viernes, 21 de junio de 2019

Beltrán Pérez: "Toda nuestra estrategia está alineada para que Sevilla sea la mejor ciudad para invertir"

El candidato a la Alcaldía de Sevilla por el PP, Beltrán Pérez El candidato a la Alcaldía de Sevilla por el PP, Beltrán Pérez

En la semana crucial y decisiva para las elecciones municipales, Mercados21 entrevista a los líderes de las dos principales fuerzas políticas, PP y PSOE. Abrimos con el líder y candidato a la Alcaldía de Sevilla por el Partido Popular, Beltrán Pérez. Rodeado de imagenes y recuerdos personales, con una perspectiva diáfana a la Avenida de la Constitución sevillana a través del ojo de buey de su despacho en el Ayuntamiento, desgrana sus grandes propuestas para la ciudad en una mañana sorprendentemente primaveral, en una primavera veraniega. Un programa de gobierno centrado en una bajada de impuestos, en la "reactivación de la actividad económica y empresarial", el empleo y el Metro. Habla con cercanía y, a petición del periodista, por extenso.

La distribución del voto en las elecciones generales fue 33% para PSOE, 18% para PP, 17% CS, 16% UP y 4% Vox. ¿Cómo encara las municipales teniendo en cuenta estos resultados?

Si hacemos un análisis cuantitativo en la capital, la mayoría de cambio en un escenario de máxima participación y crispación, que siempre beneficia a la izquierda, se ha quedado solo a un 1% en el número total de votos. Confiamos que cuando los ciudadanos vuelvan a mirar a los asuntos municipales verán que solo hay un partido que ha presentado propuestas. Propuestas avaladas por una plataforma civil, por un Consejo de Ciudad, con el objetivo de dar las mejores respuestas a los problemas de los ciudadanos. Contamos con la mejor lista electoral compuesta por un grupo de profesionales expertos en distintas materias, con personas que representan a colectivos por incluir en la sociedad. Estoy convencido de que la cercanía entre las fuerzas del cambio frente al actual statu quo de gobierno, nos va a llevar a la Alcaldía.

¿Cómo se articulan las propuestas económicas de la candidatura del PP a la Alcaldía de Sevilla?

Para nosotros el primero de los objetivos de la ciudad para los próximos 15 años es trabajar por la Sevilla de las oportunidades, de la generación de riqueza y de empleo. Hemos trazado una serie de líneas para ser competitivos a nivel andaluz y nacional, que pivota en una gran bajada de impuestos que afecta a 42 tributos, tasas o bonificaciones municipales. Una bajada muy enfocada en la actividad económica y empresarial: el Impuesto de Actividad Económica a 7.000 empresas, la desaparición del Impuesto de Plusvalía Mortis Causa (Sevilla será la ciudad más barata a la hora de heredar un inmueble), y la rebaja del IBI para usos industriales, comerciales y económicos. Esto nos hará competitivos en materia fiscal.

En un encuentro con los empresarios de la ciudad, usted hablé de isla fiscal. ¿A qué se refiere cuando habla de isla fiscal? ¿En qué se concreta?

Es propiciar en el área metropolitana de Sevilla un espacio aislado de las tormentas fiscales, con las constantes subidas de impuestos que acompañan generalmente a los gobernantes de izquierdas. Porque creemos que bajando impuestos se recauda más, se genera actividad y se promueve la llegada de nuevos inversores y nuevos vecinos a la ciudad. Planteamos una rebaja fiscal con un impacto de 23 millones de euros, pero que estamos seguros va a estimular la economía y el emprendimiento en Sevilla.

Haremos una gran bajada de impuestos que afectará a 42 tributos y tasas municipales e impulsaremos la actividad económica

¿Y cómo encaja la inversión en una planificación de rebaja fiscal?

Esta es una de nuestras grandes prioridades, ya que vamos a crear una Oficina para la Inversión que supone alinear toda la estrategia de la ciudad, y hacer de Sevilla la mejor ciudad para invertir, cosa que hoy no lo es. Acompañado de un sistema activo de promoción de nuestras empresas, empresarios y emprendedores. Abrir las puertas a la inversión público-privada para que la ciudad pueda contar con las infraestructuras necesarias. Vamos a reorientar el gasto público hacia la inversión, abierta a la participación privada, y estableceremos un plan de protección a pequeños y medianos empresarios, y un plan de simplificación normativa con una revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Hemos ofrecido una alianza a los empresarios sevillanos, pues no solo vamos a dejar hacer, sino que seremos los mejores aliados y amigos de emprendedores y empresarios, a cambio de que generen empleo de calidad.

¿En qué situación se encuentra la ciudad, según Beltrán Pérez?

Se encuentra estancada, perdiendo oportunidades a diario, espantando a la inversión, y generando un auténtico infierno a todos aquellos que quieren abrir un negocio en la ciudad, quieren invertir en ella y quieren establecerse aquí. Hay empresas con más de 500 trabajadores que han desistido de venir a Sevilla, ha habido en los últimos años inversiones millonarias que han abandonado la ciudad, y seguro que miles de negocios frustrados como consecuencia de la profusión normativa y las dificultades que la administración presenta a la inversión. La prosperidad de un negocio hoy en Sevilla se debe únicamente al milagro de la gente que trabaja sin descanso y que no cejan en el empeño. A Sevilla le hace falta un liderazgo colectivo compartido con la sociedad, en el que cada uno tenga su lugar para canalizar las impresionantes fuerzas que tiene la ciudad y dirigirlas hacia objetivos claros. Sevilla tiene que dejar de generar un movimiento circular entorno a sí misma y generar un movimiento de avance hacia la consecución de los objetivos que nos hemos marcado en nuestro modelo de ciudad.

¿Es suficiente la reducción fiscal para atraer inversión y reactivar así de nuevo el crecimiento de población en la capital?

La reducción fiscal es una de las siete grandes líneas prioritarias que recogemos en nuestro plan de ciudad. Otro de los objetivos fundamentales es la consolidación de la población y el crecimiento demográfico. A este ritmo de pérdida de población, dentro de 30 años, Sevilla dejará de ser viable en su actual configuración de servicios. Para nosotros es una prioridad ponernos a trabajar para recuperar población. Hay que tener en cuenta que es una partida en la que las ciudades actuales nos jugamos nuestras configuraciones. Si tenemos unos impuestos bajos, unos servicios de excelencia, unas condiciones laborales óptimas con generación de oportunidades para todos, y una inversión pública orientada de forma adecuada, podremos generar ese clima de vida, de actividad económica, de integración de las personas con discapacidad, de excelencia cultural, que hará que mucha gente quiera venir a vivir y a trabajar a nuestra ciudad. Tenemos grandes esperanzas en que este nuevo modelo genere un ecosistema que haga avanzar a la ciudad.

¿Hay algún modelo de ciudad similar en tamaño al que seguir?

Más que en fijarme en modelo de ciudad, quiero fijarme en actitud de ciudad. Creo que la actitud que hay en la ciudad de Málaga, les conduce a poder enarbolar un orgullo activo por lo conseguido. Hoy Málaga es mucho más que el legado recibido en herencia en su día por el Partido Popular. Quiero que el orgullo pasivo que tiene Sevilla por todo lo recibido, por cómo somos, por nuestro patrimonio y cultura, se sume al orgullo activo por lo conseguido, obtenido y ofrecido a nuestros ciudadanos, a Andalucía y España.

Vamos a ser los mejores aliados de empresarios y emprendedores, a cambio de que generen empleo de calidad

Los datos apuntan a un nuevo record en el sector turístico para la ciudad. Usted habla de la necesidad de racionalizar y equilibrar la situación. ¿Cómo pretende hacerlo?

A nuestro juicio el modelo turístico empieza a presentar un desequilibrio cuantitativo claro. Se busca que nos visiten muchas personas, pero no se busca su calidad. Entendemos que a la ciudad le aportaría más beneficio y valor un menor número de turistas con una mayor aportación en estancia media. El turismo es vital para Sevilla, pero no está dejando todo el valor añadido que debiera a la ciudad, ni en las condiciones de los trabajadores del sector. Apostamos por un turismo patrimonial, de enlaces con el sudeste asiático, iberoamericano y norteamericano, de ordenación y control de acceso al Real Alcázar, dándole fuerza y valor a la experiencia con elementos que nos hacen únicos: flamenco, toros y patrimoniales. Vamos a corregir el desequilibrio de carácter masivo de apartamentos turísticos, estableciendo zonas saturadas, decidiendo entre todos el número máximo de apartamentos turísticos por comunidad y por sector de las zonas históricas de la ciudad, creando una norma de calidad para este tipo de apartamentos. Quiero dejar claro que las zonas saturadas van a equilibrar el derecho a generar negocio a través de la propiedad privada sin desnaturalizar las zonas históricas de Sevilla. La ciudad no puede perder su alma. No podemos matar la gallina de los huevos de oro.

Entrevista Beltrán Pérez

Entre las propuestas de su grupo se encuentran la innovación y digitalización PCT. La ciudad cuenta con un referente científico y tecnológico con el PCT. ¿Cuál debe ser la evolución de Cartuja a partir de ahora?

Cartuja necesita un Plan Estratégico específico que marque cuáles son sus horizontes de oportunidad y que contenga las actuaciones que debemos desarrollar entre todos, que complemente las que realizan los buenos empresarios instalados en el PCT. Pensando en el futuro del recinto, y se lo presentaremos a los miembros del Círculo de Empresarios de Cartuja, proponemos una revisión del Plan Parcial del PGOU. Con el objetivo de proteger todo el entorno de Cartuja, de modo que cualquier desarrollo de sus suelos tenga que estar vinculado a la investigación, la ciencia, la docencia, y a la faceta cultural y turística que tiene el Parque. Cartuja tiene que continuar su desarrollo y proyección. No vamos a plantear bajo ningún concepto la creación de viviendas en la zona y cualquier tipo de desarrollo residencial deberá ir vinculado a la ciencia, tecnología, docencia e investigación.

Cartuja necesita un Plan Estratégico específico que marque cuáles son sus horizontes de oportunidad y que contenga las acciones a desarrollar entre todos

¿Habría que crear un nuevo distrito de la ciudad, el llamado distrito tecnológico?

Técnica y jurídicamente no es viable, porque necesitas población. Tampoco creo que la conversión en distrito de la ciudad vaya a resolver ninguno de los problemas del Parque Científico y Tecnológico. Cualquier eufemismo relacionado con distrito tecnológico solo esconde la incapacidad de ofrecer a Cartuja lo que necesita y merece. Si hay que establecer fondos, una unidad administrativa del Ayuntamiento para el PCT o planes de futuro como si fuera un distrito, solo es necesario la voluntad política del alcalde para hacerlo. Yo quiero ser el alcalde que apueste desde la estrategia y la planificación por él. No quiero ser el alcalde que vaya a una asamblea de los empresarios de Cartuja para hacer mucha compañía y poner sobre la mesa muy poco dinero.

Es decir, que puede haber más dinero para Cartuja.

Además de que la inversión comprometida no se ha realizado, ésta es exigua. El adecentamiento de las zonas del recinto, de la limpieza, del mantenimiento tiene que formar parte de la normalidad del funcionamiento de la ciudad, como cualquier otra zona de Sevilla. En nuestra estrategia de ciudad apostamos por la generación de riqueza en el Polo Norte de la ciudad, como un pilar fundamental, teniendo en el Puerto el Polo Sur otro gran foco de actividad. De hecho, estamos impulsando una filosofía liberalizadora en otras zonas de Sevilla y estamos restringiendo los usos en Cartuja.

Ha señalado al Puerto de Sevilla como otro de los grandes focos de actividad. ¿Hay que aparcar o abandonar el proyecto del dragado del río? ¿Hay que pensar su futuro de otro modo?

El Puerto de Sevilla es un motor para la ciudad, históricamente así lo ha sido, y que debemos aprovecharlo con mayor intensidad. Hay que abrir el río a la ciudad, hay que facilitar los usos deportivos y turísticos, y contribuir a la sostenibilidad y reforestación de las márgenes, pero fundamentalmente el Puerto tiene que ser ese foco de generación de empleo, riqueza y bienestar. Zona Franca tiene oportunidades fiscales para la instalación de las empresas. Entiendo que hay que incrementar la navegabilidad del río y que no tiene que ir obligatoriamente acompañada de un dragado de profundización, que a día de hoy tiene muchas dificultades. Esto no significa que haya que abandonarlo definitivamente. La nueva presidencia de la Autoridad Portuaria, en la persona de Rafael Carmona, persona dinámica, activa y que conoce profundamente la ciudad, que no va a jubilarse al Puerto, como otros presidentes anteriores, sino que va a ofrecer sus mejores años de servicio, van a suponer un antes y un después en el desarrollo industrial, terciario y urbanístico del Puerto de Sevilla.

PCT Cartuja, Puerto y Aerópolis son los centros neurálgicos de la actividad empresarial en la ciudad. Ante los vaivenes de las grandes corporaciones aeroespaciales, ¿cuál debe ser el acompañamiento a las empresas instaladas en el parque aeronáutico?

El sector aeronáutico puede estar amenazado por el cambio de las necesidades operativas de las aeronaves militares, pues conforme pasan los años se necesitan nuevos equipos. Las compañías aéreas también van teniendo nuevas necesidades, pero lo que veo es una gran capacidad de adaptación a las necesidades de los distintos mercados por parte de las empresas que se encuentran en Aerópolis. Junto a esta capacidad, la implicación de las administraciones es importante tanto para Aerópolis como para Airbus. La independencia tecnológica que nos han dado los proyectos de Airbus son causa suficiente para seguir apostando claramente por esta industria por parte de los gobiernos autonómico y nacional. Hay que tener en cuenta que es un sector con personal muy cualificado y con trabajos muy estables. Este es el tercer gran polo.

Usted pone énfase en un cuarto polo...

El cuarto polo es el comerciante, el taxista, el autónomo, menos identificable en cuanto a su ubicación porque se encuentra por toda la ciudad, pero que a día de hoy es el gran corazón económico de la ciudad. Dado que cerca del 80% del empleo de Sevilla es un empleo autónomo, no solo podemos poner el acento en los grandes centros, sino que hay que hacer una inmensa apuesta por nuestros emprendedores y autónomos.

El Metro es una prioridad para el equipo del Partido Popular y para el nuevo gobierno de la Junta de Andalucía

La Sevilla de la que usted habla, ¿es posible con el actual trazado del Metro?

Si tuviera que definir dos grandes necesidades de esta ciudad o elegir dos conceptos, diría empleo y Metro. Y, sin duda, el Metro, como toda infraestructura, eficaz y rápida, es una apuesta que no solo facilita el día a día de los vecinos, sino que es artífice del crecimiento económico a través de una movilidad mucho más sostenible. Las ciudades que nos están adelantando son ciudades con buenas infraestructuras de transportes y ferrocarril metropolitano. El metro es una prioridad para el equipo del Partido Popular y para el nuevo gobierno de la Junta de Andalucía.

¿Cuál puede ser la recepción de los proyectos en el nuevo gobierno central que se forme?

Si el gobierno autonómico está alineado, y ahora lo está; si hay un alcalde con liderazgo que canalice, clame y reclame esta infraestructura básica, no va a haber gobierno nacional que pueda pararlo. Madrid, Barcelona, Valencia y Bilbao han construido al menos 65 kilómetros de metro en los últimos 25 años. Sevilla tan solo 18. Es evidente que hay una deuda con la ciudad y sus vecinos, y tiene que saldarse cuanto antes.

¿Cómo se imagina Beltrán Pérez Sevilla a corto y medio plazo?

Nuestro modelo dibuja una ciudad dentro de quince años. Tenemos dos opciones: o esperar a que el futuro nos cuente cómo va a ser Sevilla en ese periodo de tiempo y toparnos con él; o diseñar e identificar desde hoy sus horizontes de oportunidad, las estrategias y medidas a seguir, y ponernos a trabajar desde ahora mismo en alcanzar esos horizontes. Creo en una ciudad que ofrezca oportunidades para Andalucía y España, con un alto índice de empleo, una ciudad pujante y líder en la comunidad autónoma, que ha sabido poner en marcha su gran capital patrimonial y cultural. Creo en una ciudad plenamente accesible para las personas con discapacidad y que puedan dar un paso al frente con la ayuda de la administración, y plenamente digitalizada en su gestión y en su tejido productivo. Una ciudad con espíritu europeo e iberoamericano, que gana población y que es motor del área metropolitana.