lunes, 21 de septiembre de 2020

"El papel de las consultoras y asesorías es complejo y fundamental para las empresas en estos momentos"

Patricia Ruiz, socia y directora de Consultores CyR Patricia Ruiz, socia y directora de Consultores CyR

La declaración del Estado de Alarma, el confinamiento y el parón de la actividad económica ha repercutido de forma muy intensa y directa en el sector de las consultoras y asesorías fiscales, laborales y legales. Mercados21, en colaboración con el Círculo de Empresarios de Cartuja, ha bajado al terreno para conocer el trabajo de Consultores CyR, para saber en detalle cómo ha sido este último mes de locos. Nos lo cuenta todo su directora Patricia Ruiz. Una entrevista que coincide con el anuncio por parte del Gobierno de la tan esperada ampliación en la presentación de impuestos hasta el 20 de mayo, después de la insistencia de empresas, autónomos y los profesionales de la consultoría y asesoría. Así es, y así ha sido, cualquier jornada en este sector.

¿Qué ha supuesto para la consultora la declaración del Estado de Alarma?

En CyR, desde antes del Decreto del Estado de Alarma, en previsión a las noticias que se iban conociendo, decidimos que a partir del lunes 16 nos quedaríamos en casa trabajando. Terminamos de implantar accesos en remoto de aquel personal que aún no lo tenía. Por disponer de centralita virtual, tampoco fue inconveniente, de modo que nuestros clientes no notarían grandes diferencias en la atención telefónica. Los primeros días fueron caóticos porque, aparte de acomodarnos nosotros como organización, a trabajar desde casa, en la distancia, compaginando lo personal con lo profesional, tuvimos que adaptarnos a marcha forzada, intentando asimilar la amenaza para nuestra salud con el acompañamiento a nuestros clientes ante tanta incertidumbre. Si echamos la vista atrás, después de un mes, nuestro papel ha sido difícil a la par que fundamental. Sin contar con información suficiente por parte de las autoridades, ni tener respuesta a cuestiones que se nos han ido planteando, desde el principio tuvimos claro que debíamos lanzar un mensaje de tranquilidad, de calma y de confianza en que poco a poco irían llegando medidas para paliar la situación. Sin trasladarle a nuestros clientes, la problemática que nos estábamos encontrando y con la burocracia que suponía realizar cualquier gestión que nos solicitaban. Transmitiendo en todo momento la calma necesaria.

Las presiones de asociaciones profesionales de Economistas, Asesores Fiscales, Autónomos, empresariales, han tenido su efecto y, finalmente, se ha aprobado la ampliación de plazos para la presentación de impuestos. ¿Cómo habéis acogido esta nueva medida? ¿Qué problemas os habéis encontrado con las plataformas habilitadas para ello?

Esta petición, que fue una de las primeras lanzadas por estas organizaciones, ha tardado en llegar. Y digo esto, porque justo se ha aprobado el mismo día de la presentación de las domiciliaciones de los impuestos del primer trimestre. Así que el trabajo prácticamente ya estaba hecho. Contabilidades realizadas, modelos liquidados y presentados ante la AEAT. No se ha tenido en cuenta la labor que hacemos los asesores contables y fiscales, ni los plazos existentes. No hubiese estado mal que hubieran aprobado esta medida antes, sobre todo, para que pudiésemos planificarnos mejor. Desde el 14 de marzo venimos trabajando a destajo, pendiente de la publicaciones en BOE, BOJA, estudiando, interpretando, atentos al desarrollo por parte de las distintas administraciones, que son bastantes, para no incumplir plazos, para asesorar a nuestros clientes de la mejor manera. Preparando y presentando ERTEs de suspensión y reducción de jornada, prestaciones extraordinarias por cese de actividad y siguiendo con la actividad normal de nuestro despacho. Todo ello sin ayuda por parte de la administración, totalmente colapsada. Sin atender teléfonos, correos electrónicos... Porque no nos podemos olvidar de la Campaña de la Renta, que comenzó el pasado 1 de abril, y que sigue su curso normal. En definitiva, nuestro sector no ha tenido descanso, ni el apoyo necesario por parte de las autoridades. Como somos unos luchadores y sufridores natos, aquí seguimos y seguiremos a pesar de las adversidades o las piedras que nos pongan en el camino.

La ampliación del plazo para la presentación de impuestos llega tarde, y sin oír las demandas de las empresas y los profesionales de nuestro sector desde el principio

Más allá de la compleja situación actual, ¿qué va a suponer para vuestro sector, y en especial para las empresas, los cambios que se han producido a causa de la pandemia?

En nuestro sector ya lo veíamos venir desde hace años. O te adaptas a las nuevas tecnologías, te abrazas a los beneficios de ella, o te sacan del mercado, ya sea por los clientes o por parte de las distintas administraciones. Llevamos tiempo apostando por darle un valor añadido a nuestros clientes. Que no sólo se quede en la mera tramitación o gestión. Sino en anticiparnos a sus necesidades. Por ejemplo, realizando planificaciones fiscales, controlando su tesorería, acompañándolos en la optimización de procesos internos, ofreciéndoles formación en el desarrollo de habilidades directivas y liderazgo, diseñando planes estratégicos... Nosotros, aunque seguimos avanzando tecnológicamente, teníamos ya instaurado el teletrabajo, por lo que ya habíamos avanzado algo para afrontar esta nueva situación, que según parece se va a alargar en el tiempo y puede suponer un cambio de mentalidad. Aunque volverán las reuniones y el contacto directo y presencial con nuestros clientes, las comunicaciones en remoto van a ser un factor importante a la hora de ahorrar tiempos y costes de desplazamientos, incluso un valor añadido más al ser más frecuentes con determinados clientes. Todos hemos tenido que salir de nuestra zona de comodidad. Así que ahora, más que nunca, es necesario gestionar emocionalmente todo, desde la calma, para poder tomar decisiones. Y esa calma, en parte, vendrá si se las empresas se sienten apoyados económicamente por el Gobierno. Que verdaderamente lleguen las ayudas a tiempo para poder sobrellevar este varapalo y se garantice la continuidad de los proyectos empresariales.

¿Va a ser realmente el espaldarazo definitivo de la digitalización total de los trámites administrativos? ¿Un salto para la eAdministración?

La Administración lleva años permitiendo que los usuarios, y a nosotros como colaboradores o autorizados, realicen cada vez más trámites administrativos de manera telemática. Otra de las cosas que se ha destapado con esta crisis es que, si bien las empresas sí tienen certificado digital y lo usan, porque es obligatorio, las personas a título particular no suelen tener ni usar el certificado digital. Todavía está lejos la digitalización total de la administración. Este nuevo tiempo puede servir para que se avance más rápido. Ahora bien, a pesar del avance en la digitalización, la intervención de las personas seguirá siendo imprescindible, tanto del personal de la administración o como de los asesores/as.

Y desde el punto de vista de las empresas y clientes, ¿la automatización y digitalización de sus procesos de gestión y control, la asunción de la cultura digital?

Considero que puede ser un buen momento para aquellas empresas o autónomos que aún no tengan sus procesos automatizados y digitalizados, de manera que lo hagan ahora. De hecho, ya hay ayudas por parte de la Agencia Idea en ese camino, que si bien estaban antes de la crisis, ahora han sido ampliadas y dotadas de mayores partidas presupuestarias. Analizando la realidad de la pyme, estoy convencida de que se lanzará a esta mejora digital, y lo hará en el momento en el que detecte que su negocio está a salvo. Para ello deben contar con apoyo financiero necesarios, con el objetivo de que sus proyectos vuelvan a resurgir y puedan ser viables, duraderos en el tiempo y fructíferos.

Directiva de consultoría y asesoría fiscal, ¿cómo compagina el teletrabajo y la conciliación familiar?

He de reconocer que al principio mal. Ahora lo llevo mejor. Todo es cuestión de organizarse. De saber gestionar emociones y ser flexible a los cambios, aunque cuesten. Porque, en mi caso, el socio lo tengo también en casa. Así que Javier y yo hemos tenido que compaginar la dirección de nuestro negocio, la gestión de nuestro equipo, el asesoramiento a nuestros clientes, con la atención de nuestra pequeña de seis años que requiere a cada instante de nuestra atención. En fin, es cuestión de adaptarse y aceptar esta nueva realidad.

Equipo Consultores CyR

Como mujer, ¿qué tipo de liderazgo impulsa dentro de su organización?

Mi liderazgo está basado en generar relaciones de confianza con el equipo, generar buen ambiente de trabajo, en trabajar en valores: responsabilidad, lealtad, profesionalidad, humildad, compañerismo. Motivarlos haciéndoles partícipes de los logros de la empresa, fomentando en ellos la creatividad, la generación de ideas para proyectos nuevos. Los recursos humanos son el mayor valor de nuestras empresas. Quien no entienda que esto es así, está abocado al fracaso. Tenemos que cuidarlos, y hacer que ellos nos cuiden. Que se sientan como en casa, porque ellos serán los que mejor vendan el proyecto empresarial.

Ahora lo importante es que las ayudas lleguen a tiempo para garantizar la continuidad de los proyectos empresariales

Dentro del ámbito de la consultoría y el asesoramiento, ¿cuáles son vuestras principales áreas de actividad?

CyR Consultoría Iintegral de Empresas va cumplir en diciembre 20 años de andadura. En el año 2000, tras unos años de experiencia profesional por cuenta ajena, Javier Cervilla y yo nos embarcamos en esta aventura. Quizá siendo demasiado osados, porque ninguno proveníamos de familias de abogados o asesores, pero con una visión muy clara de hacernos un hueco en una actividad bastante consolidada, pero que nos apasionaba. A base de tesón, de un alto sentido de la responsabilidad, de empeño y de pasión hemos conseguido mantenernos en el mundo de la asesoría a autónomos, micropymes y pymes. Nuestros principales servicios se centran en asesoramiento laboral, contable y fiscal, asesoramiento e intervención letrada, control financiero y de tesorería, optimización de procesos y RRHH, planificación estratégica y desarrollo habilidades gerenciales, y acompañamiento en la transformación digital.

¿Os dirigís, por tanto, especialmente a pymes y autónomos?

En el ámbito privado, el perfil de nuestros clientes son autónomos/as, micropymes y pymes de diversos sectores de actividad. Si bien estamos muy introducidos en el sector de la automocíon, los sectores de actividad son de muy diversa índole: hostelería, automoción, odontología, residencias de ancianos, ingeniería, construcción y reformas, consultoría, arquitectura, pequeño comerciantes, entre otros. Lo que primamos es captar clientes con ganas de hacer fructífero sus negocios y que aprecien el valor añadido que le podemos aportar. En el ámbito público, también prestamos servicio de asesoramiento fiscal, contable, laboral y jurídico a entidades sin ánimo de lucro que solicitan estos servicios a través de licitaciones públicas.

¿Qué número de profesionales integráis Consultores CyR y con qué capacitación cuentan?

Nuestro equipo está conformado por ocho personas con una importante trayectoria y experiencia, con alta cualificación universitaria y preparación, entre graduados y diplomados. Además, también contamos con colaboradores externos en distintas materias, en el que caso de que el cliente o el proyecto en el que estemos trabajando así lo requiera. Nuestro objetivo es aportar soluciones integrales. Componemos Consutores CyR  Patricia Ruiz Galloso, Javier Cervilla Real, Adolfo Del Toro Pacheco, Eva Vidal, Alicia Mendoza Izquierdo, Elisabeth Villa Arteaga, Beatriz Prieto y José Ángel Fernández.