sábado, 18 de agosto de 2018

Carmen Castreño: "Sevilla estará entre las ciudades más atractivas para invertir"

Toda su trayectoria institucional y política ha ido siempre pareja a la economía y la empresa. Química de formación, ha pasado por las presidencias de dos autoridades portuarias: las de Ceuta y Sevilla.

Con la llegada del alcalde socialista Juan Espadas al Consistorio sevillano, éste le hizo el encargo de tomar las riendas de la Delegación de Economía y la Primera Tenencia de Alcalde. Con su hablar pausado y sus maneras suaves, se ha propuesto hacer de la capital andaluza "un nodo de atracción de inversión" y un "espacio metropolitano" en el que lo innovador también sea "vendible", más allá de la imagen de postal de la ciudad.

Gobierno nacional, economistas de renombre y algunos organismos internacionales dan por finalizada la crisis a tenor de los datos macroeconómicos. ¿Se ve el día a día del mismo color desde la responsabilidad de la gestión local?

Más que de superación real de la crisis, yo diría que estamos algo mejor para encarar el futuro. Como consecuencia de que los grandes datos económicos dibujan un escenario de mejoría, podemos hablar de una situación nueva dentro de las dificultades económicas. Pero se trata de un crecimiento lento, que no revierte el desorbitado desempleo y el alto riesgo de exclusión social. Hay demasiadas familias sin trabajo y con muchos problemas para llegar a fin de mes. Y ésta es una realidad muy seria que debemos acometer como sociedad. En mi opinión, con políticas de salarios bajos y devaluación interna crónica no vamos en la buena dirección.

¿Qué políticas, objetivos y prioridades se ha marcado el Ayuntamiento de Sevilla para contribuir a paliar esta situación que describe dentro su ámbito de competencia y de sus funciones?

Debe tenerse en cuenta que nos encontramos en un mundo interconectado no sólo en lo privado, sino también en lo público. Y que, por lo tanto, tenemos la capacidad que tenemos. Como Corporación Local, centramos nuestras políticas y actuaciones en dos ámbitos fundamentales: en la faceta social, y en la del empleo y en la generación de actividad económica. Desde lo social, prestando especial atención a las necesidades de los ciudadanos y a la vivienda. En el plano de lo económico, nuestro gran objetivo es facilitar, con todo lo que esté en nuestra mano, la creación de empleo, como consecuencia de una mayor activación económica en la ciudad.

Concrétenos medidas o proyectos dirigidos a esa activación del empleo.

Tenemos una apuesta decidida por la nueva economía y por la economía circular. Eso implica apostar por la sostenibilidad, por el medio ambiente, por una economía abierta, innovadora y social. Hemos pedido financiación a Europa para la reactivación económica desde este enfoque. Y la Unión Europea nos ha concedido 15 millones de euros para el desarrollo urbano integrado de la ciudad y su entorno metropolitano. Un proyecto que atenderá a toda Sevilla y, de manera particular, a sus barrios.

Trabajamos de forma decidida por la nueva economía y la economía circular, lo que implica aportar por una economía sostenible, abierta, innovadora y social

La ciudad y su entorno se está posicionando como polo o referente en sectores concretos como el aeronáutico, de alta cualificación y tecnología. Sin embargo, hay otros segmentos de actividad más maduros y quizá tradicionales. ¿Hay riesgo de que se produzca una fractura entre sectores nuevos y actividad más tradicional?

Cuando hablamos de innovación lo hacemos desde una concepción integral y global. Queremos colocar a Sevilla a la cabeza de las ciudades españolas donde es bueno invertir. Donde hay que invertir. Un notable ejemplo de ello es el sector aeronáutico, que nos ha convertido en un polo de primer orden, en centro estratégico de Airbus junto con Toulouse. O el caso del Parque Científico y Tecnológico Cartuja, todo un modelo de transformación de un recinto de una Exposición Universal en un espacio de innovación e investigación, y del que este año conmemoramos el 25 Aniversario de la celebración de la Expo92. Y junto a estos espacios y sectores punteros en tecnología, también contamos con muchas hectáreas dedicadas a parques empresariales que están imbricados en la ciudad, y que para este gobierno también son un activo económico y empresarial esencial. Estoy convencida de que con la colaboración público-privada, con trabajo, compromiso y esfuerzo de todos Sevilla tiene ante sí un futuro muy bueno.

El alcalde Juan Espadas inauguró la reciente Asamblea del Círculo de Empresarios de Cartuja, acto en el que usted estuvo presente. Espadas habló de una puesta al día en el recinto y de la creación de grupos de trabajo entre empresas y el Ayuntamiento. ¿Cuáles son los hitos fundamentales en la hoja de ruta del Parque Científico y Tecnológico?

Como ya destacó el alcalde ante los empresarios, Cartuja es muy importante para la economía no sólo de la ciudad, sino para la provincia y la región. Nuestro objetivo, compartido con el resto de actores del PCT, es situar al parque donde le corresponde en proyección, atracción de inversión y visibilidad. En esa puesta al día que señala ya se han dado pasos importantes. Y vamos a continuar dando más. Por ejemplo, desde el punto de vista de la movilidad, se habilitaron los aparcamientos de la banda oeste y desde septiembre funcionan las lanzaderas de Tussam. También estamos ya trabajando en el adecentamiento de distintas zonas del recinto. Celebramos, como ya he indicado, el 25 Aniversario de la celebración de la Exposición Universal del 92, un hito que no sólo va a conmemorar el pasado, sino que quiere mirar al futuro. Cartuja es un centro neurálgico que hay que dimensionar en todo su potencial.

 Carmen Castreño interior

Ha hablado de la movilidad dentro del Parque. La llegada del Cercanía a Cartuja supondría un nuevo avance en este capítulo, una actuación contemplada además en los Presupuestos Generales del Estado. ¿En qué situación se encuentra?

El alcalde ha mantenido encuentros en el ministerio, y ha puesto sobre la mesa actuaciones prioritarias para la ciudad. No vamos a estar de brazos cruzados, ni mucho menos, ni vamos a tener una actitud de verlas venir. Tenemos una lista amplia de peticiones, y no sólo en el ámbito de la movilidad.

¿Sevilla ha sido relegada de las inversiones en infraestructuras en los últimos años?

No creo que entrar en el juego de las comparativas entre ciudades aporte gran cosa a este respecto. Lo que sí es cierto es que apostamos por una Sevilla metropolitana en la que viven 1,5 millones de personas. Y, por tanto, requiere de soluciones de infraestructuras acordes a esta población. De ahí que trabajemos por soluciones de movilidad sostenibles para S-40, el metro, tranvía y cercanías, de modo que haya una mejora en la interconexión entre la ciudad y su entorno y de ésta consigo misma.

Sevilla y su entorno constituyen una área metropolitana en la que viven 1,5 millones de personas, y esto debe tenerlo muy presente el Gobierno central

Los datos muestran la gran importancia del sector turístico para la ciudad. A nivel mundial, el desarrollo tecnológico en torno a esta actividad crece de manera exponencial. Solo en el segmento de creación de apps se apunta a que generará más de 50.000 millones de euros. Además de los buenos datos de visitas, ¿se está realizando alguna acción para que Sevilla gane peso en la industria del software en materia turística?

El desarrollo tecnológico está cambiando a este sector, como a muchos otros, por completo. El Plan de Turismo se encuentra en revisión con un objetivo muy claro: hacerlo lo más global e integral posible, con un enfoque más abierto. Tenemos ante nosotros el reto de darle una nueva vuelta al sector turístico, de modo que logremos una visión más completa de la ciudad, en la que haya una mayor integración de todos los atractivos de Sevilla desde lo monumental, lo gastronómico y lo cultural. Teniendo siempre muy en cuenta todo el entorno de la ciudad. Y en este objetivo los avances tecnológicos desempeñan una función muy relevante. Hacen al turista más fácil y agradable sus rutas. Y el sector turístico debe aprovechar estas nuevas oportunidades y cuentan con el apoyo de la acción de gobierno.

¿Qué va a aportar el denominado Eje Sevilla-Málaga-Córdoba en lo que comenta?

Desde el equipo de gobierno estamos convencidos de que compartir es más eficaz y nos hace a todos más fuertes. Así que este eje, que está abierto a la incorporación de nuevas ciudades andaluzas, servirá para haya mejores ofertas en distintos sectores, no solo en el turístico. Nos permite a todos una mayor diversificación de la oferta, y mostrarnos a los demás como un extraordinario espacio de inversión.

Las universidades, escuelas de negocio, centros tecnológicos y el propio Ayuntamiento han puesto en marcha la iniciativa "Sevilla Ciudad Inteligente" para alinear las iniciativas hacia la innovación y la investigación, con una visión avanzada de la actividad económica. Pero para ello es necesario contar con profesionales y personas formadas y cualificadas. ¿Cómo casan ambos planos con las tasas de paro entre los jóvenes y los altos índices de abandono escolar?

El empleo es un objetivo irrenunciable en la revisión que hemos acometido del Plan Estratégico de la ciudad. Tenemos ante nosotros retos y desafíos muy importantes. Trabajamos por la promoción del empleo y la economía de modo que seamos capaces de armonizar las necesidades de las empresas con la formación para el desempeño laboral. Es cierto que la innovación y la tecnología son dos factores de primer orden, pero hay potencial de empleo en nichos que pueden aprovechar estos avances para sectores menos TIC, como el comercio o la nueva economía circular que ya he mencionado.

El presupuesto municipal crece este año algo más del 3% y se prevé una disminución de la deuda en 43 millones. Lejos de los 70 millones de reducción de deuda del año pasado. ¿Considera el equipo de gobierno que el margen de maniobra es bueno?

La situación financiera y económica del Ayuntamiento es buena y está dentro de lo razonable. En un presupuesto que está cercano a los 1.000 millones de euros, en una ciudad del tamaño de Sevilla, contemplar una deuda situada en la horquilla entre los 300 o 400 millones de euros, considero que es asumible y supone un lastre para la actividad de la Corporación. En mi opinión, lo que no es justificable es llegar a la parálisis total, al no hacer nada, con el fin de lograr el dichoso déficit o deuda cero. Debemos mirar hacia adelante, hacia el futuro y ofrecer soluciones a los problemas de los ciudadanos, como es el caso, por ejemplo, de la vivienda.