miércoles, 12 de agosto de 2020

"Queremos ser el partner en el que confían los clientes para adaptar sus oficinas a las necesidades presentes y futuras"

Simón Chávarri, director de la empresa constructora Chavsa Simón Chávarri, director de la empresa constructora Chavsa

La empresa familiar de la construcción Chavsa ha afrontado la pandemia del coronavirus adaptando sus servicios a las nuevas necesidades de los clientes, en especial, a las empresas. Por eso ha volcado sus más de 35 años de experiencia en la creación de un sistema para adaptar de forma integral oficinas y espacios de trabajo a las necesidades del Covid-19. Conversamos con el director de la firma, Simón Chávarri, sobre las futuras funcionalidades de las oficinas, en un sector, el de la construcción, cuya parálisis es casi total. Chávarri augura oficinas con "espacios más amplios, menos comprimidos, aunque con las mismas superficies de ahora y, en muchos casos, con otras funciones".

La pandemia del coronavirus ha cambiado de forma radical el día a día de las empresas. Las medidas de seguridad y prevención sanitarias e higiénicas imponen nuevos criterios en el puesto de trabajo. ¿Cómo ha afectado esta nueva realidad al segmento de las oficinas?

Todavía es pronto para saber como va a afectar definitivamente, pero se están marcando tendencias que seguramente han venido para quedarse. La mayor distancia entre puestos de trabajo, y, por lo tanto, la menor densidad en los espacios de trabajo, las reuniones no presenciales, los puestos de trabajo no asignados, la flexibilidad horaria, compartir trabajo en oficina y en casa, todas estas tendencias van a cambiar la morfología de los espacios y la razón de su uso.

El Covid19 ha supuesto una aceleración exponencial del teletrabajo y la digitalización. ¿Vamos a un mercado de oficinas más pequeñas o a un mercado de negocios que casi no necesiten de ellas?

Las oficinas seguirán existiendo, ya que siguen siendo necesarias. Siguen siendo el punto de encuentro y de relación social, donde se crea el sentimiento de pertenencia y de equipo. La formación, la creación de ideas colectivas, la comunicación de los valores de la empresa a los clientes y empleados, serán las funciones básicas de la oficina, además de los puestos de trabajo, que seguirán existiendo, aunque sean puestos flexibles y no asignados. Auguro espacios más amplios, menos comprimidos, con las mismas superficies actuales, pero con otras funciones en muchos casos.

¿Pasaremos de un modelo de sedes empresariales a lo Google, de espacios abiertos y diáfanos, de interacción entre todos, a un modelo 'Ikeizado' en el que todo está perfectamente y racionalmente trazado, diseñado y regulado?

El modelo Google existió por que fue lo que reclamaba el mercado, lo que ayudaba a la empresa a mayor productividad y creatividad y a retener el talento, y se ha demostrado efectivo para ello. Creo que ese camino seguirá existiendo con algunas variantes, y esta crisis será un paréntesis en la evolución de los espacios. Seguirán evolucionando hacia espacios mas flexibles aún y mas atractivos, que hagan que el trabajador quiera ir a la oficina. Hoy pueden resultar más atractivos los espacios cerrados y seguros, pero creo que se trata de un tiempo de paréntesis.

Hay una oficina para cada empresa y una forma de trabajar en cada empresa, por lo que será necesario el asesoramiento de un experto

Ante este escenario, ¿cuál es el posicionamiento y la propuesta de Chavsa dentro de este segmento?

En Chavsa llevamos evolucionado de acuerdo con las necesidades de nuestros clientes durante nuestros 37 años de vida. Hoy somos un partner de nuestros clientes, que ofrecemos soluciones de diseño, construcción y equipamiento, adaptadas siempre a sus necesidades. Pienso que hay una oficina para cada empresa y una forma de trabajar en cada empresa, por lo tanto siempre será necesario el asesoramiento de un experto. Esa es básicamente nuestra labor: asesorar, diseñar construir y equipar. Darle las soluciones completas a los clientes que confían en nosotros.

¿Considera que las empresas andaluzas y españolas, la inmensa mayoría de ellas pymes, está preparada para trabajar en espacios físicos diseñados y concebidos por proyectos o será necesario un tiempo de adaptación y reinvención?

La forma de trabajar está evolucionando día a día, y más ahora, con el varapalo de la pandemia, donde se ha impuesto el teletrabajo por obligación y no como una opción pensada y planificada. La adaptación de una pyme a estos nuevos espacios y formas de trabajar es más fácil que para una gran empresa, cuya flexibilidad es menor. Otra cosa es la mentalidad de los directores de esas empresas, que conciben todavía la territorialidad en la oficina como una señal de estatus, y eso es difícil de cambiar. En ese campo todavía nos queda mucho por recorrer.

Simón Chávarri interior

Ampliando el enfoque y la mirada, la empresa es referente en el sector de la construcción con más de 35 años en el mercado. ¿Cuáles son vuestros principales objetivos en la etapa actual y postCovid?

Nuestro principal objetivo es ser la empresa en que nuestros clientes puedan confiar para adaptar sus oficinas a las necesidades actuales y futuras y acompañarlos en su crecimiento.

En consonancia con lo que nos comenta, ¿qué previsiones manejáis para este ejercicio?

Este ejercicio es muy atípico por las consecuencias de esta crisis, diferentes a las conocidas y, por lo tanto, con muchas interrogantes por resolver. El mercado está parado en estos momentos, las empresas no saben muy bien cómo y dónde van a trabajar en los próximos meses. Creo que a final de año se tomarán muchas decisiones y ahí queremos estar nosotros, con los medios y las ideas adecuadas para atender las nuevas necesidades, que seguro que van a surgir, de nuestros clientes.

El mercado está parado en estos momentos, las empresas no saben muy bien cómo y dónde van a trabajar en los próximos meses

¿Está incidiendo de algún modo las crisis sanitaria y económica en proyectos y trabajos que estéis desarrollando a nivel nacional?

Sí está influyendo, hay proyectos que se han paralizado, sobre todo en el sector Retail, otros se han desechado definitivamente y otros han continuado. En cambio han surgido otros nuevos proyectos debido a esta pandemia, sobre todo adaptación de oficinas a las nuevas medidas de seguridad, en la que estamos trabajando bastante.

A su juicio, ¿qué papel debe jugar la construcción en la reactivación y recuperación económica?

La construcción, y sobre todo la rehabilitación, es un sector con una gran necesidad de mano de obra y de alto impacto en la actividad económica, por lo que en estos momentos, cuando se prevén altas tasas de desempleo, apostar por este sector debería ser estratégico para el país.

¿El sector se está adaptando a buen ritmo a las exigencias y criterios de la Economía Circular?

En eso creo que hay bastante por mejorar. Quizás hace falta una mayor pedagogía y concienciación en este tema a todos los actores del sector. Sí que hay buenas iniciativas, sin embargo la gran cantidad de residuos que se generan y su poca reciclabilidad no deja de ser un enorme problema.