martes, 19 de noviembre de 2019

EMBA, un master de gran angular para profesionales que buscan liderar empresas de éxito

Foto de familia de la última promoción del EMBA de ESIC Foto de familia de la última promoción del EMBA de ESIC

La empresa es un organismo complejo, y como tal, su actividad está sujeta a un gran número de variables. Como cuerpo vivo, sus desafíos y retos son constantes. ¿Son iguales las empresas de ayer a las de hoy? ¿Y las de hoy serán iguales a las de mañana? La respuesta es categórica: no.

El extraordinario salto al futuro producido por la tecnología y la automatización, la globalización y la movilidad conectada, el valor de las personas en las organizaciones, las nuevas guerras comerciales y las que estén por venir, generan una incertidumbre que pone a prueba el equilibrio, la resistencia y capacidad de cualquier empresa.

Un mundo económico global, con una y mil aristas, requiere de profesionales y directivos con foco y visión integral. Y los masteres executive proporcionan ese gran angular necesario en la mejora constante de la gestión empresarial.

El Executive MBA de la escuela de negocios ESIC (EMBA), con una nueva edición en la sede de Sevilla que comienza en la segunda quincena de octubre, se encuentra en el podio de los programas diseñados para directivos, mandos intermedios, empresarios y emprendedores, con experiencia profesional, que buscan "reposicionarse más allá de su actual especialización técnica o funcional, acelerar su carrera dentro o fuera de la empresa, desarrollando sus competencias y habilidades de gestión y potenciando sus perspectivas globales", según remarca la propia escuela.

El Executive MBA de ESIC es un master acreditado por la Asociación AMBA, lo que certifica su excelencia, sobre todo si se tiene en cuenta que solo el 2% de las escuelas de negocio tienen MBA acreditado. De hecho ESIC es una de las seis únicas escuelas españolas que forman parte del Executive MBA Council.

Todo ello hace que el EMBA sea un programa master posicionado entre los de mayor prestigio y reconocimiento por los principales rankings internacionales y nacionales, como lo demuestra estar situado en el Top 50 Executive MBA según Youth Incorporated, y entre los 100 mejores por QS.

Por sus distintas ediciones y convocatorias pasan más de 250 alumnos anuales a nivel nacional, cuenta con un claustro integrado por 170 profesores, profesionales en activo con una visión actual y cercana de las organizaciones y los mercados, que contribuyen con sus experiencias y conocimientos al enriquecimiento formativo de los alumnos, y de los cuales casi un 60% son doctores. Un Executive MBA que cuenta con una ratio de empleabilidad que se sitúa en el 94%.

Centrado en los estudiantes

Los datos avalan y contrastan este posicionamiento. Pero más allá de estos números consolidados, que sustentan toda una trayectoria, el EMBA de ESIC cuenta con una metodología y una estructura pedagógica que le son propios.

Como destacan desde la escuela, "la enseñanza del programa se basa en un aprendizaje centrado en el participante, guiado por profesores y tutores, para entender, practicar, reflexionar y aplicar tanto conocimientos específicos como habilidades y competencias".

El objetivo es crear un ciclo de acción –feedback –análisis –acción que apoye el aprendizaje y el desarrollo del participante en el programa. La estrategia de aprendizaje se basa en los siguientes principios: desarrollo de análisis crítico, fomento de aprendizaje independiente, orientación profesional y académica.

Para la escuela de negocios es muy importante combinar la adquisición de conocimientos con el desarrollo de habilidades y el intercambio de experiencias, fomentando una actitud proactiva para la toma de decisiones y la dirección de personas.

Así lo remarca y pone de manifiesto Emilio Clemente Pascual-Vaca, CEO de Inverjob Inversiones y Desarrollo de Negocio en el siguiente vídeo. "Cursar el EMBA me ha permitido desarrollar importantes habilidades financieras y de marketing, y me ha ayudado a mejorar proyectos que ya tenía en marcha en mi actividad y a hacerlo con un enfoque mucho más profesionalizado".

No en vano, como elemento diferenciador, el EMBA dota de una especial relevancia a las áreas de Entorno y Empresa (Dirección Estratégica), Finanzas y Marketing y Dirección Comercial.

Negociación estratégica y gestión del cambio

Junto a la visión global, al desarrollo y adquisición de habilidades que capaciten en la toma adecuada de decisiones, y a la gestión y dirección de personas, hay dos aspectos fundamentales para profesionales de empresas que apuestan por crecer y tener éxito y que ocupan un lugar central en el Executive MBA.

De una parte, la gestión del cambio como un factor tanto de adaptación al entorno y al mercado, como de diferenciación y puesta en valor de las propuestas empresariales. Sumado a éste, las habilidades de negociación estratégica en su más amplio sentido (clientes, empleados, proveedores, accionistas, etc.) constituyen el binomio que aporta savia al engranaje de toda empresa.

Y todo ello en un contexto cada día más exigente para las organizaciones, y en el que los profesionales solventes invierten en capacitación y formación continua a lo largo de su trayectoria como modo de mantenerse alerta ante nuevos retos. Desafíos que deben encararse con una perspectiva internacional y global, en el que el pensamiento crítico juega un papel muy destacado.

En esta misma línea incide la directora de ESIC Sevilla, Patricia Cuevas, en la reciente entrevista publicada por Mercados21. "En ESIC creemos que es momento de cambiar de paradigma. Si antes formábamos en empleabilidad –en conseguir un empleo-, ahora apostamos por la aprendibilidad. En obtener unas herramientas que permitan no solo conseguir un trabajo en un entorno hostil, sino también mantenerlo".

Apoyo de ESIC Emprendedores

En ESIC subrayan que si hay un gen en el ADN del EMBA que lo dota de su carácter es el impulso al espíritu emprendedor e intraemprendedor de todos los participantes. La misión es crear un marco de referencia en el que emprender forme parte natural de la actividad de la empresa. De ahí que cuente con el apoyo de ESIC Emprendedores.

El acompañamiento, seguimiento y tutorización de los participantes es igualmente un objetivo primordial para la escuela. Por eso el Executive MBA proporciona un networking, una red de relaciones de primer orden, además de habilitar para formar parte de la Unidad de Desarrollo Profesional (la bolsa de empleo de ESIC) de por vida.

Este MBA está respaldado por el programa de Becas Impulsa de ESIC, por lo que el master cuenta con hasta un 20% de cobertura del coste total, según los colectivos, y con 8 años de financiación en "condiciones preferentes".