lunes, 20 de agosto de 2018

“A la empresa le cuesta ver la ventaja que proporcionan entidades como FAICO”

Una década de trabajo en el desarrollo de proyectos de I+D+i y en la transferencia de soluciones tecnológicas a las empresas. Diez años de evolución, crecimiento y adaptación a un nuevo panorama empresarial definen la trayectoria de la Fundación Andaluza de Imagen, Color y Óptica (FAICO) que, aunque es una entidad completamente privada sin ánimo de lucro, fue auspiciada y tutelada por la Junta de Andalucía desde sus principios, otorgándole calificación de Agente del Sistema Andaluz del Conocimiento. Años más tarde obtendría una calificación similar a nivel nacional.

 

FAICO es un centro sin ánimo de lucro especializado en el desarrollo de proyectos de I+D+i en colaboración con empresas, universidades y otros centros de investigación. Jaime, cuéntenos ¿cómo y ante qué necesidad se fundó?
FAICO se constituyó en el año 2003 como centro transversal especializado en colorimetría y óptica industrial con el fin de transferir soluciones tecnológicas a las empresas. En un principio, las primeras necesidades cubiertas fueron en el sector de las Artes Gráficas, concretamente en la gestión del flujo de color. Si bien, a partir de estas experiencias iniciales, el Centro ha ido creciendo y ofreciendo nuevas líneas relacionadas de una forma u otra con la Imagen, el Color o la Óptica.


Marcos, ¿cómo se financia una fundación sin ánimo de lucro, sin perder calidad de servicios ni personal técnico?
Desde el primer día se impuso por parte de los Patronos a los gestores de la Fundación la condición de autofinanciación y autosostenibilidad del Centro. La característica de falta de lucro de una Fundación como FAICO se traduce simplemente en que el beneficio generado en cada ejercicio no va destinado a socios propietarios de la entidad sino que se destina a la mejora del Centro (mediante nuevas incorporaciones de personal o adquisición de nuevo equipamiento), con el objetivo de mejorar la forma de llevar a cabo los fines fundacionales indicados en los estatutos, y que de forma resumida podríamos indicar que es la transferencia tecnológica hacia las empresas. Por tanto, como Fundación, no solo se evita la pérdida de calidad de servicios y personal sino que asegura la mejora continua en estos aspectos por su propia naturaleza jurídica. Es destacable la estricta condición de autonomía propia impuesta por la propia Fundación ya que ha sido la clave para que desde el comienzo, el Centro haya ido paso a paso construyendo su futuro sin ningún tipo de excesos, que podrían haber llevado a una situación más incierta a día de hoy.

Una decena de asociaciones del mundo del diseño y las Artes Gráficas conforman el patronato de la Fundación como ASAGRA, ASAGMA o AAD, entre otras. Si bien, el número de empresas privadas como Grupo Joly es más reducido. Jaime, ¿es posible que el tejido empresarial andaluz no sea consciente de la necesidad de colaborar con centros de innovación como éste para mejorar su competitividad y servicios?
Por operatividad, la mayoría de las empresas están representadas en el Patronato de FAICO a través de sus asociaciones, todas ellas privadas, pues aunque en algún momento se estudió la posibilidad de que pasaran a ser Patronos todas y cada una de ellas, por volumen de solicitudes (del orden de unas 150 empresas por asociación), se desestimó la posibilidad de tener un órgano de gobierno tan numeroso y atomizado. Sin embargo, si es cierto que desde el tejido empresarial andaluz cuesta ver la gran ventaja que pueden proporcionar entidades tecnológicas cuyos fines son precisamente la de ayudarles en su mejora de la productividad y competitividad. Por ello, ésta es una de las líneas en las que estamos trabajando actualmente. A corto plazo prevemos una ampliación de Patronato en la Fundación a través de empresas y entidades que apoyen el proyecto.

Vuestro portfolio pretende servir de nexo de unión en la transferencia de tecnología a las pymes. Jaime, ¿cómo se consigue este ambicioso propósito y cómo se conciencia a las empresas de las ventajas que reporta?
La I+D+i en FAICO siempre ha estado orientada al desarrollo y la innovación, con un enfoque directo a la implantación final de sistemas a medida en las empresas. Si es cierto que al no ser un producto cerrado y tangible que la empresa pueda visualizar desde un principio, cuesta mucho convencer a la empresa solicitante de los beneficios de estas acciones. Una vez que se tiene al menos un prototipo inicial, la empresa ya puede ver parte de las múltiples ventajas de las que se va a beneficiar. Es por ello que en algunos casos hemos tenido que arriesgar y llevar desde FAICO la iniciativa en algunos desarrollos hasta llegar al momento en el que desde la empresa se toma conciencia de las ventajas del sistema que se esté creando.

Marcos, entre vuestras principales áreas de trabajo destaca la visión artificial, las tecnologías 3D, la Industria gráfica y la gestión I+D+i. ¿En qué segmento habéis progresado con más fuerza?
Las tecnologías relacionadas con la imagen han tomado gran fuerza en los últimos años y se prevé que así sea en el futuro tanto a corto como medio plazo. Desde FAICO se transfiere tecnología en este ámbito a través de sistemas de control de calidad en la industria, novedosos sistemas de videovigilancia en entornos abiertos y múltiples servicios en el ámbito 3D. Aunque en todas las líneas estamos teniendo un constante progreso tanto de conocimiento como de servicios, podríamos identificar nuestra línea de visión artificial como la cabecera de ellas por el nivel de facturación y especialización que ha alcanzado.

¿Qué necesidades tecnológicas detectas, Marcos, en mayor medida en las pymes andaluzas?
Las pymes andaluzas tienen aún un gran recorrido dentro de la implantación de soluciones tecnológicas que mejorarían los resultados de las empresas sobre todo en el área industrial. La mayoría de los procesos de inspección o de calidad tienen una alta carga manual o artesanal que bien ralentiza la producción o no alcanza los niveles de estándares que en un mundo global como el que estamos, proporcionaría justamente un valor añadido para competir mejor en el exterior. Otras de las áreas que necesitan implantación de soluciones tecnológicas son aquellas relacionadas con el diseño tanto industrial como artístico. Desde FAICO desarrollamos una labor constante en cuanto a difusión del uso de herramientas ópticas en estos campos como son la digitalización, parametrización o impresión 3D. Por último desde el ámbito patrimonial y turístico también se pueden cubrir muchas carencias que existen actualmente mediante distintas aplicaciones relacionadas con la imagen como pueden ser museos interactivos, aplicaciones móviles, o distintos visualizadores de espacios geográficos.

Jaime, la visión artificial se ha convertido en imprescindible a la hora de aportar soluciones a protocolos de inspección, monitorización y selección en tareas de control de calidad y de automatización de procesos como por ejemplo en el sector agroalimentario para la selección por calidades. Además de éste, ¿en qué otros sectores la visión artificial aporta una mejora sustancial y por qué?
Como regla general, siempre que el proceso sea visualmente apreciable puede ser susceptible de ser sustituido por un sistema de visión artificial. De esta forma podemos incluir a la ya indicada de control de calidad y automatización de procesos, otras aplicaciones que hemos desarrollado en otras facetas industriales como pueden ser la metrología o el guiado autónomo de vehículos. En algunos casos específicos hemos desarrollado herramientas como una detectora de envolventes de herramientas para el posterior corte por láser de dicho perfil del utillaje en paneles de foam para carros de herramienta. No obstante, ya estamos inmersos en proyectos en los que vamos a trabajar en múltiples espectros, más allá del visible en el que estábamos acostumbrados a trabajar. Concretamente para fruta y verdura, vamos a desarrollar un sistema de obtención de variables organolépticas de forma que pueda ser utilizado de una forma portátil y sencilla.

Al hilo de este asunto, habéis firmado recientemente con CETEMET un acuerdo de colaboración para desarrollar proyectos enfocados al control de procesos mediante la aplicación de nuevas tecnologías de visión artificial. Marcos, ¿en qué consistirá exactamente y qué beneficios reportará?
La colaboración con CETEMET viene a unir la experiencia de ambas entidades en proyectos que se necesitan de los campos de actuación que dominan los dos centro, CETEMET en el diseño mecánico de equipos y FAICO incorporando la visión a los mismos. La mayoría de los sistemas de visión artificial cuya finalidad es el control de inspección en líneas de producción va acompañada de sistemas mecánicos más o menos complejos según la naturaleza del producto a tratar y de la línea de producción a la que va destinada. Actualmente estamos atando los últimos flecos de las primeras colaboraciones fruto de esta iniciativa.

Según lo comentado entonces hasta aquí, ¿qué balance empresarial ha registrado la Fundación en 2013 y qué previsiones planteáis para un ejercicio como 2014, Marcos?
En 2013, aún padeciendo el entorno económico existente, para FAICO ha sido el año de la consolidación puesto que se han finalizado varios proyectos de los que podremos sacar varios productos a partir de este 2014. Concretamente, nos hemos marcado varios objetivos para este 2014 entre los que se encuentra la internacionalización del Centro.

Modificado por última vez enMiércoles, 12 Marzo 2014 14:03

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.