jueves, 24 de mayo de 2018

Las universidades ya pueden establecer los grados de tres años

Ya ha entrado en vigor la flexibilización de grados universitarios, que permitirá a las universidades crear grados de 3 años y master de 2.

Sin que esto pueda suponer incremento de gasto público. La mayoría, incluidas las diez publicas andaluzas, no la aplicarán hasta 2017.

Así consta en el Real Decreto que modifica otros dos decretos sobre enseñanzas universitarias oficiales y enseñanzas oficiales de doctorado, publicado en el BOE. De este modo, la entrada en vigor permitirá a las universidades aplicar voluntariamente este nuevo modelo a partir del curso 2015-2016.

La anterior regulación de las titulaciones universitarias establecía como norma general que los grados debían tener 240 créditos y los máster oficiales 60. La nueva normativa sin embargo, posibilita reducir la carga lectiva de los grados, siempre que los créditos destinados a "formación básica" supongan al menos el 25% del programa de estudios
La norma contempla una disposición única titulada 'No incremento del gasto público' que establece que las medidas incluidas en la misma "no podrán suponer incremento de dotaciones ni de retribuciones ni de otros gastos de personal".

Los nuevos grados

- Los nuevos grados, "contendrán toda la formación teórica y práctica que el estudiante deba adquirir: Aspectos básicos de la rama de conocimiento, materias obligatorias u optativas, seminarios, prácticas externas, trabajos dirigidos, trabajo de fin de Grado u otras actividades formativas". En cambio, establece que los estudios de master "se orienten hacia una mayor especialización".

- El Decreto contempla como excepciones los estudios que habilitan para ejercer una profesión regulada (carreras del área de la salud e ingenierías, principalmente), para las que el Gobierno "establecerá las condiciones a las que deberán adecuarse los correspondientes planes de estudios, que además deberán ajustarse, en su caso, a la normativa europea aplicable".

- Ante la posibilidad de que las universidades conviertan algunas de sus actuales titulaciones de cuatro años (240 créditos) en grados con menor carga lectiva, el decreto establece que a los alumnos que cursen los planes antiguos "les serán de aplicación las disposiciones reguladoras por las que hubieran iniciado sus estudios".