jueves, 27 de abril de 2017

Los centros privados ganan cuota en el sector colegios

Los colegios privados siguen ganando facturación Los colegios privados siguen ganando facturación

Los ingresos conjuntos de los colegios privados registraron en 2016 una evolución positiva, continuando con la tendencia iniciada en el ejercicio anterior. Así, el volumen de negocio alcanzó los 12.150 millones de euros, un 0,8% más que en 2015.

Por tipo de centro, los colegios privados concertados reúnen la mayor parte de los ingresos, con un valor de 9.950 millones de euros, lo que supuso el 82% del total. Por su parte, los centros no concertados ingresaron 2.200 millones de euros, así se desprende del informe Sectores Basics "Colegios Privados" del Observatorio Informa.

Los ingresos derivados de matrículas y enseñanza acaparan el 70% del volumen de negocio. El 30% restante corresponde a otros conceptos, principalmente cuotas de comedor, transporte escolar y actividades extraescolares complementarias.

Colegios privados versus públicos

En el curso 2015/2016 el número total de alumnos matriculados en colegios privados se situó en 2,61 millones, lo que supuso un aumento del 0,7% respecto al curso anterior. Esta cifra representa el 32% del total de alumnos, incluyendo colegios públicos y privados. El número de alumnos en colegio públicos disminuyó un 0,2% en el curso citado, hasta 5,5 millones.

De cara a los próximos años, el estancamiento de la población en edad escolar frenará el crecimiento del número de alumnos en los colegios privados, los cuales no obstante seguirán restando cuota a los colegios públicos, en una coyuntura económica favorable. Los ingresos de este tipo de centros registrarán variaciones anuales en torno al 1% en el bienio 2017-2018.

El número total de colegios privados se sitúa en torno a los 9.000, correspondiendo el 45% a centros privados no concertados. El número de estos últimos ha crecido más en los últimos años que el de los colegios privados concertados y que el de los colegios públicos.

El mercado presenta una alta fragmentación, de manera que excluyendo a las congregaciones religiosas, los cinco primeros grupos en términos de ingresos reunieron únicamente el 2,15% de la facturación de los colegios privados en 2015, mientras que los diez primeros operadores concentraron el 3,28%.