jueves, 24 de mayo de 2018

La educación plurilingüe, un ámbito para emprender y consolidarse

Ana María Rodríguez en las instalaciones de Urbe en Valladolid.

La figura del emprendedor, y más aún, del que viene del extranjero a buscar su hueco profesional en España, ofrece historias como la de esta venezolana que cruzó el ‘charco’ con la convicción de desarrollar su vocación docente. Hoy lidera Urbe Innovación Educativa.

Los cimientos de lo que hoy es Urbe Innovación Educativa, un proyecto de enseñanza de idiomas con sede en Valladolid,  fueron construidos desde abajo. “Arranqué como autónoma en 2001, no conocía nada y me asesoré de los trámites en la Cámara de Comercio”, comenta Ana María Rodríguez, mientras señala que la financiación corrió a cargo de su propio bolsillo. “Las subvenciones son una pérdida de tiempo porque creo que las cosas tienen que ser eficientes y, si algo te requiere hacer tal cantidad de papeleo que te quita tiempo de tu trabajo, no te merece la pena”, sostiene. Superado el trámite económico, esta licenciada en Filosofía y postgraduada en Lingüística y Enseñanza del Lenguaje reconoce que el primer año fue duro porque la gente no tenía tradición del inglés y pudo sostener la academia gracias a que “tenía los recursos para aguantar”.

El proyecto inicial estaba ideado para niños hasta 14 años pero el año pasado levantó la persiana de un local dirigido a la enseñanza de adultos. Los cursos de alemán y chino son los más solicitados en estos momentos, según Ana María, debido a las oportunidades de empleo que pueden surgir en el extranjero. A las puertas de Urbe Innovación Educativa están llamando, sobre todo, universitarios que quieren estudiar estos idiomas para buscar trabajo y es que, la educación del siglo XXI debe ser plurilingüe, hay que hablar alemán “para tratarlos de tú a tú” afirma Rodríguez. “En el mundo de los negocios tienes que dominar el inglés junto con otros idiomas y certificarlo, es muy importante aportar estas credenciales en el curriculo” añade. Con 252 niños, un total de 95 alumnos adultos matriculados y 11 profesores en activo, la continuidad del proyecto educativo iniciado hace 11 años está dando sus frutos. La enseñanza individualizada es la seña de identidad de esta apuesta educativa y empresarial.

Enseñanza de idiomas también para empresas

Urbe no es solo una academia. También dispone de servicios orientados como formación in company con cursos dirigidos a las empresas y servicios de lectorado en colegios en el que un profesor nativo complementa la actividad diaria del docente con iniciativas creadas en la academia vallisoletana para enriquecer la materia que están impartiendo en el proyecto curricular del centro de enseñanza. Además, es centro acreditado por la Fundación Tripartita para la enseñanza de cursos a trabajadores ocupados, una formación gratuita tanto para el trabajador como para la empresa y que consiguen, a la vez, formar y motivar al empleado, describe Ana María.

Cristina González Navas