sábado, 26 de mayo de 2018

Las ventajas de externalizar la formación para las empresas

Según algunos estudios, cada vez que una empresa tiene que reemplazar a un empleado le suele costar de media de seis a nueve meses de salario. Y ésta es solo una de las muchas pérdidas que se derivan de la rotación de los trabajadores.

Dado que los empleados son el mayor activo de una empresa, mantener y desarrollar su talento es clave, por lo que la formación es fundamental. Según asegura Xerox, las empresas gastan miles de millones de euros y de dólares en programas de formación, y se espera que esta cantidad continúe creciendo para mantener el compromiso de los empleados.

Cada compañía debe decidir si tiene más sentido mantener internamente o externalizar el desarrollo, puesta en marcha y mantenimiento de sus programas de formación. Xerox cree que para que una empresa sea más efectiva y tenga más impacto sobre los resultados de su negocio la formación debe ser constante en cualquier área en la que se necesite. Para ello deben aprovechar la variedad de formatos, de nuevas tecnologías y de enfoques innovadores que hay disponibles.

Los proveedores de servicios de formación no se limitan a dotar a los empleados con las habilidades que necesitan para ayudar a que las organizaciones sigan siendo competitivas, sino que también ayudan a obtener beneficios para el negocio. Por su experiencia y trayectoria Xerox considera que existen 5 formas en las que la externalización de los programas de formación beneficia a la empresa:

1. Mantener el foco en su negocio principal. Las empresas de Fortune 500 se centran en desarrollar productos y lanzarlos en el mercado. Mientras que los programas de formación ofrecen multitud de beneficios a su negocio, no es competencia suya su desarrollo y ejecución. Los proveedores de servicios de formación, por su parte, centran su tiempo, energía y recursos en la creación de programas de formación efectivos, permitiendo a las organizaciones centrarse en el crecimiento de su negocio.

2. Programas innovadores. Los proveedores de servicios de formación están constantemente buscando formas innovadoras de desarrollar e impulsar la formación. La experiencia y el conocimiento que adquieren al trabajar con varios clientes y diversas industrias les permite aplicar las mejores prácticas para una industria o área geográfica completa.

3. Reducción de costes. Externalizar el desarrollo de los programas de formación suele tener un coste entre un 20% y un 35% menos que hacerlo de forma interna, indica Xerox. Esto es porque las empresas tienden a organizar sus programas de formación por regiones geográficas o por unidades de negocio. Este enfoque fragmentado es menos eficiente que si se lleva a cabo el enfoque global que los proveedores pueden implementar a través de todo el grupo empresarial.

4. Medibles. A diferencia de los activos, el rendimiento y el retorno de la inversión de los programas de formación no tienen una medición específica estructurada ni se hacen informes externos sobre los mismos. Las empresas no pueden compararse con otras en lo que a formación se refiere, y en su mayoría se limitan a sus experiencias internas. Los proveedores, por el contrario, firman acuerdos sobre el nivel de los servicios que van a desarrollar para las compañías que les contratan. Además de alcanzar un determinado nivel de rendimiento, los proveedores deben informar sobre sus resultados, permitiendo a las empresas una mejor evaluación de la efectividad de sus programas de formación.

5. Ofrecen resultados de negocio. Los programas de formación deben estar alineados con los objetivos de las compañías. Por ejemplo, el departamento de Xerox Learning los objetivos de formación de la compañía, pero primero valora si esta formación mejorará los resultados empresariales y de qué forma hará el balance. Los departamentos internos de formación rara vez estudian esta alineación directa con los objetivos de la empresa y, en algunos casos, tampoco tienen la capacidad para hacerlo.