sábado, 18 de agosto de 2018

Roberto García: "Existen grandes mandos técnicos pero un enorme vacío en las competencias estratégicas y sociales"

Entrevista al responsable de formación y empleo de la Cámara de Comercio de Valladolid, Roberto García.


M. Martínez I Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. I 13.04.2012


"Buscamos crear una cultura de la excelencia en el papel del líder e impulsar la ñetica empresarial".

Con la demanda de las empresas como punto de partida y una formación muy práctica, en enero nacía la Escuela de Mandos de la Cámara de Comercio vallisoletana.

Como complemento a la actividad que realiza la Escuela de Negocios de la Cámara de Comercio de Valladolid y los Máster que se desarrollan en ella y enfocada a directivos de organizaciones que gestionan equipos de personas, el pasado mes de febrero entraba en funcionamiento su Escuela de Mandos, que se desarrollará hasta diciembre. Una apuesta que “cuelga directamente del MBA (versión executive) y del Máster en Dirección de Recursos Humanos y Desarrollo Personal, que a su vez se imbrica con el Foro de Empresas líderes de Castilla y León”, expone el responsable de Formación y Empleo de la institución cameral, Roberto García.

¿Dónde y cuándo surge la idea de poner en marcha una Escuela de Mandos en la Cámara? Se trata de un proyecto en el que hemos venido trabajando los últimos 15 meses, desde el Foro Ulises. Las empresas del entorno siempre han estado preocupadas por este tipo de formación y por eso decidimos dar un paso al frente y acometer la iniciativa con la colaboración de las propias compañías.

¿Qué tiene de particular respecto a la oferta de otras instituciones? Entre otras cosas, parte de una demanda empresarial y se ha diseñado con, por y para la empresa. Bajo el lema de ‘romper el aula’, se ha preparado una formación muy práctica y muy próxima a los puestos que desarrollan esos mandos.

¿Cuáles son sus objetivos? Además de desarrollar las competencias propias del líder, formar líderes que continúen la cadena de mando dentro de las organizaciones, que impulsen la aplicación de estrategias definidas dentro de ellas, crear una cultura de excelencia en el papel del líder e impulsar la ética empresarial para hacer los medios de producción más eficaces y respetuosos con el entorno.

¿Con qué principales temáticas y profesores cuenta? Hemos dividido el programa en lo que consideramos son los tres ámbitos de liderazgo: el ideológico, el sociológico y el técnico. Tenemos grandes mandos técnicos pero es necesario desarrollar los otros dos ámbitos. El equipo docente está formado por expertos, en los temas que se imparten o las actividades que se realizan, además de los tutores de empresa correspondientes, que serán los impulsores de las aplicaciones prácticas en las compañías y los en todo momento en su plan de carrera. Finalmente, nuestro equipo de coaches estudia, diseña y concibe el plan de desarrollo personal y profesional para la mejora de las habilidades y las competencias de los alumnos.

¿Qué es lo más atractivo de la propuesta docente? Sin duda, la nueva metodología de la que hemos partido. A través de una matriz querer / tener buscamos analizar la situación y determinar las competencias predominantes y las que es necesario desarrollar en nuestros mandos. A continuación, incidimos en las clases teóricas, el apoyo de un coach, un tutor de empresa y un tutor técnico. Por ello, nuestro proceso de desarrollo de líderes, enfocado a una formación eminentemente práctica, da respuesta a las necesidades que se manifiestan en el momento actual y tiene en cuenta la evolución permanente, a través de evaluaciones, seguimiento y revisión de las actividades realizadas.

¿Es difícil ‘educar’ en liderazgo y transmitir habilidades competenciales y organizativas a personas con experiencia en el mundo empresarial? No, porque nos apoyamos en profesionales de amplia experiencia y en sus superiores dentro de la organización.

¿Y cuáles son las principales rémoras del directivo en nuestro país? Existe una profunda especialización técnica. Hay grandes encargados y un enorme vacío en las competencias y habilidades estratégicas y sociales. Por poner ejemplos, tenemos grandes médicos con enormes carencias empáticas o asertivas, tenemos grandes ingenieros que no desarrollan equipos…

¿Es tan importante como la ‘pintan’ la gestión de Recursos Humanos? Es crítica, las organizaciones son personas. No puede ser que un trabajador tenga que recorrer toda la factoría para ir a las oficinas a pedir un día libre y que la solicitud tenga que recorrer el mismo trayecto con la respuesta de que no puede ser porque hay un problema de planificación, con la consiguiente pérdida de tiempo y productividad que eso implica. No se puede permitir que un mando no efectúe el correspondiente “no conformidad” en su sección y que luego el producto o servicio lo devuelva íntegramente el cliente. Buscamos formar a líderes que asuman su responsabilidad en todos sus sentidos.

¿En qué claves de liderazgo incide el programa? El líder que salga de nuestra Escuela de Mandos ha de desarrollar competencias que le permitan trabajar en los tres niveles de actuación que he comentado anteriormente. El nivel ideológico es la parte más estratégica, el nivel sociológico se detiene más en la gestión de equipos y, en el nivel técnico, el líder ha de conocer las herramientas no solamente del trabajo diario sino genéricas, como finanzas, marketing y ventas, logística básica, nuevas tecnologías… Todo ello le posibilitará agilizar los proyectos que emprenda y resolver los puntos difíciles.