lunes, 22 de julio de 2019

Vodafone y Orange amplían sus acuerdos de compartición de redes móviles y fijas en España

El acuerdo se adelanta al despliegue que requerirá la tecnología 5G El acuerdo se adelanta al despliegue que requerirá la tecnología 5G

Vodafone y Orange han anunciado la ampliación de sus acuerdos de despliegue y compartición de redes móviles y fijas en España. El objetivo es promover un modelo de inversión sostenible en España que permita acelerar la llegada de las redes NGA, según han informado ambas compañías.

Se trata de un acuerdo con el que ambas compañías quieren hacer frente a Telefónica, en un momento en el que el despliegue del 5G va a determinar en gran medida el avance de los próximos años. Indican los dos gigantes de las telecomunicaciones que buscan extender las nuevas redes "a los clientes ubicados en áreas geográficas más extensas y de una forma más eficiente".

El nuevo acuerdo amplía el alcanzado entre ambas compañías en 2006 y renovado en 2016, extendiendo las anteriores áreas de compartición (localidades entre 1.000 y 25.000 habitantes) a ciudades de hasta 175.000 habitantes. Se trata de un acuerdo de compartición activa sobre las redes 2G, 3G y 4G de ambas compañías y alcanzará a 14.800 emplazamientos.

La compartición activa, que ya adelantan, se extenderá al futuro despliegue de 5G, "lo que permitirá que un mayor número de clientes disfruten antes de las nuevas funcionalidades de esta nueva tecnología, tales como su menor latencia o sus mayores velocidades", aseguran.

Este acuerdo permitirá a ambas compañías mantener sus propias estrategias de red en las grandes ciudades, donde las eficiencias de la compartición son limitadas. Además, preservarán la utilización independiente del espectro de cada compañía, y cada una gestionará la optimización y calidad de su servicio de red de forma diferenciada, así comolas funcionalidades de sus respectivas redes core.

La colaboración amplía los acuerdos en banda ancha fija anteriores entre Orange y Vodafone, facilitándose mutuamente el acceso a nuevas áreas geográficas a través de acuerdos mayoristas y de compartición. El nuevo acuerdo mayorista permitirá a Vodafone llevar sus ofertas de fibra y servicios convergentes a un millón de unidades inmobiliarias adicionales sobre la red de Orange. Asimismo, ambas compañías tendrán acceso a los futuros despliegues de las redes banda ancha fija ultrarrápida de la otra parte.

António Coimbra, CEO de Vodafone España, ha manifestado que "este acuerdo es un nuevo ejemplo de la estrategia global de Vodafone para reforzar nuestra colaboración con otros operadores que compartan nuestra filosofía de inversión. Nuestro objetivo es construir la red del futuro, apostando por un despliegue eficiente y adelantando a nuestros clientes la disponibilidad de nuevas tecnologías". Además ha indicado que "este acuerdo permite, además, a ambas compañías desarrollar sus redes de forma independiente y es consistente con nuestro objetivo de ofrecer la mejor conectividad".

Según palabras de Laurent Paillassot, CEO de Orange España, "siempre hemos defendido la compartición de infraestructuras como instrumento para llegar antes y más lejos con nuestros despliegues de redes fijas y móviles. En este caso, la ampliación del acuerdo con Vodafone permite a Orange extender aún más la cobertura móvil en España, y acelerar su despliegue futuro de 5G a costes más eficientes".