a niños enfermos seguir las clases desde el hospital


J. G. T.   I   Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   I   16.05.2012


Grupo de investigación de la Universidad de Málaga que coordina el proyecto. FOTO: Fundación Descubre

Investigadores del laboratorio Proteus (PROtection TEchnologies for Usable Security) del grupo GISUM y del grupo PSY21 del Departamento de Psicología Social de la Universidad de Málaga, junto con facultativos, psicólogos y pedagogos del Hospital Universitario San Cecilio de Granada, han desarrollado un proyecto piloto que permite a los niños hospitalizados seguir en contacto con su clase.

Según ha informado la Fundación Descubre en nota de prensa, se trata de una ventana virtual que, mediante dispositivos tecnológicos de bajo coste, proporciona una sensación inmersiva, es decir, la imagen cambia como si el alumno se asomara a una ventana real de forma que, si mueve la cabeza, también lo hace la escena para cambiar el punto de vista.

El sistema incorpora también distintos mecanismos para el control de la privacidad, como la posibilidad de sustituir la imagen real del niño por un avatar. Esta característica resulta de especial interés en el caso de ciertas enfermedades que afectan a la apariencia de los menores. Además, incluye protocolos de seguridad para que la transmisión de vídeo sea visible sólo para el alumno y su clase.

La ventana virtual incluye dispositivos en el hospital y en la escuela. En el centro hospitalario, el niño cuenta con una pantalla de ordenador y una webcam. A éstos se suman sistemas de localización de personas de bajo coste, como son los sensores para videoconsolas.

"Hemos dado un nuevo uso al mando de la consola Wii. Su cámara infrarroja y gran velocidad de refresco, así como su conexión por Bluetooh, nos aporta las características apropiadas para nuestro sistema. Como alternativa, utilizamos Kinect para Xbox 360, que funciona con los movimientos del cuerpo. De esta forma, cuando el niño mueve la cabeza se desplaza también la cámara, dando sensación de inmersión en la escena", explica el responsable del proyecto, Antonio Maña.

Mientras, en la clase, los investigadores colocan una cámara montada sobre un sistema móvil que se mueve para imitar movimiento de la cabeza del menor. El objetivo es establecer la comunicación con el alumno hospitalizado y simplificar su interacción con el profesorado y con sus compañeros, mediante una videoconferencia inmersiva que facilite la participación del niño y disminuya la sensación de aislamiento.

El grupo de trabajo, compuesto por informáticos, médicos, pedagogos y psicólogos, han desarrollado esta herramienta en el marco del proyecto de excelencia 'Deseos', teniendo prevista su validación próximamente en el Hospital Universitario San Cecilio de Granada.