viernes, 19 de abril de 2019

Y el 'espíritu Goiko Grill' impregnó de buen marketing Cartuja…

La community manager de Goiko Grill en Generación ESIC La community manager de Goiko Grill en Generación ESIC

Con un auditorio entregado, pero que muy entregado, compuesto por más de 200 jóvenes, Elisa Elena Molina, Community Manager de Goiko Grill, les entregó a los estudiantes todo un festín de pasión, de ideas, de innovación, de resistencia y de experiencias.

Todo juventud, de atrevimiento sustentado en el paracaídas de la responsabilidad, cautivó al auditorio congregado en la sede de CaixaForum en la Isla de la Cartuja de Sevilla con sus mensajes claros, sencillos y prácticos en un ejercicio de sinceridad que agradecieron los presentes.

"¿Estáis aquí porque os ocupa vuestro futuro, porque buscáis orientación para elegir lo mejor para vuestro futuro profesional? ¿Por qué os gusta el marketing y la comunicación?", preguntó. Cuando el testimonio de los jóvenes lo confirmó, Elisa Elena desgranó la evolución de Goiko Grill desde sus orígenes, desde las entrañas de sus acciones, de su estrategia de marketing.

¿Cómo se ha convertido Goiko en el nuevo rey de un segmento gastronómico como el de las hamburguesas, donde a nadie se le escapa el poder de los gigantes? Al igual que cada una de las hamburguesas de la marca es "única y diferente", las estrategias de marketing de esta casa ha tenido como norma incluir en la receta ingredientes como la creatividad, la libertad para romper moldes y contar la realidad de la "calidad de las materias primas" empleadas en cada una de las piezas que sirve.

Una libertad creativa que no ha sido precisamente la seña de identidad de un sector de la restauración como el de las hamburguesas. Preguntada por cuál ha sido el factor decisivo para llegar a ese nivel de creatividad, Elisa Elena responde sin ningún atisbo de sombra o duda: la posibilidad de que los propios clientes puedan decidir qué tipos de hamburguesas les gustan, de que puedan 'cocrear', ser partícipes y aportar ideas de qué prefieren a la empresa.

Una relación, un diálogo con los clientes que tiene en las redes sociales uno de sus principales baluartes para interactuar. Un mundo, un espacio propio en el que Goiko Grill se mueve como pez en el agua. Una agilidad y soltura de la que es responsable la propia Elisa.

Como resultado de este intenso trabajo, la firma de restauración ha crecido hasta convertirse en lo que hoy es: una marca con identidad definida y diferencial. Gracias a que con sus acciones ha logrado crear el "espíritu Goiko", una cultura marcada por "el buen rollo, por ser una familia" y abrir este ambiente familiar a cada uno de sus comensales.

Y podemos dar fe de que es una cultura que ha calado, que es contagiosa: lo mejor que se puede decir cuando se habla de cultura empresarial. La indumentaria, el desparpajo, la frescura, el desenfado, la claridad de ideas, la sencillez con la que las transmite, pese a esa juventud o, precisamente por eso, Elisa Elena encarna en sí misma la impronta del marketing made in Goiko Grill.