lunes, 23 de julio de 2018

El equilibrio entre talento joven y senior que debe comandar la transformación digital

Instante del primer encuentro del ciclo 'Conversaciones en la Universidad' Instante del primer encuentro del ciclo 'Conversaciones en la Universidad'

El Campus de Sevilla ha acogido el primer encuentro del ciclo 'Conversaciones en la Universidad' que, en esta ocasión, ha estado protagonizado por el rector de la Universidad Loyola Andalucía, Gabriel Pérez Alcalá, y el director de Relaciones Corporativas para Europa de Heineken Internacional, Jorge Paradela.

Con un formato distendido, ambos directivos han dialogado sobre temas como liderazgo, las relaciones universidad-empresa, la innovación o cómo aprovechar en las compañías el talento joven para la transformación digital.

A este respecto, Paradela ha insistido en que las organizaciones deben valerse del talento joven, de los "nativos digitales", para acometer la necesaria transformación digital, "en un proceso en el que hay que combinar la experiencia de los seniors con los conocimientos digitales que pueden aportar los más jóvenes, creando dinámicas de trabajo conjunto".

En esta línea, ha subrayado que "la colaboración es el signo más distintivo del liderazgo del siglo XXI, y el líder es aquel que mejora al equipo en cualquiera de sus facetas".

En cuanto a las relaciones universidad-empresa, Jorge Paradela ha señalado que las universidades deben potenciar el desarrollo de habilidades y competencias de los estudiantes para dar respuesta a sus necesidades, y aunque ha reconocido que en este aspecto "Loyola va un paso por delante", aún hay que avanzar mucho más.

Sobre los jóvenes de hoy, el directivo de Heineken ha destacado su sólida formación, su mayor afán por equilibrar la vida profesional y personal y la búsqueda de un sentido de propósito en las compañías, "se preocupan por qué hace la empresa más allá de su objetivo empresarial, qué hace por la sociedad".

A estos jóvenes, les ha animado a viajar, a someterse a entornos retadores que les saquen de su zona de confort, porque "es lo que les va a permitir su crecimiento personal", y a asumir riesgos y equivocarse, añadiendo que "en Heineken el error se tolera y se acepta, porque es lo que nos permite aprender".

Finalmente, en cuanto a la innovación, ha indicado que actualmente en Heineken están más centrados en la innovación en procesos y modelos de negocio y ha recordado el modelo de innovación abierta que han incorporado a la cuarta edición de Red Innprende, en la que los participantes deberán proponer soluciones a retos planteados por la compañía.