martes, 22 de mayo de 2018

Conectividad y alta tecnología para atraer a los conductores más jóvenes

Fuente. www.motor.es Fuente. www.motor.es

Cómo captar al nuevo potencial conductor y cuál es su perfil. Estas son una de las principales preocupaciones entre las marcas de automóviles, ya que los fabricantes han visto cómo ha subido de una forma notable la edad media de su cartera de clientes y cómo los jóvenes muestran cada vez menor interés en conducir un coche y más en buscar formas que se adapten a su forma de vida actual y a sus intereses, entre los que destacan las redes sociales y la posibilidad de conectarse a internet de una forma cómoda.

Para captar a este sector, los nuevos coches se están convirtiendo en puntos móviles de conexión a internet. Según un estudio de IBM, un 90% de los vehículos que salgan al mercado europeo hasta 2020 contarán con algún elemento de conectividad y no será, como hasta el momento, un complemento extra dedicado al público de coches de alta gama, sino que "están entrando con fuerza en los segmentos de coste medio y bajo", según ha confirmado Dinesh Paliwal, consejero delegado de Harman International, quién también ha destacado la importancia de tener en cuenta que los jóvenes, ante su costumbre de estar continuamente conectados, "no consideran que tengan que parar solo por estar dentro del coche".

En esta nueva tendencia cabe destacar el protagonismo de los coches compactos, del segmento más pequeño, que representaron un alto porcentaje de las presentaciones del Salón Internacional de Ginebra, que permanecerá abierto al público hasta el 16 de marzo.

Los modelos Toyota Aygo, Citroën C1, Peugeot 108, denominados "los trillizos" por compartir desarrollo conjunto, o el nuevo Opel Adam Rocks son ejemplos de algunos de vehículos compactos lanzados en Ginebra, que cuentan con pantallas multimedia en el vehículo en las que se puede navegar por los dispositivos móviles para seleccionar música de alguna de las librerías o los mapas de navegación guardados en el teléfono. El caso del Opel Adam, que funciona tanto con iOS como con Android, permite contestar el teléfono o dictar mensajes de texto a través de un altavoz.

Karl Thomas Neumann, presidente de Opel, señaló ayer a la prensa que su sistema de conectividad OnStar, cuyo control se puede llevar a cabo desde el retrovisor del coche, estará disponible de serie en todos los coches europeos de la marca a partir de 2015. En éste sentido, el sistema de General Motors permite además que el automóvil realice automáticamente una llamada a emergencias si se produce un accidente, localizar el vehículo en caso de robo, desbloquear las puertas si se ha extraviado la llave o, si el cliente acepta compartir su ubicación, además de recibir direcciones y recomendaciones de negocios en las cercanías del automóvil.

En este segmento, las marcas prevén un crecimiento de las ventas de los vehículos aproximadamente del 20% en tres años.

Por su parte, Ford Focus, el coche más vendido del mundo, y Tesla, a través de un acuerdo con Telefónica, también han añadido numerosos elementos de conectividad. Conscientes de la creciente tendencia y relación entre tecnología y automovilismo, Apple ha anunciado su nuevo sistema CarPlay, que permite controlar distintos sistemas de conectividad a través de la voz y de un botón colocado en el volante del coche, dispositivo con el que contarán marcas como Ferrari, Mercedes Benz o BMW.