martes, 21 de agosto de 2018

“La Escuela de Mandos busca dar respuesta a una necesidad de formación de liderazgo”

Robeerto, García, responsable de formación y empleo de la Cámara de Comercio de Valladolid

Con la vista puesta en los profesionales, su gran prioridad a la hora de diseñar sus programas, la Escuela de Negocio de la Cámara de Comercio e Industria de Valladolid aborda el presente curso con dos nuevos máster en Responsabilidad Social Empresarial y Digital Business para atender las demandas del emprendedor, según refiere su responsable de Formación y Empleo, Roberto García

¿Qué elementos distinguen la oferta de formación de la Escuela de Negocio de la Cámara de Comercio de Valladolid?

Nuestra orientación es eminentemente práctica y damos mucha importancia a la realización de proyectos reales. Todos nuestros docentes son profesionales y

hemos incorporado un equipo de coach. Ya contábamos con tutores personales encargados de realizar el seguimiento de los matriculados pero, además, en los dos últimos años hemos desarrollado una herramienta con Esade destinada a autoevaluar las aptitudes profesionales de los alumnos de cara a que, cada uno, diseñe con su coach un plan de desarrollo competencial.

¿Cómo han abordado la adaptación de sus programas a las nuevas demandas?

La Cámara puso en marcha la formación de posgrado en 1993 con un Master en Distribución Comercial y Marketing. Hoy tenemos nueve y un Curso Superior. Llevamos unos años involucrados en un proceso de reforma y actualización que este curso se ha concretado en la reelaboración de cuatro master y en el lanzamiento de dos nuevos con la vista puesta en nuestra prioridad absoluta, que son los profesionales. Tanto es así, que un autónomo sin estudios que busca mejorar su empresa tiene más fácil el acceso que un titulado. Calidad, practicidad y especialización son nuestras señas de identidad, no en vano estamos certificados por Aenor con la norma ISO 9001 desde el año 2000 y como Empresa Familiarmente Responsable desde 2010.

¿Qué títulos imparte la Escuela?

Este curso vamos por la decimonovena promoción del Master en Dirección Comercial y Marketing. Tenemos también el MBA en Dirección de Empresas (versión executive), otro en Logística Integral y Producción y la decimoprimera promoción en Dirección de Recursos Humanos y Desarrollo Personal, Asesoría Jurídica y Fiscal de Empresas y Dirección y Gestión de Empresas Vitivinícolas. Tres años más veterano es el Master en Gestión y Estrategia para la Internacionalización y este curso tenemos dos novedades, el Master en Responsabilidad Social Empresarial y el Master en Digital Business. Además, estamos diseñando el Curso Superior de Experto en Gestión de Costes, que se desarrollará entre enero y abril.

El posgrado de la Escuela de Negocios se proyecta para que sea bonificable por parte las empresas. Además, uno de nuestros puntos fuertes es el profesorado, con alta implicación del tejido empresarial de la Comunidad a través de compañías colaboradoras pero sobre todo gracias a los convenios de prácticas.

En breve pondrán en marcha una Escuela de Mandos...

La hemos diseñado con la idea de que se desarrolle de enero a diciembre y respete el periodo de vacaciones veraniegas. Tras realizar una consulta, en forma de encuesta, a empresas de Valladolid, resulta que ésta fue una de las necesidades de formación que más se mencionaban.

Aunque la instrucción técnica de un trabajador con responsabilidad de mando sea excelente, suelen existir problemas competenciales transversales en cuestiones de liderazgo y comunicación. Esas personas han de conseguir que sus firmas sean competitivas y duraderas y para ello precisan cultura de organización y liderazgo.

¿De dónde procede su alumnado?

Entre un 60% y un 70% proviene de Valladolid y alrededores y el resto de fuera, en general. Tenemos además matrículas muy económicas con respecto al mercado. Estamos en torno a los 18 alumnos por master y el desembolso medio son 4.000 euros.

Ofrecemos una cómoda financiación sin intereses y el año pasado obtuvimos unos resultados buenísimos en cuanto a inserción laboral, puesto que el 100% obtuvo prácticas en empresas y, de ellos, alrededor del 90% un contrato de trabajo con posterioridad.

¿Utilizan empresas de la región como case study?

Todos los master incluyen formación académica muy práctica, junto a los proyectos y las visitas a empresas, que se realizan al menos todos los meses. Pero no siempre se trata de firmas de la Comunidad. En el ámbito de la logística solemos ir a Madrid, para el máster de las bodegas a Burdeos y en el de Recursos Humanos se visita Irizar, una compañía que tiene un plan de gestión de personas modéli- co y está ubicada en Guipúzcoa. Pero es algo bidireccional: nosotros vamos a esos negocios y ellos vienen aquí. Además, en ocasiones los antiguos alumnos regresan a ofrecer su experiencia. La red que conforma este colectivo es cada vez más importante y tenemos pendiente a corto plazo la creación de una asociación que los reúna.

¿No le da envidia que en países de nuestro entorno sea mucho más importante la formación de posgrado?

Sí, en la mayoría las carreras son más cortas y genéricas y eso lo facilita. Con el espacio europeo la visión debe ser más a largo plazo porque los master son parte del futuro de los centros educativos superiores, que no parecen entender que se podrían diferenciar gracias a ellos. Es una pena, pero todavía falta visión estratégica en la colaboración Universidad- empresa.

olvidar que muchos proyectos generados durante la formación se han aplicado, e incluso algunos premiado. Las clases se desarrollan en las instalaciones de la Cámara los viernes por la tarde y los sábados por la mañana.

¿Qué perfil de alumno busca ampliar conocimientos en su institución?

Contamos con tres: los recién titulados que quieren mejorar su formación empresarial y conseguir unas prácticas con opción de inserción real, los directivos y mandos que lo que desean es mejorar y ascender y un tercer nicho que son los empresarios, sobre todo algunas jóvenes generaciones de compañías familiares que pretenden poner en marcha medidas innovadoras y abordar nuevos planes de negocio. Hay múltiples casos de esto último. Uno de nuestros proyectos estrella es un MBA para emprendedores, con el fin de que se aborden proyectos llave en mano.

Su fuerte orientación hacia personas procedentes del ámbito profesional, ¿qué supone a la hora de planificar los cursos?

Hace tres años realizamos una encuesta a un millar de empresas para averiguar qué formación tenía más atractivo entre los mandos y el equipo que conforma el departamento también sondea a los responsables de compañías al respecto, como es lógico. Y tenemos un Claustro de empresas y dos foros trimestrales de directivos de donde sacamos necesidades. Para mí, es básico conocer la realidad empresarial.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.